¿Presidente o Vocero?

Nadie puede negar que el presidente Andrés Manuel López Obrador es firme y consistente. A pesar de que muchos especialistas le han advertido sobre los riesgos en algunas de las decisiones que ha tomado desde el día que ganó las elecciones, él se ha mantenido apegado a su voluntad, convencido de que es lo que necesita para su imagen y también lo que espera la sociedad. 

Por eso, la comunicación cotidiana con la ciudadanía se mantiene inalterable.

Lee: "Mi pecho no es bodega" y otras 4 frases matutinas de AMLO.

Como en los viejos tiempos: una agenda centralizada en su persona, el uso intensivo de las #RedesSociales, colaboradores que hablan poco y casi siempre están alineados a su mensaje, la cercanía con la gente, los discursos largos (pronunciados con un ritmo pausado), el ataque sistemático a los adversarios, las frases con un sentido noticioso  y... las conferencias de medios matutinas.

¡Vamos, como si aún estuviera en campaña!

Entérate: Así será la primera conferencia matutina de AMLO.

¿Por qué tendría que cambiar, si esta fórmula le funcionó para llevarlo a la Presidencia de la República, y más ahora que tiene "las riendas del poder en las manos"? En nuestro país no existe precedente sobre las ventajas y riesgos de un modelo de comunicación como el que está llevando a cabo. Si bien es cierto que podría funcionar por lo inédito, tampoco se puede descartar que podría desembocar en un escenario poco favorable para su popularidad.

Lee también: Aleida Calleja, La #4T y la agenda de la libertad de expresión.

En los países democráticos modernos, la Vocería presidencial ha probado altos niveles de efectividad. La razón de apoyarse en un portavoz es clara y contundente. El primer mandatario debe estar concentrado en gobernar y, al mismo tiempo, permitir que sea una #Estrategia la que articule y coordine los esfuerzos de todas y todos quienes forman parte del gabinete legal y ampliado.

Te puede interesar: Vocero presidencial, ¿por qué y para qué?

El Presidente puede y debe tener un rol activo en la #Estrategia de #ComunicaciónPolítica. Hacerlo a través del contacto directo con la población, las redes sociales y los representantes de los medios tiene mayores ventajas que las campañas basadas en spots publicitarios o en los vacíos, silencios y retrasos en los tiempos de respuesta que tanto daño hicieron a algunos presidentes de nuestro país.

Te recomendamos: Vocero presidencial: cambiar reflectores, centralizar mensaje - CIDAC.

El ejercicio de gobierno desgasta

Sin embargo, está demostrado que el efecto negativo es mayor cuando la comunicación de todo el aparato gubernamental se centraliza en el Presidente. Una situación así podría afectar —directa o indirectamente— la #Transparencia y el libre flujo de información al que están obligados los servidores públicos en las altas esferas del gobierno. Desde esta perspectiva, la comunicación de gobierno debe ser concebida como una política pública.

El Presidente y su equipo así lo concibieron, sin duda.

Pero en la instrumentación que se está haciendo del nuevo modelo hay algunos problemas que tendrán que ser revisados a la brevedad, sobre todo cuando los principales indicadores de la economía, la gobernabilidad y la seguridad pública nos lleven al fin de la "luna de miel" de la Presidencia de la República con la sociedad.

Te recomendamos: Rubén Aguilar Valenzuela y Yolanda Meyenberg. La comunicación presidencial en México 1988-2012, Editorial Los Reyes.

Se ha dicho en diversos espacios y es conveniente reiterarlo ahora: la decisión de desaparecer las oficinas de comunicación de las dependencias también podría complicar el ejercicio del #DerechoALaInformación garantizado por la Constitución.

Además, el Presidente no debe olvidar que su gestión será evaluada por las acciones, no solo por sus palabras.

Si bien no hay duda de que las intenciones de reducir los costos tan elevados que ha habido en comunicación y publicidad durante los últimos sexenios son buenas, porque fueron excesivos e ineficientes, tampoco se puede negar que hay un riesgo importante cuando el licenciado Andrés Manuel López Obrador está ejerciendo, en los hechos y de manera simultánea, las funciones de Presidente y Vocero presidencial.

Te recomendamos: Mónica Mendoza Madrigal. La comunicación presidencial, en Revista Etcétera, Septiembre 24 de 2018.

¿Tiempos de incertidumbre?

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información