Opinión

Protección de los datos y la privacidad en el ejercicio periodístico

Me sumo a la exigencia a las autoridades para tomar medidas que aseguren el libre ejercicio periodístico. | Blanca Lilia Ibarra Cadena

  • 15/06/2020
  • Escuchar

El uso de los datos personales sin el debido consentimiento o con la intención de manipulación, no solo viola la ley, atenta contra las libertades, la democracia y los derechos humanos; Fréderic Vacheron, representante de la UNESCO en México.

El 7 de junio conmemoramos en nuestro país el Día de la Libertad de Expresión, derecho fundamental que, como señala la Convención Americana sobre Derechos Humanos, comprende la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, pero que debe asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás.

Es fundamental que en un país democrático, impere la libertad de expresión, más aún frente a la emergencia sanitaria donde todos aspiramos a estar bien informados y donde las y los periodistas juegan un rol fundamental. Lo anterior, aunado a la transición hacia los medios digitales, hace que el periodismo enfrente varios retos como la exposición de datos personales sensibles y el aumento en el tráfico de los mismos, obligando a incrementar la ciberseguridad para asegurar su protección.

Tanto la libertad de expresión, el derecho a la privacidad y la protección de los datos personales, son elementos fundamentales para las sociedades abiertas y democráticas, que deben ser garantizados por igual, su actuar no puede ser ponderado uno frente al otro, por lo que se debe respetar ambos derechos.

Las y los periodistas en el ejercicio de su labor, se enfrentan de manera constante a esa ponderación, sin embargo no se pueden establecer controles previos en el ejercicio de la libertad de expresión, pero tampoco se puede informar lesionando la privacidad o divulgando datos personales sensibles como el estado de salud, que en una situación de emergencia pueden derivar en actos de discriminación.

Por ello, el periodismo responsable debe advertir y verificar tanto las fuentes como la información que difunde, para dotar a la ciudadanía de información de interés público, que coadyuve en la mejor toma de decisiones, pero priorizando en todo momento la protección de la privacidad de los actores.

Esta afrenta no es exclusiva de los medios de comunicación y de las y los periodistas, sino de toda la sociedad y principalmente de las autoridades encargadas de generar mecanismos que protejan los datos personales recolectados, así como su correcto tratamiento y utilización pues bajo argumentos de prevención y mitigación del virus, la información personal pueda ser usada para otros fines.

Desde el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INA), hemos llevado a cabo acciones conjuntas con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO México) y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, a fin de analizar los retos que enfrenta el periodismo en nuestro país que permita generar acciones para garantizar la libertad de expresión, sin dañar la vida privada, el honor y la reputación de las personas.

En ese contexto, el pasado miércoles 10 de junio, las tres instituciones llevamos a cabo la 3ra sesión del Seminario Digital: Pandemia, Democracia y Derechos Humanos, que en esta ocasión contó con la participación de académicos, periodistas y representantes de las instituciones convocantes, mesa de análisis que puedes consultar en la plataforma del INAI México en YouTube[ATP1] .

Finalmente, aprovecho este espacio para condenar los ataques en contra de periodistas que se han suscitado los últimos días y me sumo a la exigencia a las autoridades para tomar medidas que aseguren el libre ejercicio periodístico y el pleno respeto a la libertad de expresión.

 [ATP1]liga