Opinión

Pocas candidaturas independientes en la CDMX

La ciudadanía de la Ciudad de México merece una Constitución de avanzada.

  • 18/03/2016
  • Escuchar

Para el inédito proceso de selección de las sesenta diputaciones que serán seleccionadas por la ciudadanía de la Ciudad de México, los ciudadanos deben optar por emitir su voto por alguna de las fórmulas registradas por los partidos políticos o bien, hacerlo por una candidatura independiente.

 

De conformidad con el artículo transitorio Séptimo, apartado A del decreto de reforma, solamente podrán ser registradas hasta 60 fórmulas de candidaturas independientes para contender por una diputación en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

 

Con la finalidad de implementar la reforma para elegir a 60 de 100 integrantes de la Asamblea Constituyente, el Instituto Nacional Electoral emitió diversos acuerdos para regular el proceso de registro, emitir la convocatoria, determinar el catálogo de estaciones y televisoras con cobertura en la ciudad que transmitirán los spots de partidos y candidatos para esta elección.

 

En relación con las candidaturas independientes el procedimiento previsto para la etapa de presentación de las manifestaciones de intención de obtener una candidatura por esta vía culminó el pasado 1 de marzo. Se presentaron 74 manifestaciones de intención, conformadas por 69 hombres y 15 mujeres. La lista se encuentra integrada por el 80% de hombres y el 20% de mujeres.

 

El bajo número de manifestaciones de interés presentadas para obtener una candidatura independiente tiene una sola explicación: la cantidad y complejidad de requisitos que se exigen a los ciudadanos para que, sin estructura partidista, logren lo que muchos candidatos de partidos no conseguirían por sí mismos para lograr una candidatura independiente.

 

¿Qué sigue en este proceso? Con posterioridad al cierre del plazo para notificación al INE de los aspirantes a una candidatura independiente, ahora nos encontramos en la etapa crucial del procedimiento en la que los aspirantes deben recabar los requisitos exigidos por la norma y los acuerdos aprobados por la autoridad electoral para conseguir su registro como candidatos independientes, a más tardar el 31 de marzo.

 

El plazo para presentar la solicitud de registro de las candidaturas independientes se encuentra previsto del 1 de marzo al 5 de abril. Sin lugar a dudas, el requisito más costoso es recabar el apoyo de 73 mil 792 ciudadanos, que corresponde al 1% de la lista nominal de electores de la capital del país. Más de un Estadio Olímpico Universitario de CU a toda su capacidad (42,000), dos veces el Estado Azul (36,681) o un poco menos que el cupo del Estadio Azteca (98,500).

 

El alto número de firmas exigido no parece ser razonable para estas candidaturas en el caso de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, en virtud de que esta Asamblea tiene un único propósito: darle a la ciudad su primera Constitución. No tendrán ninguna otra función y, por ese sólo hecho, el requisito no parece proporcional a la encomienda.

 

Con solamente 74 fórmulas que obtuvieron su constancia como aspirantes a una candidatura independiente y diversos requisitos por cumplir, el panorama es poco favorecedor para lograr los sesenta espacios que la reforma prevé para la ciudadanía por la vía de las candidaturas independientes y mucho menos para lograr una integración paritaria de esa asamblea.

 

La ciudadanía de la Ciudad de México merece una Constitución de avanzada, que garantice los derechos humanos así como una aplicación progresiva y extensiva de los derechos y que apuntale los avances con los que hoy contamos los ciudadanos que habitamos en la capital del país, y en ese proceso las y los ciudadanos tienen mucho que decir.

 

@C_Humphrey_J

@OpinionLSR