Durante esta temporada electoral con la palabra "encuesta" encontraremos muy diversos ejercicios estadísticos, que podrían clasificarse en dos tipos básicos: encuestas científicas a todo el electorado y cómputos de opiniones y preferencias de un segmento auto-elegido de personas. Comencemos viendo qué son estos cómputos de preferencias en general.

Cómputos de preferencias


Cuando se establece algún procedimiento para el acopio y cómputo de respuestas de parte de una población a una pregunta determinada, estamos ante algo que se puede llamar una "encuesta". Eso no significa que toda "encuesta" sea un ejercicio científico. Las más de las veces se trata solamente del cálculo de porcentajes de las respuestas dadas por un grupo específico de personas que no representa en forma alguna al universo al que se pretendería conocer.

Si alguien hace una "encuesta" entre los alumnos de una clase, claro que se pueden obtener porcentajes de qué parte de quienes responden prefiere a uno u otro candidato, pero eso no significa que este resultado muestre las preferencias que tiene todo el electorado.

"Encuestas" por internet


De igual manera, cuando alguien coloca una pregunta en el ciberespacio, abiertamente o a través de una red social, y acopia respuestas, estará encontrando solamente la distribución de preferencias del segmento de la población que cuenta con conexión a la red mundial, la utiliza, accedió al lugar donde se ha colocado la pregunta y se interesó en responderla. Así, los resultados que se obtengan representarán solamente a esa parte de la población y no al conjunto del electorado.

Más de la tercera parte de los ciudadanos no podrán participar por no tener una conexión y la mayoría no se expondrá a la pregunta o decidirá no atenderla. Y lo que es más: dado que es típico que los menores se registren como mayores en la red, será muy factible que una parte de las respuestas acopiadas sean de menores de edad sin derecho al voto.

Te puede interesar: Guía de la civilidad virtual 1.0

Resultados de estos cómputos


Es sabido que quienes acceden a una red social y más quienes siguen determinadas "noticias", tenderán a ser afines entre sí y distintos a quienes atienden otras fuentes. Así, es tal el sesgo que estas "encuestas" producen que ejercicios que se realicen de manera simultánea podrán arrojar resultados totalmente diferentes, según el perfil de los usuarios de cada red y su confianza en quien emita la pregunta. Esta no es pues la manera en que se conocen las preferencias de todo el electorado. Pero, entonces ¿cómo se pueden conocer? Eso será el tema del próximo artículo.

@ricartur59 | @OpinionLSR | @lasillarota




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información