Opinión

PHotoEspaña 2020, la mirada frente al virus

PHotoEspaña es un buen pretexto para ver lo que significa resiliencia, para salir del encierro de manera virtual. | Ulises Castellanos

  • 26/06/2020
  • Escuchar

Con enorme gusto les comparto la alegría de saber que en estas horas se inaugura la nueva edición de PHotoEspaña XXIII, y es una doble celebración, porque no solo sigue vivo este festival de foto, que desde mi punto de vista es uno de los mejores del mundo, por su diversidad y capacidad de convocatoria, sino que adicionalmente es una señal clara de la recuperación social de nuestros hermanos en España. La vida sigue.

Conozco ese festival desde hace unos 15 años y he tenido distintas participaciones con ellos en otras ediciones. Claude Bussac su directora es una mujer excepcional, inteligente e incansable que ha logrado consolidar este Festival, sin dementar su calidad año tras año.

La última vez que anduve por allá en Madrid, fue hace un par de años, en el 2018, donde por cierto coincidimos con la estupenda fotógrafa mexicana Liza Ambrossio, hoy radicada en París y de quien ya les he hablado sobre su trabajo, en este mismo espacio.

Este Festival celebra, sin duda una de sus ediciones más especiales, derivado de la pandemia global que ha dejado casi 30,000 muertes por covid-19 en este trágico 2020. Obvio el Festival no podía mantenerse ajeno a este tema y por ello abre precisamente con 50 exposiciones en 50 ciudades de la península que dan testimonio de esta pesadilla.

Las muestras serán al aire libre, “como reivindicación y homenaje al papel que balcones y ventanas han jugado en los últimos meses, llegarán a 50 ciudades de todo el país, poniendo más que nunca de manifiesto el potencial de la fotografía como elemento de comunicación y cohesión social. Miradas anónimas y profesionales sobre el confinamiento confluirán en esta edición”. Así lo describen ellos en su sitio web.

#PHEdesdemibalcón es el titulo emblemático de esta muestra que recibió más de 63 mil imágenes tan sólo enviadas desde Instagram. Autores en su mayoría anónimos que reflejan la potencia de las redes sociales y la absoluta masificación del quehacer fotográfico en el mundo. Las 50 muestras serán al aire libre lo que permitirá verlas con riesgo mínimo de contagio.

Aquí les presento una imagen de Ana Corrales, se trata de un Niño con capa de superman, parado en el pretil de su ventana, en una postal que refleja el encierro y la esperanza al mismo tiempo. Si bien es una imagen sencilla, se trata en su mayoría de ciudadanos que nos son profesionales, y de eso va su Expo principal.

Estas son algunas de las ciudades donde se podrá ver este trabajo: Barcelona, Cartagena, Córdoba, Cuenca, Granada, Ibiza, León, Sevilla, Valencia y Madrid, por supuesto. Imagino que miles se darán cita en estas horas para ver, verse y reflexionar juntos sobre lo que hemos vivido a partir del confinamiento. Sin duda, una propuesta alegre para aliviar el encierro y recordar lo frágil que podemos ser.

Por supuesto, lo anterior es sólo la Expo de apertura, el festival se extenderá hasta octubre y contempla múltiples actividades y exposiciones colaterales. Por ejemplo la reflexión visual de los autores de Magnum sobre el cuerpo humano, o lo mejor de la  fotografía japonesa de los años 50, entre otras propuestas.

En la muestra colectiva de Magnum, la emblemática agencia documental que fundó Robert Capa en 1947, incluye la mirada de Philippe Halsman, Susan Meiselas, Antoine d’Agata, y la española Cristina García Rodero entre otros. En Barcelona, se podrá ver la obra de Paul Strand, uno de los impulsores de la “straight photography” que se inaugurará en el nuevo centro de fotografía de aquella ciudad.

La Casa de América, ahí frente a la rotonda de la Cibeles presentará Antártida negra, de Adriana Lestido, “un trabajo de exploración exterior e interior fruto de la expedición de la fotógrafa a la Antártida en febrero y marzo de 2012”. El trabajo de esta fotógrafa argentina es muy original, no deberían perdérsela si van por allá.

Además, la mirada cubana también se hará presente a través de los fotógrafos emergentes seleccionados en el pasado revisión de portafolios que se llevó a cabo en isla los días 30 y 31 de octubre de 2019 en la Fototeca de La Habana.

Por último, entre lo más destacado de esta nueva edición de PHotoEspaña, vale la pena subrayar otro trabajo derivado de la epidemia mundial con la que arrancamos este 2020, se trata de Tiempo detenido, Memoria fotográfica del confinamiento “cuarenta fotógrafos que exploran la experiencia del confinamiento en España a través de diferentes miradas y voces narrativas. Un proyecto colectivo en formato de libro y también en exposición digital, que reunirá en la web del festival estos trabajos”. Asómense para ver el menú completo.

Así las cosas, PHotoEspaña es un buen pretexto para ver lo que significa resiliencia, para salir del encierro de manera virtual o para quién lea esto en España, darse una vuelta por allá y romper con la rutina de la cuarentena para volver a encontrarnos con el otro. “La vida en suspenso ha arrollado nuestras prisas y ha dejado imágenes que pasarán a formar parte de nuestra memoria”. Por ello es importante volver a la nueva normalidad con ánimo renovado, valentía y coraje para seguir enfrentando los retos que la vida nos impone. Celebremos la vida pues.

Nota: No olvido el tema pendiente de nuestra crisis en la industria de medios en México. Retomaré sin falta el tema en la próxima entrega. Por hoy, disfruten.



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.