Opinión

Presupuesto Base Cero V (La visión del país)

El México que queremos para el presente siglo implica atemperar los desequilibrios sociales y regionales heredados del modelo sectorial y centralista.

  • 23/04/2015
  • Escuchar

Tal vez la “visión de país” debió haber sido el primer tema de la serie de artículos sobre el Presupuesto Base Cero (PBC), sin embargo aún vale la pena reflexionar sobre el proyecto de nación en el que podrá fincarse el Acuerdo, Pacto, o como se le quiera llamar, para luego argumentar brevemente con respecto a las ventajas de la Planeación Regional frente a la sectorial,  duda que nos han externado algunos amables lectores.

 

La visión

En su discurso de toma de protesta, el presidente, Enrique Peña Nieto expresó: “Debemos plantearnos como objetivo ser una sociedad de clase media, con equidad y cohesión, con igualdad de oportunidades”. Junto con ello, el Pacto por México dejó claro que no hay forma de lograr cambios profundos sin amplios consensos sobre las prioridades nacionales.

 

Los firmantes del Pacto manifestaron al inicio de este documento la intención de sentar las bases para “culminar la transición democrática e impulsar el crecimiento económico que genere empleos de calidad para los mexicanos y permita disminuir la pobreza y la desigualdad social”. Las dos citas anteriores definen claramente la visión de país.

 

El México que queremos para el presente siglo implica atemperar los desequilibrios sociales y regionales heredados del modelo sectorial y centralista. Terminar con la pobreza tiene el mayor consenso, como se propuso en el número anterior de esta serie. Con estos antecedentes, no hay mucho qué discutir para coincidir en una visión de país, que se podría resumir en un México más igualitario y justo, con equilibrio regional sustentable; con una sociedad corresponsable y participativa que tenga garantizados sus derechos básicos y que goce de las condiciones necesarias para que cada mexicano pueda realizar su proyecto de vida.

 

Desarrollo Regional

La propuesta del PBC es la oportunidad para dar un giro hacia la Planeación Regional que tiene, entre otras, las siguientes ventajas frente a la sectorial:

 

  1. Permite abordar integralmente problemas complejos localizados en territorios específicos a través de la coordinación y concurrencia de recursos desde la comunidad y el municipio.

 

  1. Considera la especificidad de cada región identificando sus recursos y potencialidades, así como las oportunidades que brinda la cercanía o vecindad con otras regiones para detonar el desarrollo.

 

  1. Toma en cuenta a los colectivos sociales y su entorno, para hacerlos protagonistas y no sólo receptores de apoyos provenientes de fuentes dispersas y desarticuladas. Los programas y proyectos con enfoque Regional tendrían mayor pertinencia.

 

  1. Permite marcar horizontes de tiempo más amplios, porque no necesariamente se sujeta a las programaciones anuales y sexenales. El enfoque Regional hace posible el planteamiento de la visión a futuro de cada comunidad. Pero sobre todo ubica las necesidades sociales desde el territorio y su entorno natural, con sustentabilidad en la relación hombre-medio ambiente.

 

Por estas y otras razones, la propuesta del PBC es una gran oportunidad para romper con la tradicional planeación sectorial, descontextualizada y parcial, con miras a reorientar la política hacia el reconocimiento del territorio, que tanta falta hace a nuestro desvencijado México.

 

Y si usted, lectora, lector querido, no tienen inconveniente, muchas gracias por sus amables comentarios y aportaciones, nos leemos el próximo jueves.

 

Facebook: Pedro de Leon Mojarro

Twitter: @Pdeleonm

Sitio Web: www.pedrodeleon.mx