Opinión

Pornografía, ni para jóvenes ni para adultos

La pornografía no solamente está en relación directa con el comportamiento antisocial, sino que muchos de los que cometen actos antisociales, son ávidos lectores de pornografía.

  • 18/04/2015
  • Escuchar

El mundo occidental –primordialmente– ha sido inundado por “literatura exclusiva para adultos” que en los llamados puestos de periódicos se ofertan con sus portadas a la vista de todo el público. Los “cines para adultos” se propagan por doquier. Pasarelas de modelos en ropa interior o ropa extremadamente corta son cada día más habituales.

 

Restaurantes con meseras semidesnudas son ya casi “normales”. La desnudez de hombres y mujeres son la constante en los medios de comunicación que forman, por desgracia, la base de la educación de las sociedades.

 

Hoy día, ¡casi todo está permitido!

 

En nombre de la libertad sexual se ha derribado la barrera de la decencia, la moral y las buenas costumbres. Impetuoso nos inunda el torrente demoledor de material erótico y sexual, fotografías grotescas glorificando el incesto, la homosexualidad, el lesbianismo, el sadismo, la bestialidad y las orgías han rebasado la censura.

 

La pornografía no solamente está en relación directa con el comportamiento antisocial, sino que muchos de los que cometen actos antisociales, son ávidos lectores de pornografía, por lo que las mentes que tienen contacto con este tipo de material sexual se van corrompiendo a tal punto que podrían llegar a una situación de NO RETORNO. Tales personas necesitan sanear sus mentes evitando todo contacto con imágenes y escenas de índole sexual.

 

Lo que una persona lee y absorbe en su mente, también ayuda a determinar su actitud. Debería ser obvio para toda persona que razona cuerdamente, que sus hábitos de lectura ayudan mucho a determinar su carácter y actitud hacia la vida. Se ha dicho frecuentemente que “usted es lo que lee”. Si usted sabe lo que lee o ve una persona, muy bien puede determinar su carácter (o falta de él).

 

Los libros son vitalmente decisivos en el proceso educativo. Un solo libro puede influenciar profundamente el curso de la vida de una persona. Los buenos libros pueden elevar, inspirar y guiar al éxito y la felicidad.

 

Los padres necesitan guiar las mentes de sus hijos, dándoles una vida hogareña adecuada, materiales de lectura propios y educación correcta, ¿pero cómo hacerlo si ellos no llevan una conducta correcta? Una persona con actitud correcta no es atraída por la pornografía.

 

Démonos cuenta del peligro que representa la pornografía para todos nosotros, para nuestra familia. Disciplinémonos para evitarla.

 

Somos los responsables sobre lo que se introduce en nuestra mente a través de la palabra impresa, del televisor, el cine, la computadora o la pantalla de nuestros dispositivos móviles.

 

@plumavertical