Opinión

Para la que gane Cuauhtémoc: la batalla que se avecina

Cuauhtémoc es centro y vida de la pluralidad del país y si alguno de los candidatos no lo asume así, sería mejor que se retirara de la contienda. | Ana Villagrán

  • 01/04/2021
  • Escuchar

Un escenario complejo se avecina para la demarcación centro de la ciudad. Tras un movimiento difícil de leer se le negó la reelección al actual alcalde, el Mtro. Néstor Núñez para darle la bienvenida de vuelta a una mujer que ha crecido gracias a las bases que dejó en Cuauhtémoc, la diputada con licencia Dolores Padierna, quien al ser de Morena acabará anteponiendo sus intereses partidistas a las necesidades de la demarcación, pero ante esta batalla electoral, del lado de VaXMéxico tenemos a Sandra Cuevas, una fuerte líder social, quien dará la batalla para arrebatarle a los guindas su joya de la corona. 

Siendo así vale la pena enseñarle a los lectores la manera en la que cualquiera de estos personajes recibirá en agosto de este año una de las demarcaciones más importantes de la Ciudad de México. 

Hay que decirlo, nadie que ha gobernado Cuauhtémoc se salva de las observaciones que cualquiera con ojos, podría hacer de nuestra valiosa demarcación. Tanto el Alcalde que aún gobierna como la que busca sucederlo, de su fuerza política, han ostentado cargos en distintas administraciones que han corrido y han dejado al Corazón de México, en la forma en la que está hoy, y ambos han pertenecido a los terribles gobiernos de izquierda que trienio tras trienio han hecho de esta demarcación un botín político y electoral, reino del desorden y la basura de los ambulantes; así como un sinfín de colonias ignoradas –solo visitadas en vísperas electorales–. 

Como Concejala he compartido muchas experiencias directas e indirectas con la administración actual, donde encontramos sobretodo funcionarios públicos rebasados por sus propios liderazgos, lealtades y capacidad operativa más allá de lo que realmente pueden realizar. Mucho se prometió en tema de reordenamiento del comercio ambulante, de erradicar la corrupción o de cambiar la realidad violenta de muchas colonias, pero no se logró

Si la gente de Morena que nos gobierna fuera capaz de dejar sus filias y compromisos políticos de lado, podría dar más por esta demarcación de lo que actualmente está dando. Necesitamos un gobierno que nos haga avanzar, que escuche e integre realmente a la oposición (que para eso se creó el Concejo), y que acepten la realidad de las cosas tal como son, no como les conviene que parezcan que son. Si van a tomar acción por lo que ha prometido y si van a defender primero a los de Cuauhtémoc, por Cuauhtémoc para Cuauhtémoc, podríamos creer en un cambio pero si no, difícil camino nos queda a los vecinos y vecinas.

Administrar no es gobernar. Y esto es algo que debe repetir la persona que gane esta demarcación

Administrar a los ambulantes no es gobernar.

Administrar a las mafias que extorsionan establecimientos y pequeños y medianos negocios, no es administrar. 

Administrar y desmantelar a las Territoriales que son prácticamente de adorno tampoco, es gobernar.

Por su parte, Dolores es sin duda una mujer emblemática. Como cualquier personaje de la izquierda tiene MUCHA cola que le pisen. Pero Dolores es una escuela. No importa por donde la mires. Cualquier mujer que crezca en política puede o tiene que admitir que no es fácil abrirse camino en esta profesión, pero ella lo ha hecho con base, sí, en cosas turbias, pero también en mucha entrega social. No puedo ni quiero ocultar que admiro la capacidad que tiene para conectar con otros. Sin embargo, poco se puede hacer para olvidar al Lobohombo y sus 22 muertos, o de predios adueñados por grupos delictivos que operan, según afirman, bajo su protección y que con su anterior administración comenzaron los cobros de uso de piso en este territorio. 

Con la actual diputada con licencia, ex Delegada y esposa de señor de las ligas, ahora en la contienda por la candidatura por la Alcaldía de Cuauhtémoc para el 2021, se inaugura lo que podría decirse “la campal que se avecina”. Todo parece indicar que la izquierda en la demarcación se va a dividir y va a haber escenarios complejos para ellos. 

Por mi parte, veo con excelentes ojos a Sandra Cuevas que, siglada por el PRD pero acompañada de PRI y PAN, parece ser el respiro que muchos y muchas de nosotras buscamos. Una mujer sin ataduras que pudiera hacer las cosas necesarias para cambiar los escenarios del corazón de la ciudad. 

En lo que inician las campañas solo nos resta levantar la voz para que la que gane o la que regrese tengan bien claro que:

Cuauhtémoc es la reina de los baches.

Cuauhtémoc es un tianguis, el comercio en vía pública ESTÀ DESCONTROLADO.

Cuauhtémoc es el centro de la impunidad, y las extorsiones SE DAN TODOS LOS DÌAS.

Cuauhtémoc es destruido en las marchas.

Cuauhtémoc es moneda de cambio en el tema presupuestal.

Cuauhtémoc, NO tiene diputados que trabajen por Cuauhtémoc

Cuauhtémoc esta creciendo en la indigencia, el trabajo infantil y la prostitución de menores.

Cuauhtémoc es un centro de abandono animal y poca protección animal.

Cuauhtémoc es una demarcación abiertamente a favor de la comunidad LGTTTIBQ (lo que nos enorgullece) pero deja que se comentan crímenes de odio en sus calles.

Cuauhtémoc no cuida a sus comercios o empresarios, permite extorsiones y ataques directos 

Cuauhtémoc es de los cuauhtemenses o cuauhtemeños –inserte el gentilicio correcto aquí– no de lo que quede bien hacer o decir para AMLO, de lo que quede bien o no ignorar para Sheinbaum. 

Que le quede bien claro a la persona que vaya a quedar. Morena llega a la contienda con mucha responsabilidad acumulada. Muchas cartas a explicar. Que entiendan que Cuauhtémoc es más que un botín electoral para su cúmulo de izquierda almacenada. Cuauhtémoc es centro y vida de la pluralidad misma del país y si alguno de los candidatos no lo asume así, sería mejor que se retirara de la contienda. 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.