Opinión

¿Pueden los partidos devolver recursos por la emergencia sanitaria?

Los partidos políticos deberán conducirse con la ruta determinada por el propio INE. | Fernando Díaz Naranjo

  • 13/04/2020
  • Escuchar

Desde hace unos días, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, desde su conferencia denominada “mañanera”, había estado haciendo un llamado a los partidos políticos para que se sumaran a los esfuerzos para enfrentar el coronavirus, COVID-19 y entregaran la mitad de sus presupuestos.

Ante la falta de respuesta, según el mandatario por parte de varios de los partidos, decidió “exhibirlos” mostrando qué partidos aceptaron su propuesta de donar la mitad de su presupuesto para atender la emergencia sanitaria. Así, de acuerdo con diversa información pública, Morena entregaría la cantidad de 785.6 millones de pesos (la mitad de su presupuesto); el PRI dijo que aceptaba la propuesta si se formaba un fideicomiso conformado con la sociedad y el Instituto Nacional Electoral (INE). El PAN y el PRD no aceptaron la propuesta en razón de que no había claridad en la propuesta del presidente, en tanto que otros partidos no se habían pronunciado aún.

Al respecto, resulta muy importante referir que el INE, a través de un comunicado, refirió que los partidos políticos nacionales que así lo determinen, en razón de la emergencia sanitaria, podrían renunciar a una parte o a la totalidad de los recursos del financiamiento público que les corresponde a partir del mes de mayo. Asimismo, precisó que los recursos de las prerrogativas ya depositadas a dichas instancias no pueden ser devueltos ni al propio INE ni ser entregados en donación o de forma directa a la ciudadanía.

Ahora bien, en caso de que un partido decida renunciar a una parte de su financiamiento público, de acuerdo a lo estipulado en la Constitución Política (artículo 41), debe mediar una solicitud por escrito al INE para que, en su oportunidad, su Consejo General, que es su máximo órgano de decisión, determine la procedencia de la renuncia a una parte o a la totalidad de dicho financiamiento.

En el caso particular de Morena, el 50% de su financiamiento para 2020 equivale justamente a la cantidad de 785.6 millones de pesos, que podría obtenerlo del financiamiento que reciba a partir de mayo y hasta diciembre próximo siguiendo la ruta ya indicada para que el INE retuviera dichas cantidades mes con mes.

No obstante, el INE hizo énfasis en que cualquier retención de recursos que realicen los partidos políticos deberá tomar en cuenta, de forma previa, la cobertura de las diversas sanciones o multas impuestas que hayan quedado jurídicamente firmes por la autoridad jurisdiccional.

Lo que seguiría, desde mi punto de vista, serían dos aspectos fundamentales. Por un lado, qué partidos políticos, con registro nacional, estarían interesados en apoyar la emergencia sanitaria y, de ser así, deberán conducirse con la ruta determinada por el propio INE; segundo, y muy importante, encontrar un mecanismo que convenza a todos los partidos para la donación de dichos recursos, es decir, si se haría a través de un fideicomiso y, de ser así, qué instancias participarían, si habría mecanismos de transparencia que dejen a la sociedad conforme ante el descrédito del que gozan los propios partidos, etc.

Independientemente de lo que determinen los partidos políticos, es importante indicar que los recursos que les corresponden y que, por determinación del Consejo General del INE, deje de depositar, en razón de la renuncia expresa a dichos recursos, se reintegrarían a la Tesorería de la Federación para que dicha instancia disponga de los mismos conforme a diversas normas aplicables.

Ahora corresponderá a los partidos definir qué ruta tomarán, pero lo más importante es que el Gobierno refuerce sus medidas, reencauce su comunicación y en particular, la del propio presidente que muchas veces va en sentido contrario a las recomendaciones de la Secretaría de Salud, de señales certeras con acciones que generen confianza como las realizadas por las autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores, pero, sobre todo, sea lo más transparente posible.

¡Hasta la próxima!

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.