Opinión

Paridad sin violencia

Apenas una decena de mujeres han sido nombradas ministras y nunca más de dos han podido integrarse al mismo tiempo. | Carla Humphrey

  • 09/12/2019
  • Escuchar

La primera semana de diciembre ha sido importante para las mujeres en nuestro país. Dos son los principales temas que dan cuenta de este avance uno, en el Poder Legislativo y otro, en el Poder Judicial.

En la Cámara de Diputados y Diputadas se aprobó, gracias al esfuerzo y trabajo dedicado y constante de diputadas de diversos partidos políticos, la iniciativa por la que se reforman y adicionan diversas leyes para tipificar la violencia política en razón de género. Los temas abordados en este conjunto de iniciativas empezaron a ser materia de discusión por la legislatura pasada en el Senado y la Cámara, en las que se presentaron decenas de dictámenes e iniciativas en materia de paridad de género y violencia política que nunca vieron la luz. Esta semana se aprobó el dictamen conjunto que da cuenta de 9 iniciativas en materia de género.

Entre los temas más importantes de esta reforma está la definición de violencia política, la inclusión del delito de violencia política en razón de género en la Ley General en Materia de Delitos Electorales, así como las sanciones aplicables, medidas cautelares, las obligación para que las autoridades cumplan y hagan cumplir el principio de paridad de género, así como la identificación de las personas que puedan cometer violencia política en contra de las mujeres.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó este dictamen en lo general y en lo particular, ahora es turno del Senado conseguir que en este periodo legislativo puedan aprobarse las reformas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos Políticos, La Ley General en Materia de Delitos Electorales, la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República y la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

Por otra parte, la Suprema Corte de Justicia de la Nación estará integrada por primera vez en la historia de nuestro país por tres mujeres. La integración de un mayor número de mujeres a este espacio, el más alto dentro del Poder Judicial, ha sido muy lento y ha estado alejado de los mecanismos de aceleración para que las mujeres logren ocupar los escalafones más altos dentro del poder judicial. Apenas una decena de mujeres han sido nombradas ministras y nunca más de dos han podido integrarse al mismo tiempo.

Tres ministras de once que integran el Pleno, es un número muy alejado de la paridad pero permite augurar que el máximo tribunal de nuestro país y nuestros legisladores y legisladoras están convencidos en abrir estos espacios, y el Poder Ejecutivo en hacer las propuestas que permitan materializar la integración demás mujeres a los espacios de decisión pública en nuestro país.

Ambos temas son buenas noticias para las mujeres que luchan por espacios más igualitarios y libres de violencia desde los que puedan contribuir a guiar el destino de nuestro país para conseguir no sólo la igualdad sustantiva sino que cada persona pueda elegir libremente y concretar el plan de vida que se ha trazado.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.