Opinión

Nuevos consejeros del INE

Quitar los contrapesos es un camino común en las democracias que van camino al autoritarismo. | Julio Castillo López

  • 22/07/2020
  • Escuchar

El día en que se publica el presente escrito (miércoles 22 de julio) serán electos los cuatro asientos vacantes del Instituto Nacional Electoral en sesión extraordinaria en la Cámara de Diputados. Es el final de un proceso largo que inició en febrero y que, aunque ha tenido varias amenazas de descarrilarse hasta el momento ha logrado cumplirse. Algunos comentarios al respecto:

· La renovación de los consejeros del INE podría ser la prueba más importante del gobierno de López Obrador ya que la amenaza autoritaria es real (el desmantelamiento o intento de desmantelamiento del INEE, la CRE, la CNDH y muchos otros son ejemplo de ello) y el proceso, tuvo vicios de origen.

· Quienes se encargan de calificar a los candidatos al consejo del INE son un Consejo Técnico que se integra de manera plural y una de las instituciones encargadas de contribuir con dos integrantes de dicho órgano es la CNDH. Sí, la CNDH, la institución encabezada por una famosa militante de Morena de forma ilegal, que llegó a ese cargo de forma también ilegal y que no conforme con ello, propuso como integrante del Consejo Técnico (también de manera ilegal) a John Ackerman, otro famoso integrante de Morena que incluso se jacta de ser “ideólogo de Morena”, si es que eso tiene sentido alguno.

· La presencia de Ackerman fue incómoda desde un inicio ya que, sin abordar temas técnicos o académicos que supongo cumple a cabalidad, su imparcialidad era simplemente imposible. Lo curioso es que fue tan evidente y forzado que se volvió una sombra incómoda que intentó imponer a sus candidatos, no lo logró, y ahora intenta boicotear el proceso… Irónica forma de actuar de los traidores; primero hacen que se jueguen el prestigio instituciones y legisladores de Morena porque lleguen a la posición, llegan ilegalmente y luego, al no poder hacer su voluntad, intentan tirar la mesa… ¿les parece conocida la forma de actuar?

· Dejando un poco de lado el inconveniente de Ackerman, que por lo visto es un inconveniente para propios y ajenos, el Comité Técnico cumplió su función y, aún con todas las crisis que se han atravesado de febrero a la fecha, se presentaron las cuatro quintetas de candidatos para ocupar las vacantes; dos mujeres y dos hombres.

· No conozco a todos los candidatos que aparecen en las quintetas pero a quienes conozco son garantes de imparcialidad y capacidad para el puesto que podrían llegar a desempeñar.

Sólo queda seguir atentos y vigilantes. Quitar los contrapesos es un camino común en las democracias que van rumbo al autoritarismo y en nuestro país ya se han desmantelado varios contrapesos, pero el árbitro electoral es indispensable.

Más allá de que aparentemente el relevo en el INE se hará de manera exitosa y se logrará cuidar al árbitro y a la democracia al menos por el momento, no se puede dejar de observar que todo el proceso ha estado colmado de aspectos que hacen evidente el desprecio de Morena y del presidente López Obrador por la democracia y por las instituciones autónomas. ¿Era necesario opinar desde Palacio Nacional? ¿Es deseable oír a un presidente de la República decir que se meterá en las elecciones? ¿Era necesario poner en la mesa a un personaje tan turbio y aplaudidor como Ackerman? ¿Seguimos en el lema de “al diablo las instituciones”?

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.