La propuesta de reforma constitucional que presentó el PRI para quitar el financiamiento público a los partidos para la #Elección2018 y eliminar a los diputados federales, locales y senadores plurinominales, se convirtió en una de las decisiones más polémicas de la historia moderna de México.

Las críticas han sido devastadoras

Son pocos los que consideran que los políticos que se están sumando a dicha iniciativa quieren apoyar, en realidad, a quienes sufrieron las peores consecuencias de los terremotos de septiembre.

"Son unos oportunistas", dicen algunos

Estamos ante "un auténtico acto de solidaridad", comentan otros. Lo cierto es que ambas afirmaciones tienen algo de verdad. Resulta imposible pensar que los partidos no tengan la sensibilidad para apoyar en el proceso de reconstrucción, pero tampoco se puede desechar la posibilidad de que están tratando de capitalizar políticamente lo que está sucediendo.

Sin embargo, el análisis no puede ser tan simple

Lo que existe en el fondo es una necesidad imperiosa de responder a la sociedad en formas que hasta hace poco estaban fuera de su lógica pero, sobre todo, de sus intereses. En otras palabras, son pocas las opciones que tienen para salir bien librados frente a la desconfianza, lejanía y falta de credibilidad que han acumulado durante los últimos años.

Se trata, en suma, de un acto de conveniencia

Las diversas presiones a las que están expuestas las fuerzas políticas en todos los órdenes y niveles los está obligando a replantear estrategias, sobre todo si consideramos que los conflictos internos de los últimos meses habían colocado al líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, como el personaje puntero en las encuestas para la elección presidencial.

La tragedia está modificando el mapa político

Los huracanes, tormentas tropicales y terremotos que han azotado al país en fechas recientes están poniendo a prueba la capacidad de los gobernantes que han surgido de las filas de prácticamente todos los partidos, incluidos algunos que llegaron al poder como ciudadanos o independientes.

El escrutinio público será mayor por la cercanía de las elecciones

Y no solo eso. De su capacidad para gestionar y resolver las situaciones críticas que están enfrentando dependerá, en buena medida, su futuro político en el corto plazo. Además, la velocidad con la que logren que todo vuelva a una relativa situación de normalidad será un factor determinante para definir los tiempos más adecuados en los que surgirán los nombres de las candidatas y candidatos a los más importantes puestos de elección, incluidos los que buscan la Presidencia de la República.

Con la tragedia, se abrieron algunas áreas de oportunidad

Los líderes políticos lo saben y su experiencia e instinto les dicen que no pueden permanecer ajenos ni al margen de lo que está sucediendo. Sin embargo, es probable que el cálculo que están haciendo pueda ser insuficiente para cumplir su misión o derivar en resultados contraproducentes.

La "donación" que harán, es una medida inevitable

Por un lado, porque sin duda es la mejor manera de hacer frente a las críticas y exigencias sobre el excesivo financiamiento público que tienen. Por el otro, porque si no lo hacían se hubiera incrementado la desconfianza y el rechazo de la ciudadanía.

Sin embargo, al mismo tiempo reabrieron la "Caja de Pandora"

Con las acciones emprendidas por los partidos se han colocado de nuevo en el centro de la agenda pública temas como el costo excesivo de nuestros procesos electorales, el financiamiento ilegal del que son objeto muchas campañas electorales y la segunda vuelta, además de otros problemas que surgieron con las últimas reformas legislativas. 

Los riesgos y conflictos eran inevitables

Para administrarlos de la mejor manera y lograr que los daños sean menores, se tienen que trabajar planes de contención y evaluar con mucho cuidado los efectos que se están generando en una sociedad que está viviendo en carne propia lo peor de la tragedia.

La tarea es sumamente compleja

Lo ideal sería ajustar el modelo de financiamiento a los partidos y el de #ComunicaciónPolítica. De la misma manera, se tendrían que recortar los periodos de las campañas, ajustar los presupuestos del INE y de los institutos estatales y explorar nuevas esquemas de interacción con la sociedad aprovechando el potencial que nos ofrecen los medios digitales y las #RedesSociales.

Teóricamente es posible

En la práctica, lo más probable es que el límite que han establecido los partidos sea la renuncia a los recursos que les corresponden en el corto plazo. La reforma profunda que necesita el sistema político tendrá que esperar otros años más.

Preguntas y comentarios a sosaplata@live.com

@sosaplata | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información