Opinión

Por un etiquetado de alimentos de advertencia

Organizaciones de la sociedad civil, conjuntadas bajo Alianza por la Salud Alimentaria, han propuesto una reforma a la Norma Oficial Mexicana 051. | Leonardo Bastida

  • 30/11/2019
  • Escuchar

En octubre pasado, la Cámara de Senadores y de Diputados aprobaron la modificación a la Ley General de Salud para establecer cambios en el etiquetado frontal de alimentos procesados, denominado como de advertencia, para que las personas logren identificar aquellos productos en cuyos contenidos haya altos niveles de azúcar, sal, grasas saturadas, grasas trans, y puedan decidir si comprarlos o no.

Ese y otros cambios aprobados en la Ley General de Salud responden a la necesidad de garantizar el derecho a la alimentación, establecido en el articulo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Sin embargo, la ruta para lograr un cambio sustancial en materia de etiquetado de alimentos no ha llegado a su fin. Una vez aprobada dicha modificación a la Ley General de Salud, decenas de organizaciones de la sociedad civil, conjuntadas bajo el nombre de Alianza por la Salud Alimentaria, que por años han pugnado por estos cambios, han propuesto una reforma a la Norma Oficial Mexicana 051 referente a las especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados. Información comercial y sanitaria.

Esta propuesta se sustenta en 10 cambios sustanciales. El primero de ellos es que en el etiquetado frontal de advertencia se incluya la palabra "exceso" para indicar que algunos alimentos contienen altas tazas de azúcares, calorías, grasas saturadas, grasas trans y sodio.

El segundo punto señala que es necesario colocar en los empaques si un producto contiene o no edulcolorantes, y en caso de contenerlos, avisar que es un producto que debe ser evitado por la población infantil debido a que pueden desarrollar preferencias por los alimentos dulces desde edades tempranas.

A su vez, el tercer punto menciona que también se debe colocar en la parte frontal de los empaques de alimentos y bebidas no alcohólicas si estas contienen o no cafeína. Y en caso de tenerla, que sea evitada por los niños.

En cuarto lugar, se pide seguir el Modelo de Perfiles de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud, basado en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud con la finalidad de prevenir enfermedades crónicas no disponibles; está sustentado en evidencia científica e identifica a aquellos productos que exceden los límites recomendados de azúcares, grasas saturadas, grasas trans, sodio y calorías.

También se prohíbe que las asociaciones médicas o científicas recomienden productos no saludables mediante distintivos, sellos o leyendas que avalen al producto; declaración de propiedades nutrimentales y saludables a pesar de que el producto cuenta con etiquetas de advertencia, o el uso de elementos persuasivos como personajes, dibujos, celebridades, regalos, ofertas, entre otros, que sean atractivos para niñas, niños y adolescentes a fin de evitar engaños a los consumidores.

Con respecto a las tablas nutrimentales, las cuales suelen estar colocadas al reverso de los empaques, se pide que hagan una diferenciación entre los azúcares presentes de manera natural y los azúcares añadidos, incluidos aquellos jarabes y miel, azúcares de jugos de frutas o vegetales.

En este tema de azúcares, también se contempla como necesario colocar a todos los azúcares juntos y no de manera dispersa como ocurre actualmente, ya que de manera separada, la gente cobra poca importancia de las cantidades de azúcares que ingiere.

El último punto de la propuesta refiere que la información nutrimental se debe compartir por sobre 100 gramos o 100 mililitros, de manera estándar, para así permitir la comparación entre productos.

La propuesta está siendo sometida a consulta a través del sitio web de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria donde se pueden verter opiniones y comentarios con respecto a la propuesta de modificación a la NOM 051. El período de consulta termina el próximo 6 de diciembre.