Opinión

¿Por qué los debates en EU son tan atractivos?

Por: José Antonio Sosa Plata

  • 29/09/2016
  • Escuchar

El debate entre #Hillary Clinton y Donald #Trump rompió récord de audiencia mundial: lo vieron 84 millones de personas solo en televisión. Si bien es cierto que lo reñido de la competencia fue un factor fundamental, también lo es que el formato se mantiene como un modelo muy atractivo de la televisión y, hoy por hoy, de las #RedesSociales.

 

La experiencia ha sido fundamental.

 

Los debates no están en manos de los partidos ni de los corporativos de comunicación. Desde 1988 los organiza y gestiona la Comisión de Debates Presidenciales (@debates), una institución que ha mantenido la confianza y credibilidad de todos los involucrados.

 

La cobertura está garantizada.

 

La señal suele ser retomada por las principales cadenas del país, como ABC, CBS, CNN, FOX y NBC. En los últimos años, los medios digitales han potenciado el alcance a nivel global.

 

La producción audiovisual es esencial.

 

Los modelos que han generado fueron concebidos como un espectáculo de confrontación, en los que el conflicto (a través del ataque y la defensa) desempeña un rol central y en donde el contraste marcado de las propuestas es obligado.

 

Además, resaltan las siguientes características:

 

  1. Agilidad en la producción.El ritmo televisivo se logra por la forma en que los candidatos planean sus contenidos y por una dirección de cámaras dinámica y con amplios márgenes de libertad para el director.

 

  1. Moderador(a) efectivo(a). Los periodistas que son elegidos para este propósito pueden hacer preguntas directas, atajar o interrumpir a los candidatos y promover la polémica siempre que lo consideren necesario.

 

  1. Presencia de público. Aunque tienen reglas o acuerdos de no reaccionar con gritos o aplausos, no pasa nada si llegan a mostrar sus emociones. Situaciones así contribuyen a hacer el evento más interesante.

 

  1. Escenografías especialmente diseñadas para la televisión. Las estructuras, diseños, formas y colores están pensados en función de los diversos encuadres y desplazamientos de cámara (en términos de igualdad para los candidatos).

 

  1. Gráficos dinámicos. Además de ser atractivos, se utilizan para resaltar algunos contenidos o frases de los candidatos, lo que da un valor agregado a la producción.

 

  1. Entrenamiento intenso. En la mayoría de los debates se ha demostrado que los candidatos se tomaron la preparación y entrenamiento en serio. Son muchos días de trabajo intenso los que se tienen que invertir para lograr un buen resultado. El trabajo se percibe en la forma en que manejan su leguaje verbal y no verbal. También en la selección de las frases de alto impacto que utilizan y en la oportunidad para decirlas.

 

  1. Lenguaje directo y claro. Como todo buen show televisivo, el lenguaje de todas y todos quienes participan en la transmisión no se pierde en argumentos complicados ni de difícil comprensión. Todo lo que se dice debe ser entendido por cualquier persona de cualquier segmento educativo o socioeconómico.

 

  1. Pocos temas, bien definidos y concretos. La selección se hace en función de las prioridades que tiene la población y se administran en los debates de manera eficaz. Las preguntas y respuestas son en general concretas, lo que ha facilitado su inclusión para expandir el debate, con facilidad, a las #RedesSociales.

 

  1. Vestimenta y maquillaje. La selección del vestuario y el maquillaje adecuado son importantes, no sólo por el cuidado de la imagen personal de cada contendiente sino por la propia exigencia de la producción televisiva.

 

  1. Registro de reacciones. Con el objetivo de dar mayor realce a la transmisión, se permite tomar reacciones de los candidatos y también de lo que sucede en la audiencia que está presente. También es posible ver ya lo que sucede al finalizar el encuentro cuando los personajes se acercan con sus simpatizantes.

 

Existen muchos otros elementos para el análisis de lo que es o debe ser un debate atractivo. Sin embargo, es indispensable considerar que a nuestro país no le conviene copiar el modelo, dadas las enormes diferencias culturales y de consumo de medios que tenemos en relación con Estados Unidos.

 

Lo que sí debemos es revisar a fondo nuestros formatos.

 

Y desarrollar modelos más interesantes. Salvo algunas excepciones, hasta ahora los debates en México no han logrado consolidarse como programas atractivos porque las ataduras legislativas, las resistencias, los temores y la falta de profesionalismo que ha caracterizado a la mayoría de los que se han organizado no han permitido contribuir al fortalecimiento de la cultura de debate que necesita nuestra democracia.

 

Preguntas y comentarios a sosaplata@live.com

Twitter: @sosaplata

@OpinionLSR

 

| #ConsultoríaPolítica | #ComunicaciónPolítica | #Debate |

| #Debates2016 | #EEUUDecide | #DebateNight |

 

También te recomendamos:

¿Ética en las #RedesSociales?

¿Orgullosos de ser mexicanos?

> Lee más sobre el autor

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.