Opinión

Nuevo Aeropuerto, negocio de amigos

El gobierno federal ha decidido recortar el presupuesto para temas como la educación pero mantiene sin modificación el plan para el NAICM.

  • 25/09/2016
  • Escuchar

Los beneficiarios de los contratos de para la edificación de las primeras obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) son empresas ligadas a los gobiernos federales del PRI y del PAN en los sexenios de Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox y Felipe Calderón.

 

Entre los beneficiarios de estas primeras licitaciones se encuentran personajes que al cobijo de los gobiernos priístas y panistas se han enriquecido al grado de aparecer en las listas de los hombres más ricos del país e incluso del mundo como Hipólito Gerard, cuñado de Carlos Salinas, Olegario Vázquez Raña y Olegario Vázquez Aldir, Armando Hinojosa Cantú y Rolando Cantú, así como Hank Rhon.

 

El resto de las empresas que participaron en las licitaciones del NAICM fueron descartadas con argumentos de poca importancia para favorecer a este grupo de empresarios.

 

Se trata de un negocio corrupto de fin de sexenio con miras transexenales. Esta obra no será inaugurada por Enrique Peña Nieto, pero eso no importa, lo que les urge es que haya un flujo de 180 mil millones de pesos que podrían crecer a lo largo de los próximos años, en beneficio de los empresarios del PRI.

 

Este despilfarro para los amigos no es poca cosa, pues especialistas internacionales en el tema afirman que de concretarse, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México sería el más caro de todos los tiempos.

 

El dato es indignante si tomamos en cuenta la precaria situación económica del país y sus familias donde el mismo gobierno federal ha decidido recortar presupuesto para temas como la educación pero mantiene sin modificación el plan económico para que los empresarios del régimen se vean beneficiados por esta suma millonaria.

 

Por otro lado, la propuesta de Aeropuerto de Peña Nieto no es la única. Está la presentada por Andrés Manuel López Obrador que cuesta apenas una tercera parte de lo que pretende gastar el gobierno federal.

 

La fuerza política de López Obrador presentó esta semana una denuncia ante la PGR denunciando estos hechos. Es de esperar que la autoridad no investigue. Sin embargo, la ciudadanía debe enterarse para reprobar el amiguismo y el despilfarro. El PRI regresó y con él continuaron los negocios corruptos que empezaron con Salinas, Fox y Calderón. Es una vergüenza. 

 

@martibatres

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

Retroceso, el símbolo de Mancera

El retroceso en la Ciudad de México

> Lee más sobre el autor

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.