Opinión

¡Partidos van, partidos vienen!

Desde la conformación del otrora IFE, han perdido su registro un total de 22 partidos políticos. | Fernando Díaz Naranjo

  • 19/10/2020
  • Escuchar

De acuerdo con lo establecido en la legislación electoral federal, los partidos pueden perder su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE), bajo los siguientes supuestos:

• Que no participen en un proceso electoral ordinario;

• Que no obtengan en una elección ordinaria anterior, el 3% de los votos de las elecciones para presidente, senadores o diputados federales;

• Que incumplan con los requisitos necesarios para obtener su registro;

• Que cometan faltas graves y sistemáticas a la normatividad electoral, en razón de las consideraciones que determine el Consejo General del INE, su máximo órgano de dirección;

• Que los miembros de dicha institución política determinen declarar disuelto el partido, y

• Que se fusionen con otro partido político.

Desde la conformación del otrora Instituto Federal Electoral y la realización del primer proceso electoral organizado por dicha instancia, han perdido su registro un total de 22 partidos políticos. Los institutos políticos que recientemente perdieron su registro fueron dos, justamente en la elección federal de 2018.

En dicha elección participaron nueve partidos políticos, a saber: el Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC), Partido del Trabajo (PT), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido Nueva Alianza (NA) y el Partido Encuentro Social (PES).  

En este sentido y luego de los resultados de la elección de 2018 el PES perdió su registro en septiembre de 2018 en razón de que obtuvo el 2.78% de la votación emitida en la elección presidencial; 2.43% en la elección de senadores, y 2.50% en la elección de diputados.

Por su parte, el Partido Nueva Alianza, también perdió su registro en septiembre de ese año, toda vez que en la elección presidencial obtuvo 1.02% de la votación emitida; en la elección de senadores 2.41% y 2.58% en la elección de diputados.

Ahora bien, de cara a la elección de 2021 y luego de un largo proceso, aplazado aún más por la emergencia sanitaria por la que atravesamos, 6 organizaciones en principio, habían pasado a la parte final para buscar su registro como partido político nacional. Dichas organizaciones son: Grupo Social Promotor de México, Redes Sociales Progresistas, Libertad y Responsabilidad Democrática, Fuerza Social por México, Fundación Alternativa, y Súmate a Nosotros. Finalmente, el INE determinó a principios del mes de septiembre otorgarle su registro al Partido Encuentro Solidario.

En consecuencia, diversos actores políticos recurrieron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para demandar lo que a su derecho consideraron conveniente. 

El Tribunal Electoral, luego de intensas discusiones entre sus magistradas y magistrados, determinó otorgar el registro al PES, pero también, revirtió la decisión del INE y estableció otorgar registro a otras dos Organizaciones: Fuerza Social por México y Redes Sociales Progresistas.

Con este camino recorrido por múltiples Organizaciones Sociales que buscaron obtener su registro como partido político nacional, finalmente tres lo lograron. Con ello, para la elección en puerta podrán competir 10 partidos políticos en total.

Ahora bien, independientemente si compartimos o no la ruta, o lo resuelto por el Tribunal Electoral, este es el esquema de opciones con las que se enfrentará la ciudadanía en la elección de 2021.

Faltará ver qué alianzas, bajo las figuras de coaliciones determinan los partidos políticos, con excepción de estos tres nuevos partidos políticos que, por ley, en su primera aparición electoral tendrán que competir por sí solos y demostrar, al menos, que tienen la capacidad de lograr el umbral mínimo de votación. 

La ciudadanía tiene con su voto la última palabra.

¡Hasta la próxima!

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.