Opinión

¿Obsesión por la Presidencia?

Por: José Antonio Sosa Plata.

  • 25/02/2016
  • Escuchar

Andrés Manuel @lopezobrador_ presentó en Puebla la lista de los nueve posibles adversarios que tendrá para las #Elecciones2018. Como era de esperarse arremetió contra todos al señalarlos —sin excepción— como integrantes de la "mafia del poder".

 

Nada nuevo ni sorprendente.

 

Es el estilo y la forma de argumentar que López Obrador ha considerado efectivos para el logro de sus objetivos, sin importar el costo o las consecuencias de sus acciones.

 

La fórmula actual es "uno contra todos".

 

Y no hay duda que desde el punto de vista retórico es su mejor opción ante el número tan grande de contendientes que aspiran a lograr la Presidencia de la República.

 

La acción obedece a una nueva estrategia.

 

Pero en esencia no representa un cambio de fondo en la mayoría de las acciones ni en el discurso. El líder de #Morena tal vez piense que es mejor mantenerse en una ruta segura.

 

¿Por qué arriesgar más si sigue competitivo?

 

Su prioridad ahora es mantenerse como el eje de la campaña que harán los candidatos y candidatas de su partido en el marco de las #Elecciones2016.

 

Y provocar a sus adversarios.

 

Por experiencia, sabe que las campañas largas y conflictivas le ofrecen mayores posibilidades, aunque haya perdido las dos presidenciales en las que ha participado.

 

López Obrador tiene hoy una ventaja.

 

Los movimientos de los nueve precandidatos que mencionó y otros más que están en la lista de aspirantes son pocos, en extremo cautelosos y sin gran impacto entre la ciudadanía.

 

La ley los limita, por un lado.

 

Pero por otra parte es evidente que ninguno quiere acelerarse porque saben que se trata de una carrera de largo plazo, en la que conviene tener visión, estrategia y los cuantiosos recursos de todo tipo que requieren para ganar.

 

La elección de 2018 será muy compleja.

 

De esto no hay duda. Con la inclusión de los #CandidatosIndependientes la nueva ecuación de poder plantea un dilema que podría influir en la fuerza que pueda adquirir López Obrador en los próximos dos años.

 

@JorgeGCastaneda lo dice con claridad.

 

Si se construye una sola candidatura independiente será mucho mejor que llevar la elección a una dispersión en el voto que solo favorecerá al actual sistema de partidos.

 

Así, lo más conveniente es que sea uno.

 

Directa o indirectamente la decisión afectará a Andrés Manuel y al resto de los candidatos postulados por los partidos. Aún más. De las acciones que acuerden las y los independientes dependerá el avance que tendrán la democracia y nuestro sistema político.

 

La clase política lo sabe y actúa en consecuencia.

 

Sin embargo, todo parece indicar que se siguen privilegiando los intereses de grupo y particulares al promover la división y dispersión en las candidaturas, pensando que es una de las opciones más apropiadas para frenar a López Obrador.

 

Si es así, tal vez se equivocan.

 

Existen muchas otras vías para que la contienda nos dirija a rutas y escenarios en los que no se tenga que ganar con guerra sucia, campañas negras o acciones que resten legitimidad y credibilidad a partidos o personajes que las impulsen.

 

Las experiencias recientes han dado lecciones invaluables.

 

La creatividad en el uso y combinación de medios tradicionales, nuevos medios y participación en las #RedesSociales permiten advertir que las líneas tácticas y argumentales de Andrés Manuel López Obrador y la mayoría de los precandidatos adolecen de fallas, ya sea por desconocimiento, inexperiencia o falta de decisión para asumir mayores riesgos.

 

Es hora de renovar proyectos, tácticas y mensajes.

 

Si lo que se busca es garantizar el éxito, hay que ir más allá de las viejas descalificaciones, provocaciones agresivas o el recurso de la victimización. De igual forma, es necesario tomar en cuenta que tampoco funciona el anticuado argumento de los altos funcionarios en el sentido de que lo importante hoy es dedicarse a trabajar, "mientras algunos buscan obsesivamente una candidatura".

 

Trabajar y competir al mismo tiempo es posible.

 

Lo es a pesar de la legislación electoral. Lo es no obstante los prejuicios, limitaciones y temores que muchos se auto imponen. Lo es aunque los tiempos oficiales de campaña estén aún demasiado lejos.

 

Para ganar, es preciso romper el actual paradigma.

 

| #ConsultoríaPolítica | #ComunicaciónPolítica | #Estrategia |
| #CandidatosIndependientes | #Morena | #Elecciones2016 | #Elecciones2018 |

 

Preguntas y comentarios a sosaplata@live.com

Twitter @sosaplata

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.