Opinión

Nuevas elecciones en España

España se enfrentará a su cuarta elección en cuatro años, lo que implica un monto aprox. de 730 millones de euros gastados en estas cuatro elecciones. | Carla Humphrey

  • 20/09/2019
  • Escuchar

El fracaso de las negociaciones entre los partidos políticos en España ha tenido como consecuencia que el rey no proponga ningún candidato a las Cortes para la investidura, una vez constatado que el líder del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez, no cuenta con los votos necesarios para convertirse en Jefe del Ejecutivo.

Frente a este escenario España se enfrentará a su cuarta elección en cuatro años, lo que implica un monto aproximado a los 730 millones de euros gastados en estas cuatro elecciones. Sin candidatura propuesta a la investidura, las Cortes quedarán disueltas el próximo 23 de septiembre y el miércoles de esta semana se llevó a cabo la última sesión de control de esta legislatura.

Las y los españoles se enfrentarán a una cuarta campaña electoral para ir a elecciones anticipadas el domingo 10 de noviembre, como consecuencia de una moción de censura por la que Pedro Sánchez consiguió el apoyo para sacar de la presidencia a Mariano Rajoy, en el 2018 y dos investiduras fallidas. La última elección, el 26 de mayo de este año, dio a PSOE 123 diputaciones de 350 con lo que necesitaba el apoyo de otras fuerzas políticas para convertirse en presidente del gobierno Español.

La nueva Junta Electoral Central encargada del nuevo proceso electoral, será constituida esta semana en la Cámara de Diputados. La campaña electoral durará una semana y comenzará el 1 de noviembre, concluirá el 8 y las elecciones se celebrarán el 10 de noviembre. Una semana de campaña que se cruza con un puente vacacional y que anuncia una baja participación electoral en las urnas.

Es cierto que un partido que negocia y cede todo para conseguir la investidura que lo lleve a la presidencia, enfrentará en el día a día los costos de esa decisión cuando no cuente con los votos ni con los apoyos dentro y fuera del gabinete y de las Cortes para poder sentar las bases y directrices de su gobierno; sin embargo, el desgaste ciudadano frente a los desacuerdos partidistas, la falta de acercamiento en las posturas y los recursos erogados en estos procesos electorales, evidencian el descontento de la ciudadanía con su clase política y vaticinan poco interés acudir a votar el domingo 10 de noviembre.

Las encuestas que se han realizado a las y los electores en España dejan claro  que la ciudadanía ve a los partidos alejados de la realidad que se vive día a día en ese país y enfrascados en debates o posiciones políticas muy distantes de los problemas y necesidades de sus votantes.

El PSOE ha pedido a las y los ciudadanos que acudan a votar y les otorguen con sus votos un mayor número de escaños que faciliten las negociaciones para conseguir la investidura a la presidencia, que le permita cambiar el rumbo que durante siete años fijó el Partido Popular, pero las cosas no parecen fáciles para conseguir más apoyo en la urnas y es claro, además, que el desánimo frente a nuevas elecciones, las cuartas en 4 años, no garantiza una mayor votación y que incluso hay partidos que se enfrentan a no conseguir ni un escaño en la Cámara de Diputados.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.