Opinión

Notimex: la Agencia del Estado Mexicano

Sanjuana Martínez no entra en razón para entenderse como funcionaria pública, como directora de un medio del Estado mexicano: no de gobierno | Joel Hernández Santiago

  • 10/07/2019
  • Escuchar

Después de muchos años y hoy cuando las cosas debieran ser distintas Notimex la Agencia de noticias del Estado Mexicano atraviesa por una crisis severa en su estructura. No sólo porque está envuelta en dímes y diretes de su directora Sanjuana Martínez con cada vez más observadores críticos a su gestión, como porque la calidad de la información que envía la Agencia se ve disminuida por los serios errores cometidos, los que podrían ser de solución elemental pero que hacen ver descuido o desconocimiento en el manejo de la noticia en una Agencia informativa.

La directora Martínez ha reaccionado de forma feroz y, hasta cierto punto, agresiva en contra de aquellos a quienes identifica como los enemigos públicos de su función en Notimex, como ya ha sido el caso del periodista Héctor de Mauleón y más tarde con la creación de una sección de ‘verificación’ informativa para identificar ‘fake news’ con recursos de la misma agencia, que es decir, de nuestros recursos y así tener una –digamos– especie de Agenda de los enemigos de la 4T.

Angustiada y nerviosa, la señora Sanjuana Martínez dice que ya está en proceso de identificar a quienes forman el comando de sus adversarios y críticos. Y para desvincular su posición de la institucional, utiliza su personal red socialtwitter– para acusar, señalar e informar de sus gestiones persecutorias

Así que en sus afanes de quedar bien con el gobierno aportando su cuota de disminución de nómina, despidiendo a personal que ha adquirido experiencia ahí mismo y que ha construido a Agencia en los años recientes, ahora la señora directora ocupa los recursos que debieran ser para ensanchar y fortalecer el equipo humano y técnico, para llevar a cabo un sistema de inteligencia informativa que le habrá de servir a ella y nadamás que a ella, porque el gobierno no la necesita, sabe cómo hacerse de todo esto, o mejor: dice el presidente que ‘ya se acabó eso de andar vigilando y espiando a los mexicanos’.

Pero la señora Sanjuana Martínez no entra en razón para entenderse como funcionaria pública, como directora de un medio del Estado mexicano: no de gobierno. Y porque supone que los muchos blasones periodísticos que ha obtenido en su carrera como periodista deben ser su escudo para comandar su propio pelotón de persecución, reacción y agresión.

Lamentable, sí. Sobre todo porque tiene en sus manos una Agencia que debiera ser ejemplo de pluralidad, objetividad, creatividad, transparencia y democracia informativa.

Esto es: Notimex es una agencia de información de noticias que es pagada con recursos públicos, lo que es decir, de todos los mexicanos al grito de guerra. Por tanto es una agencia de periodismo y comunicación propiedad de todos en México y, aunque es autónoma en su gestión, recibe los recursos a través del gobierno federal, para informar de forma objetiva, veraz, oportuna, plural e incluyente a todos los de aquí mismo… y los de fuera, dado el terreno global en el que se expresan ya los medios de información en todo el mundo.

Y la razón de la existencia de Notimex es esa misma: la de informar, primero a los mexicanos, las cosas que le pasan y lo que ocurre día a día, minuto a minuto, todos los días del año, y que es de interés público porque atañe a la vida de una nación, sus habitantes, su patrimonio y su seguridad e integridad informativa.

Y esto lo hará Notimex de manera profesional y en términos de servicio público porque así debe ser. De esta manera los habitantes del país podrán tener herramientas de reflexión para sacar sus propias conclusiones y tomar, así, las decisiones que mejor convengan según su criterio. Es lo que se espera de una agencia de esta naturaleza, por la que pagamos todos, desde distintos puntos de vista político como intelectual y social.

Su estatuto Orgánico lo dice así: “ARTÍCULO 1o.- Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano es un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal, no sectorizado, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio, así como de autonomía técnica, operativa, de decisión y gestión, que tiene por objeto coadyuvar al ejercicio del derecho a la información mediante la prestación de servicios profesionales en materia de noticias al Estado Mexicano y a cualquier otra persona, entidad u organismo público o privado, nacional o extranjero, con auténtica independencia editorial… “

Y luego: “ARTÍCULO 4o.- Toda persona que preste sus servicios para la Agencia, independientemente de su relación contractual, realizará sus actividades con estricto apego a los principios rectores de la Agencia siendo éstos los de veracidad, imparcialidad, objetividad, pluralidad, equidad y responsabilidad. En consecuencia, deberá procurar en toda circunstancia privilegiar el derecho a la información y a la libertad de expresión.”

La Agencia Notimex ha tenido altibajos desde que surgió como la “Agencia Mexicana de Noticias” el 20 de agosto de 1968 con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos, constituida como Sociedad Anónima, con participación mayoritaria del Estado.

El 2 de junio de 2006, luego de una reforma legal a sus estatutos, Notimex se convirtió en la “Agencia de Noticias del Estado Mexicano”.

No es una agencia de gobierno. No lo es. Si es una Agencia del Estado mexicano y el Estado mexicano somos todos los mexicanos. Ojalá la señora Martínez pare ya sus andanzas que suenan más a indignación descontrolada que al sentido profesional que se requiere para este puesto. En todo caso, la Secretaría de la Función Pública tendrá que darnos cuenta de lo que pasa ahí, a todos los mexicanos. Ya se verá.