Opinión

¡No te duermas Ifigenia!

Porfirio hablaba de su labor en la Constituyente. Los presentes le escuchaban con atención, entre ellos, Ifigenia Martínez...

  • 10/01/2017
  • Escuchar

Una de las anécdotas que más se recordará de las reuniones de la Asamblea Constituyente la dio Porfirio Muñoz Ledo, quien ha sido senador, diputado, embajador, Secretario del Trabajo, entre muchos otros cargos. En una de las tantas reuniones, Porfirio hablaba de sus múltiples labores como legisladores y sus planes dentro de la Asamblea, como uno de los representantes del grupo designado por Miguel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México.

 

Ahí, frente a una copa de vino tinto y buscando darle una fumada a su cigarro, Muñoz Ledo, con sus 83 años a cuestas, hablaba con esa voz firme que lo ha caracterizado durante décadas. Entre los presentes estaban Ifigenia Martínez, del PRD, Bernardo Bátiz de Morena y Javier Jiménez Espriu.

 

Porfirio hablaba de su labor en la Constituyente. Los presentes le escuchaban con atención, aunque ya conocedores y acostumbrados a sus formas. Ifigenia Martínez, cómo siempre, bien arreglada, maquillada y con un peinado de salón, era la única que no le ponía la suficiente atención “aparente” al ex senador. Con los ojos cerrados, cual mujer de 91 años, la militante de la izquierda y profesora en la facultad de Economía del ex presidente Carlos Salinas de Gortari,  llamó la atención de Muñoz Ledo, quien le señaló con voz fuerte “Noooo te duermas Ifigenia”, a lo que ella respondió sobresaltada: “ No Porfirio, te estoy oyendo con los ojos cerrados”.

 

Los que presenciaron esa anécdota soltaron una sonrisa discreta, que al salir del salón y ya en la soledad o en confianza se convirtió en carcajadas.

 

Es una realidad, que en las sesiones de la Asamblea Constituyente uno de los diputados que más notas da para los cronistas es Muñoz Ledo. Nadie pasa por alto que al varias veces diputados y quien en algún momento fue militante del PRI, PRD, PT, PARM y hasta seguidor de Vicente Fox, los asisten dos personas. Una quien lo auxilia de manera permanente para caminar.

 

En las sesiones todos están pendientes de los discursos de Porfirio cuando toma la palabra. La elocuencia y fuerza de sus discursos dejan sin habla a más de muchos de los novatos constituyentes.

 

Otra de las anécdotas la dio en septiembre, cuando la Comisión Redactora del Reglamento de la Asamblea analizaba si debía existir o no un órgano legislativo similar a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados. Ahí Muñoz Ledo argumentó que ese órgano era cupular y antidemocrático. “Yo siempre me opuse a ello”, dijo con voz recia.

 

Presente en la reunión, Jorge Alcocer no dudó en recordarle a Porfirio que él fue quien impulsó la creación de la junta e incluso, le mostró su firma que aparecía en el acuerdo.

 

Muñoz Ledo, con una sonrisa sarcástica, le comentó a Jorge Alcocer “tienes muy buena memoria”, a lo que Alcocer le respondió “No Porfirio, más bien tú tienes muy mala memoria”.

 

Así las cosas en la Asamblea Constuyente…

 

@rominarr

@OpinionLSR

 

> Lee más sobre el autor

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.