Opinión

Noticias del imperio

Periodistas afines al gobierno de AMLO se decantan por Trump, sin importar su trato hacia los connacionales. Adolfo Gómez Vives

  • 09/11/2020
  • Escuchar

“¡Censura!” Alegaron algunos periodistas y moneros mexicanos, afines al gobierno de López Obrador. Pero no se referían al enojo del presidente municipal de Chiapa de Corzo, Chiapas, Jorge Humberto Molina Gómez, por la filmación de una película porno en pleno Cañón del Sumidero, sino por la determinación de las televisoras estadounidenses de suspender la conferencia de prensa del presidente y candidato Donald Trump, en el momento en que acusaba a los ciudadanos de ese país de intentar robarse las elecciones, sin más pruebas que sus dichos.

Y es que a la hora de demostrar sus “afinidades ideológicas” al gobierno de la 4T se olvidan cuánto criticaron a Enrique Peña Nieto a finales de agosto de 2016, cuando el Atlacomulquense recibió en Ciudad de México al entonces candidato republicano.

Esos mismos periodistas también guardan ominoso silencio ante la violación de los derechos laborales de los trabajadores al Servicio del Estado, a quienes a través del Decreto que establece las disposiciones para el otorgamiento del aguinaldo correspondiente al ejercicio fiscal de 2020, signado por López Obrador, se les reducirá de 40 a 20 días el aguinaldo que por ley les corresponde; recorte que afectará, en especial, a los trabajadores de menor rango como es el caso del personal operativo, de las personas contratadas bajo el régimen de honorarios y de los elementos de tropa del Ejército Mexicano.

Tampoco alegaron “censura”, ante el oficio girado por la Dirección General de Administración de la Secretaría de la Defensa Nacional, en el que, de acuerdo con la columna Bajo Reserva Exprés de El Universal, se le pide al personal militar no hacer declaraciones a los medios de difusión, en relación al proceso que se le sigue en Estados Unidos al general Salvador Cienfuegos Zepeda.

Lejos de analizar la ética relativa al proceder de las televisoras estadounidenses, algunos periodistas mexicanos sólo desean recibir noticias del imperio, relativas al triunfo del candidato republicano, sin importar cuál haya sido —durante la administración que concluye— el trato hacia los mexicanos, en especial los migrantes.

Saben bien que, de ganar Biden la presidencia de Estados Unidos, la relación entre el demócrata y Andrés Manuel López Obrador no será lo permisiva y tersa que es con Trump. Difícilmente volveríamos a ver al presidente de México saludando a la mamá de Joaquín Guzmán Loera. Y la detención, con fines de extradición de Ovidio Guzmán López y otros presuntos narcotraficantes, serían asuntos que México tendría que atender sin dilaciones.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.