Qué podemos decir, que terminamos un mes bastante complicado, lleno de sucesos inesperados que nos demostraron nuestra fortaleza y sobre todo nuestros valores como país para salir adelante, de los cuales sin duda debemos sentirnos muy orgullosos y reforzar esa solidaridad que nos invadió en los pasados sismos del 7 y 19 de septiembre.

Pero como todo en la vida debe continuar, no sin antes tomar como base nuestro pasado, es momento de reflexionar sobre el mes más rosa de todo el año, octubre: mes de la Lucha contra el Cáncer de Mama, enfermedad que continúa como asignatura pendiente a pesar de que a nivel nacional se realizan innumerables esfuerzos y campañas para combatir este padecimiento; la  cifra de las mujeres diagnosticadas cada año, sigue a la alza. 

El cáncer de mama es la neoplasia más frecuente en la población mundial y la primera causa de muerte más frecuente entre las mujeres con un estimado de 1 671 149 nuevos casos diagnosticados anualmente y con una prevalencia de 6 232 108, lo que representa el 36.3%. Los países desarrollados presentan una mayor incidencia (excepto Japón). Es la causa con mayor mortalidad en la mujer con 521 907 defunciones anuales, lo que representa un 14.7%, que ocurren más en países desarrollados.

Tan sólo en México el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer; en 2015 ocurrieron 6 mil 252 defunciones por cáncer de mama y la tasa de mortalidad es de 18 por cada 100 mil mujeres de entre 25 años y más. Las entidades con mayor mortalidad por cáncer de mama son: Sonora (28.6), Nuevo León (26), Coahuila (25.7), Chihuahua (24.8), Cd. México (24.7) y Sinaloa (22.2); se estima que ocurren 15 muertes por este tipo de cáncer al día y, desafortunadamente, no es novedad para nosotros conocer a alguna mujer que lo padece o padeció.

La edad promedio de detección de cáncer de mama es de 54.9 años, la incidencia más alta en el número de casos se registra en el grupo de 50 a 59 años con el 45% de todos los casos; de ahí la insistencia de los exámenes de detección, pues las mujeres generalmente se encuentran en las etapas más productivas cuando son diagnosticadas.

Por otra parte, la tendencia de la mortalidad es ascendente debido a una mayor incidencia de la enfermedad por el aumento de la esperanza de vida al nacimiento, cambios de estilos de vida y la relación entre el cáncer y la obesidad.

Lamentablemente la alta tasa de mortalidad se debe a que la detección en 90% de las pacientes con cáncer de mama es en etapa avanzada y solo 3.7% de los casos se identifican en estados tempranos. De esta manera, si  los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes y la detección temprana sigue siendo el punto más importante de la lucha contra esta enfermedad, es preciso reforzar las acciones necesarias para disminuir las probabilidades de muerte en la mujer.  Es muy importante mencionar que cuando el cáncer de mama se detecta en una etapa temprana, las posibilidades de curación son elevadas y si se detecta tardíamente es raro que se pueda ofrecer un tratamiento curativo.

Para realizar una detección oportuna se recomienda que todas las mujeres mayores de 25 años, toquen sus mamas después de menstruar, tratando de encontrar alguna bolita. Si encuentra algo que considere extraño, deberá ir con un médico para que explore y, de ser necesario, se soliciten otros estudios como el ultrasonido y la mastografía.

Al ser el cáncer de mama  un problema que tiene numerosas dimensiones que van desde la genética y la biológica hasta la social y la humana, el poder detectarse y prevenirse de manera temprana requiere de gran sinergia entre la educación, el sector salud y las pacientes.

Aunque nuestro país ha realizado avances importantes para la detección oportuna de cáncer de mama gracias al uso de nuevas tecnologías, estos avances no siempre logran llegar a las regiones más vulnerables, por lo que no todas las mujeres tienen acceso a este tipo de tratamientos.

Para concluir, invito a todas las mujeres a informarse y educarse en este tema tan importante y, sobre todo,  buscar el apoyo necesario en caso de tener este padecimiento para salir adelante y desafiar todas las estadísticas, merecemos un país con mujeres sanas y empoderadas en su autocuidado.

@LopezBrito_ @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información