Opinión

¿Omisos ante la #ViolenciaDeGénero?

El pragmatismo político es normal en democracia, pero resulta inaceptable cuando minimiza o ignora la #ViolenciaDeGénero. | José Antonio Sosa Plata

  • 18/02/2021
  • Escuchar

Las campañas electorales son un espacio de conflicto y confrontación. Está en su naturaleza. Pero de ahí a que se haga caso omiso de señalamientos por misoginia y abuso entramos en otro terreno. No se trata solo de un tema vinculado con la ética política. Está relacionado con la aplicación de la ley y, sobre todo, con la justicia.

Las denuncias públicas que se han presentado en el marco de las elecciones 2021 son demasiadas. Algunas son motivo de preocupación y profunda indignación para las presuntas víctimas. En un país que aspira a tener una mejor democracia —con un gobierno que asumió el compromiso de acabar con la corrupción— no debería haber espacio para la impunidad.

Por supuesto que todas las personas tenemos derecho a la presunción de inocencia. Es cierto que algunos delitos prescriben. También sabemos que en algunos casos se podrían hacer acusaciones falsas como parte de una campaña negra o sucia en contra de algún precandidato. Lo que es muy difícil de aceptar es que algunas de las respuestas que están dando instituciones, partidos y dirigencias sean interpretadas como protección o encubrimiento.

Por si no lo leíste: Conoce a funcionarios y candidatos señalados por misoginia y abuso. La Cadera de Eva, 9 Febrero 2021.

Dejar avanzar la percepción de indiferencia o injusticia frente a las denuncias que se han presentado también es violencia de género. Se suma no solo a la que afectan de manera directa a las víctimas que presentaron su denuncia pública, sino a la que se comete cuando a las precandidatas se les calumnia, desprestigia, invisibiliza, denigra u ofende a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

Erradicar la violencia de género debería ser una prioridad, más para los liderazgos y partidos que se han comprometido con una transformación de fondo en el país. El cumplimiento del objetivo no se limita a lo jurídico. También es ético. Por eso, en la lucha por el poder tienen que haber investigaciones a fondo y cero tolerancia en los casos que se han denunciado.

Lee más:  Morena, PES y PT: los partidos que más ejercen la violencia de género. La Cadera de Eva, 9 Febrero 2021.

Los personajes políticos deben tener siempre presente que su vida y trayectoria están sujetas al escrutinio público. Que día a día tienen que lidiar con las percepciones y que las percepciones llegan a ser —en ocasiones— más poderosas e influyentes que la realidad. Desde esta perspectiva, si un personaje exhibido como agresor es inocente, entonces está fallando la comunicación. Más aún si existen las evidencias para comprobarlo. Pero si es culpable y se hace caso omiso de las pruebas presentadas, lo que está fallando es el sistema de justicia.

La cantidad de casos que se denunciaron durante las precampañas refleja, lamentablemente, el gran rezago que existe en el país contra la violencia de género y contra la violencia política en razón de género. Pero es igualmente preocupante que prevalezca la percepción de que autoridades y líderes hacen muy poco —o de plano nada— con las evidencias presentadas. El daño es tan grande como inaceptable.

Te recomendamos: Ivonne Ortega Pacheco. "Los violadores a la cárcel, no al gobierno". Opinión La Silla Rota, 10 Febrero 2021.

Las protestas contra la violencia que desde hace más de un año hicieron millones de mujeres en México fueron, sin duda, un parteaguas en la historia de la lucha feminista. Con sus movilizaciones se abrió una nueva ventana de oportunidad para acelerar las acciones en favor de un modelo de mayor equidad, igualdad y justicia. Sin embargo, la pandemia del coronavirus, y la crisis económica que la acompaña, se convirtieron desafortunadamente en otro obstáculo enorme para seguir avanzando.

El desdén con el que algunos partidos políticos han abordado la problemática demuestra que no se entendió (¿o se ignoró en forma premeditada?) el mensaje ni la necesidad del cambio que con toda razón se demandaba. Aún más: en la mayoría de los spots y mensajes que hemos visto hasta ahora, al tema no se le ha concedido la importancia que realmente tiene. En la agenda de las campañas tiene que ser uno de sus objetivos más relevantes.

Consulta: Elva Narcía Cancino (coordinadora). Violencia política contra las mujeres en contenidos mediáticos. México, Glifos Comunicaciones A.C., Noviembre de 2017.

Las y los consultores en comunicación política no podemos permanecer indiferentes, omisos o insensibles frente a lo que está sucediendo con la violencia de género. Por experiencia, sabemos que algunos personajes políticos tratan de evadir el tema porque no lo consideran importante para sus campañas. Cuando así sucede, lo altamente recomendable es asumir el hecho de que "el cliente no siempre tiene la razón". Por conocimiento, convencimiento y convicción, sería absurdo no emitir una postura personal e insistir en la necesidad de ser congruentes y consistentes con la injusticia que está detrás de este problema.

Por otra parte, está plenamente demostrado que es posible conciliar agendas, narrativas y mensajes a partir del apego a la legalidad y de códigos de ética con los objetivos de poder de los personajes públicos. Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de recursos metodológicos y técnicos para lograr altos niveles de eficiencia en los resultados y en el proceso de consolidación de nuestra democracia.

Por todo lo anterior, entendamos en primerísimo lugar la gravedad de lo que está sucediendo. La visibilización del fenómeno contribuirá a generar mayor conciencia para producir el cambio que se necesita. Pero también tenemos mucho qué hacer para que la demagogia, la falsa retórica, el ocultamiento de los problemas, o peor aún el encubrimiento, se sigan imponiendo en las estrategias electorales y de comunicación política que diseñamos en nuestra actividad cotidiana.

Recomendación editorial: Gabriela Vargas G. y Silvia G. Palazuelos. Violencia política contra las mujeres: el precio de la paridad en México. México, Yo Publico, 2019.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.