Opinión

¿Por qué “lo bueno” ya no emociona?

La #ComunicaciónPolítica del Gobierno de la República es una de las razones principales que explican la debacle del #PRI | José Antonio Sosa Plata

  • 30/08/2018
  • Escuchar

La campaña del Sexto Informe del presidente Enrique Peña Nieto está en prácticamente todos los medios de comunicación relevantes del país. Tendrá una pauta de 12 días. Sin embargo, el impacto en la población está lejos de lograr la efectividad que busca y necesita su gobierno.

Te recomendamos: 6to Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

Con algunas variantes, el formato de los mensajes, promocionales, infografías y gráficos es similar al de los informes anteriores. ¿Por qué habría de ser diferente si las prácticas internacionales y los manuales de comunicación es lo que indican? Pero ante la magnitud de la derrota que tuvo el #PRI en las elecciones del 1 de julio, queda la duda si la #Estrategia fue la más conveniente.

La campaña es una auténtica avalancha de información

Está estructurada en cinco ejes: educación de calidad, prosperidad, inclusión, responsabilidad global y un México en paz. El eslogan que la apoya es “Unidos haremos que lo bueno siga contando” y, en apego a lo que marca la ley, el personaje central es el Presidente de la República.

Si uno tiene paciencia y tiempo, descubrirá logros muy importantes.

En contraste, también se puede encontrar el reconocimiento de rezagos, obstáculos que no se pudieron superar y la aceptación de errores que se cometieron. En las entrevistas que algunos líderes de opinión han hecho al Presidente, sobresale la figura de un hombre que no solo defiende lo que hizo su administración, sino que pide perdón, se muestra conciliador y hasta benévolo con sus adversarios.

¡Quién lo hubiera imaginado hace algunos años!

La estrategia trata de mostrar a un personaje maduro, sensible, comprometido, sencillo y democrático. La narrativa pretende marcar diversos contrastes: entre lo que se hizo y lo que no se pudo realizar, entre los aciertos y las fallas, entre los éxitos y el porqué de los fracasos. Pero no logra emocionar. Mucho menos conmover.

Tampoco es convincente.

Entérate: "Casa Blanca" y Ayotzinapa marcaron mi gobierno.

La realidad y el mal humor social lo terminaron venciendo, lo mismo que a su partido.

Hoy, en las #RedesSociales también abundan las críticas, los cuestionamientos y las dudas. El enojo por la inseguridad, la corrupción, las promesas incumplidas y las expectativas que no se cumplieron pesan más que las muchas cosas buenas que sin duda se hicieron desde que el presidente Peña Nieto asumió el poder. Las explicaciones y justificaciones —en el marco de una campaña publicitaria— no alcanzan a minimizar el enojo de la ciudadanía.

Lee: EPN defiende "verdad histórica" del caso Ayotzinapa.

La razón es obvia, pero aún no termina de comprenderse.

La publicidad comercial y la política tienen muchos puntos de coincidencia, tanto en lo técnico como en la instrumentación y operación mediática. Pero en ambos espacios, los “clientes” tienen el poder de cambiar de marca o de producto cuando no funciona, está defectuoso, se incumple lo ofrecido o hay engaño en la promoción. La diferencia principal es que en la política, hay que esperar de tres a seis años para que la reclamación tenga una respuesta efectiva.

Lee también: El ABC de la Publicidad Gubernamental.

En unas cuantas semanas, la campaña del Sexto Informe será para la mayoría un vago recuerdo. Pero además dejará en evidencia —una vez más— que la legislación actual adolece de fallas estructurales importantes. Por un lado, que las enormes cantidades de dinero ejercidas no solo no generan un retorno de inversión en términos políticos y democráticos, sino que terminan cansando a la gente. Por el otro, que están totalmente agotados los modelos tradicionales de comunicar.

El gobierno del #PresidenteElecto tendrá que “poner sus barbas a remojar”

Hasta ahora no se puede decir si su modelo de comunicación será mejor que el actual. Lo cierto es que en un par de meses se han cometido muchos errores y ya se vislumbran otros que tendrán repercusiones negativas. Destaca la centralización que se pretende hacer con el aparato de comunicación social del gobierno federal.

Te sugerimos: Publicidad oficial y la ¿nueva? relación con los medios.

La ventaja para el nuevo gobierno es que el #PRI y la actual administración agonizan.

La llamada “luna de miel” seguirá vigente por muchos meses. Lo hará, parafraseando las palabras de la presidenta del #PRI, Claudia Ruiz Massieu, hasta que la ciudadanía diga "así no me gusta, hay que cambiar formas, hay que cambiar fondo".

También puedes leer: ¿Por qué seguimos de mal humor?

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata | @OpinionLSR | @lasillarota


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.