Opinión

Obama el populista

“Si ayudar a la gente humilde es ser populista que me anoten en la lista”: Andrés Manuel López Obrador.

  • 03/07/2016
  • Escuchar

Enrique Peña Nieto asistió a la Cumbre de América del Norte en Ottawa, Canadá y, lo que pudo ser una visita innocua, resultó en una serie de extrañas situaciones que colocaron al habitante de Los Pinos como una víctima propicia de los memesque circularon durante estos días en las redes sociales. Peña apareció, porque así lo pareció, un personaje torpe y aislado del grupo de amigos que conforman los presidentes Barack Obama y Justin Trudeau.

 

Todo sería una anécdota si Peña Nieto no hubiese decidido responder los cuestionamientos de la prensa sobre Donald Trump para dar su visión sobre el populismo y la “aparición de actores políticos, liderazgos políticos que asumen posiciones populistas y demagógicas, pretendiendo eliminar, o destruir lo que se ha construido, lo que ha tomado décadas construir, para revertir problemas del pasado”.

 

Peña trató de alertar a los presentes sobre el peligro que implica creer en soluciones fáciles y que son en realidad una forma de “la destrucción y el aislamiento” y de la negación de “los beneficios del desarrollo” en manos de los “líderes que recurren a la demagogia y al populismo”. La metáfora sobre el populismo que Peña Nieto quiso utilizar terminó en una explicación cantinflesca con la cual justificaba que “destruir lo construido no es la vía”.

 

La retórica circular de Peña Nieto duró en el ambiente unos minutos hasta la intervención de Obama. El presidente de Estados Unidos cuestionó el hecho de cómo se entiende el populismo. Explicó que hay políticos que se preocupan por el bienestar de las personas, porque los niños tengan oportunidades que tuvieron generaciones anteriores, para que tengan educación, por los pobres que no tienen oportunidades para que puedan progresar, por la clase trabajadora para que tenga una voz colectiva. Con estos ejemplos justificó su propia decisión para contender por la presidencia de EU en 2008 y luego en 2012; para concluir en un giro a la retórica usada durante el evento declaró “supongo que todo esto me hace un populista”.

 

La derecha prianista ha intentado construir una campaña en México identificando a AMLO con Trump, basados en un supuesto populismo que comparten. La respuesta de Obama deja en claro que una cosa es la xenofobia de Trump que no puede ser calificada de populista y otra cosa es el apoyo a los más pobres, que es un rasgo positivo de los líderes políticos que así actúan y en los que se incluyó el propio Obama.

 

Dicha explicación se parece mucho a la frase de AMLO que dice “si ayudar a la gente humilde es ser populista que me anoten en la lista”.

 

Sin quererlo, Peña ayudó a su adversario AMLO y quedó en ridículo. Luego de este evento, no será fácil para Peña Nieto lanzar advertencias antipopulistas en México. ¿Cómo decirle a la gente, por ejemplo, que López Obrador es un populista peligroso para México luego de la explicación de Obama?

 

@martibatres

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.