Opinión

Nos convertirán en cerveceros premium

La popularidad de la cerveza artesanal es otro de los elementos que ilustra las oportunidades que ofrece México.

  • 27/02/2015
  • Escuchar

Sam Adams, Asahi, Guinness, Stella Artois, de pronto la cerveza deja de observarse como una bebida barata entre los mexicanos. Antes, los que decían que sabían tomar cerveza elegían una oscura, la que fuera pero oscura. Hoy, las opciones que tenemos en el país han crecido y aunque todavía no estamos al nivel de un bar de mediana categoría de cualquier ciudad de Estados Unidos, ya podemos elegir algunas de las marcas más populares, pero no más baratas, que existen en los mercados internacionales.

 

Todavía no puedes tomarte una Guinnes de barril en una barra en este país, tampoco he visto Stellas draught en algún restaurante. Pero el mercado parece que apunta hacia allá. Por lo menos ya puedes tomarte una Heineken o comprar una Sam Adams en algún supermercado, cuando antes las opciones eran básicamente clara u oscura, Modelo o XX, Tecate o lo que imaginen.

 

Un estudio de Business Monitor indica que sus analistas creen que el sector cerveza en México ofrece un atractivo crecimiento de aquí hasta el año 2019, principalmente por la estructura favorable de la industria para desarrollar el segmento premium.

 

Recuerdan que este país atrajo atención de los productores globales cuando Heineken compró Cuauhtémoc-Moctezuma en 2010. Igualmente, cuando AB InBev adquirió Grupo Modelo.

 

México es un mercado que les da muchas ganancias a los líderes cerveceros, auguran los expertos.

 

El consumo privado se acelerará en los próximos cuatro años, avizoran los analistas de Business Monitor, por lo que esperan que el segmento de cervezas premium se vea favorecido.

 

En 2013, recuerdan, Heineken estimó que la cerveza premium representaba apenas 3% de sus ventas totales. La oportunidad de hacer más sofisticado el gusto de los mexicanos, aunado con un mayor poder adquisitivo en algunos segmentos, permitirá que muchos dejen de pedir simplemente una oscura, tratando de verse como todo un conocedor.

 

La popularidad de la cerveza artesanal es otro de los elementos que ilustra las oportunidades que ofrece México y sus bebedores de cerveza.

 

Bueno, ahora pueden entender por qué por todos lados aparecen nuevas marcas de cerveza y los carteles de las caguamas cada vez son menos populares en algunas colonias.

 

Si se fijan bien, se darán cuenta de que los refrigeradores y anaqueles de las tiendas tienen marcas que hasta exóticas resultan para algunos mexicanos. Es más, en muchos lugares hay gente que siente que se ve cool preguntando al mesero por las cervezas que ofrecen, en lugar de encargar la carta de vinos.

 

Es decir, todo está listo para que la moda de la cerveza nos inunde. Yo no sé si Sam Adams o Asahi puede considerarse premium, pero estoy seguro de que muchas personas pagarán unos pesos más con tal de no beberse una de esas latas que parecen rellenas de agua amarga, esas bebidas que incluso les ponen limón y sal para que no sepan tan mal.

 

Y a lo mejor a algunos les venderán una Tsingtao o una Pabst Blue como premium, pero no importa, qué placer tener opciones y que el mercado esté abierto para elegir el mejor producto, los mejores ingredientes y los mejores precios, según nuestra concepción del mundo. Hay más que oscura y clara.

 

Motivos financieros

           

"A ver, obviamente es un motivo financiero, o sea es un motivo provocado por todo este movimiento financiero al que me refería hace un momento, la parte de la baja del petróleo, la parte de los movimientos internacionales, también de tasas de interés, en fin, son muchos factores que no quisiera yo en ello meterme, pero es una decisión derivada de eso", respondió así Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT, cuando le preguntaron esta semana por la cancelación del tren rápido México-Querétaro.

 

Él mismo confirmó que el consorcio encabezado por China Railway ya pidió el reembolso de los gastos realizados para participar en la licitación.

 

Como les decíamos, los chinos están observando las respuestas. Si es negativa, van con todo contra el gobierno mexicano. Ruiz Esparza fue mesurado, sabe que cualquier cosa que diga puede afectar la relación, de por sí muy dañada.

 

"Pero realmente, lo quiero decir, no es un tema de alguna cuestión mayor y mucho menos lo que presentaron haya sido nada que ver con una demanda, fue una solicitud de común acuerdo platicada para que se les reembolse lo que tienen derecho a reembolsar. Estamos esperando que pase alguna etapa de descanso en China (se refiere a los festejos del Año Nuevo), que ahora están en una fase de descanso obligatorio y seguramente la semana que entra tendremos ya contacto para que nos presenten la relación de esos gastos y podamos reembolsárselos".

 

Gerardo Ruiz Esparza dice que todo va en paz. Ahora falta esperar el mensaje de la otra parte del gobierno, podrían salir en cualquier momento a decir que no les pagarán nada y que le hagan como puedan.

 

@takaink