Opinión

¿Perder la Ciudad de México?

Ni López Obrador ni Morena consideran la posibilidad de perder la Capital de la República. | Fernando Díaz Naranjo

  • 07/10/2019
  • Escuchar

Uno de los principales bastiones políticos de la llamada izquierda mexicana ha sido, sin duda alguna, la Ciudad de México desde que, en 1997 a través de elecciones democráticas efectuadas por primera vez en el otrora Distrito Federal, ganara, Cuauhtémoc Cárdenas.  Desde entonces, primero con el PRD y ahora con Morena la izquierda lleva gobernando esta Ciudad Capital por más de 22 años.

Durante este tiempo recordemos que justamente Andrés Manuel López Obrador fungió como Jefe de Gobierno entre el año 2000 y 2005; posición que ganara con la entonces Coalición Por el Bien de Todos que aglutinó a los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo (PT) y Convergencia hoy Movimiento Ciudadano (MC).

Bajo este contexto, ¿podría perder la "izquierda" encabezada por Morena la Capital de la República en algún proceso electoral?

Para poder responder esta respuesta primero hay que señalar enfáticamente que Morena no tiene entre sus objetivos perder la Ciudad de México -y menos López Obrador- por muchos motivos, de los cuales apunto sólo algunos:

· La Ciudad de México representa el centro del poder político, económico y social de la República Mexicana.

· Ha sido el principal soporte de López Obrador.

· Ha sido la entidad donde la izquierda se fue posicionando como punta de lanza del centro hacia el resto de las entidades federativas.

· La Ciudad de México fue un referente importante y fundamental para la construcción del partido político Morena.

· Sería un mal mensaje que Morena pudiera perder la Capital del país, cuando gobierna la República mexicana desde el Ejecutivo Federal.

· La Ciudad de México concentra la segunda entidad con mayor población electoral.  De acuerdo con datos púbicos del INE, en el país existen casi 90 millones de electores de los cuales más de 7 millones 600 mil electores radican en esta gran urbe.

Consecuentemente, queda claro que ni López Obrador ni Morena tienen considerado la posibilidad de perder la Capital de la República.

Sin embargo, empiezan a darse algunos indicadores que, de persistir, pudieran convertirse en votos negativos para Morena en unas próximas elecciones y, las que están más cerca son justamente las de 2021 que empatarían con las elecciones federales para la renovación de la Cámara de Diputados.

¿Cuáles son estos indicadores que, si no se les pone atención, pueden poner en aprietos no sólo a Morena sino al propio presidente de la República?  Comparto en esta ocasión sólo uno: la mala estrategia instrumentada para abatir la inseguridad.

1. Una encuesta llevada a cabo por el Diario El Universal y publicada a finales de junio, ya marcaba desde junio de este año, una desaprobación constante en la forma como la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ha desempeñado su cargo.  Esta medición, entre otros rubros, marcaba que, en diciembre de 2018, un 55.9% de la población de la Ciudad de México aprobaba la forma de gobernar de Sheinbaum por un 15.4% que la desaprobaba. Para junio esta perspectiva cambió radicalmente: un 39% aprobaba su gestión por un 42.8% que no.

Estos datos son atribuidos principalmente, según la misma encuesta, a los malos resultados obtenidos en el combate a la delincuencia en la Ciudad de México.

2. Estos registros van de la mano con el Ranking de Incidencia Delictiva 2019 que publica Animal Político a finales de septiembre. Según esta información, la tasa delictiva en la Ciudad de México por cada 100 mil habitantes es de mil 874, colocando a nuestra capital en el cuarto sitio nacional con números rojos.

Otros registros de este Ranking ubican a la Ciudad de México con números nada alentadores.

3. Los datos reportados por la propia Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, el Semáforo Delictivo Nacional, el INEGI, entre otros, refieren que, en varios casos la incidencia delictiva no ha disminuido, al contrario, en diversos rubros inclusive se ha incrementado.

4. De acuerdo con Consulta Mitofsky, la aprobación del presidente de la República López Obrador, ha disminuido en esta Ciudad Capital. En septiembre de este año registra una aprobación cercana al 60%, debajo de la media nacional que está referida a un 63%.

Como podemos observar, una de las principales demandas de la población ha sido y sigue siendo su seguridad que, como podemos observar, a 10 meses de gestión de la presente administración de la Ciudad de México, ésta no se ha logado.

Estoy seguro que estos y otros análisis los conoce la Jefa de Gobierno, por lo que no extraña la renuncia de Jesús Orta, a la Secretaría de Seguridad capitalina.

En este sentido, la seguridad debe ser el primer referente de acción, no el único, del gobierno de la Ciudad de México si no quiere estar en riesgo para la elección de 2021; es decir, de persistir los malos resultados sí podría existir la posibilidad de que Morena pierda algunas posiciones en el Congreso local y en algunas Alcaldías de la Ciudad en 2021 o bien, inclusive perder la Jefatura de Gobierno para 2024.

¡Hasta la próxima!