Opinión

No se vale mentir

Hay una campaña perversa en contra del cardenal y arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes. | Fred Álvarez

  • 21/01/2021
  • Escuchar

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres". -Juan 8:32

El cardenal y arzobispo emérito de la Ciudad de México Norberto Rivera Carrera evoluciona bien -¡gracias a Dios y a la ciencia médica!-, se restablece en un hospital privado.

No se vale especular ni crear rumores perversos que pretenden enfrentar al cardenal y arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes con el cardenal y arzobispo emérito de la Ciudad de México Norberto Rivera Carrera.

En “graves condiciones de salud” y totalmente abandonado por la arquidiócesis primada de México, el arzobispo emérito (...) Norberto Rivera Carrera (NRC), carece de recursos económicos para poder pagar su estancia en el Hospital Mocel”, escribió anteayer el reportero Rodrigo Vera en una breve nota para la agencia APRO-Proceso.

Y agrega que “pese a que por ley le corresponde recibir apoyo por parte de la arquidiócesis, el cardenal Rivera deberá pagar de su bolsillo los 80 mil pesos que le cobran por su admisión al hospital, más el costo del tratamiento y los días de estancia en ese hospital privado, a donde ingresó el pasado 12 de enero”.

La fuente del reportero versado en el tema es una opinión de Guillermo Gazanini Espinoza para la web religiondigital.org, que dice tener "fuentes confiables y cercanas al bienestar del cardenal Rivera Carrera”.

No dice Guillermo quienes son sus fuentes, pero horas después supimos quien fue…

Comenta que la decisión de acudir a un hospital privado fue del mismo cardenal Rivera Carrera, quien así "lo decidió para salir adelante ante las complicaciones que se le iban generando”.

La información es correcta, pero no dicen que entonces hubo un ofrecimiento del cardenal Aguiar para que fuera enviado a un hospital público de tercer nivel.

Hay que decir que el obispo tiene, al igual que todos los prelados del arzobispado, un seguro de gastos médicos mayores, pero ese seguro no abarca enfermedades como el covid-19.

Agrega  Gazanini que "el hospital requirió de las garantías para el ingreso del paciente. Ascendiendo a casi 80 mil pesos, Rivera Carrera, todavía en condiciones (físicas) para pedirlo, requirió a la economía arquidiocesana los apoyos necesarios para hacer frente a esto; sin embargo, la respuesta fue que el arzobispado de México no podía absorber los gastos médicos”.

Hay que matizar la información.

Gazanini  señala que el arzobispado primado de México tiene obligación para con el emérito, ello incluye una pensión y la seguridad relativa a su salud, lo cual también es correcto, y no es un asunto del arzobispado Primado sino de todas las diócesis del mundo.

La atención a los eméritos incluye seguros de gastos médicos.

Pero decir que Aguiar no solamente se negó a apoyarlo en sus gastos médicos, sino que también le ha negado todo tipo de asistencia espiritual a su hermano Rivera Carrera, es una falsedad…

¡Por supuesto eso no es cierto!”

Fuentes cercanas al cardenal Aguiar me afirmaron desde el martes que la ayuda espiritual ha estado ahí, es permanente e incluso se han generado cadenas de oración con todo el clero local. Hace unos días se difundió un comunicado por parte del Canciller Alán Tellez Aguilar

Y con respecto a la ayuda económica no lo creemos que fuera así. Ojalá fueran sólo 80 mil pesos, ya que cualquier amigo del emérito lo podría sufragar. Los gastos en un hospital privado de ese nivel y por covid-19 son carísimos.

Por la tarde noche del martes el ex vocero Hugo Valdemar le dio una entrevista al reportero de Proceso, y en la mañana de ayer fue entrevistado por varios medios electrónicos, e hizo afirmaciones temerarias, casi casi que si su ex jefe se muere será por culpa de Carlos Aguiar Retes.

¡Y eso fue la gota que derramó el vaso!

¿Qué dijo el P. Hugo Valdemar, quien fuera vocero de la arquidiócesis Primada, y actualmente es canónigo penitenciario de la Catedral Metropolitana?

Exactamente lo mismo que escribió Gazanini y más…

En entrevista para Apro, Valdemar precisó que su ex jefe tiene serios daños pulmonares, que la saturación de oxígeno le llegó a bajar al 40%, y que incluso ya se le dio la extremaunción.

Comentó que el pasado lunes un sacerdote ingresó al hospital para darle los santos oleos, "pero totalmente al margen de la arquidiócesis, que no ha querido costearle sus gastos médicos, ni tampoco darle apoyo espiritual”, señaló.

-¿Y quién es este sacerdote? -, le pregunta. el reportero.

-Prefiero no dar su nombre para evitarle represalias…

Indica Valdemar que ni a él mismo, ni a los familiares del cardenal, se les permite ingresar al hospital para ver al enfermo. 

Y con respecto a los gastos médicos, el reportero le inquirió que "Rivera Carrera tiene amigos empresarios muy pudientes, como Olegario Vázquez Raña y Carlos Slim. Ellos fácilmente pueden pagarle todos sus gastos".

-Sí. Es cierto. Pero ellos no están obligados. La que está obligada a pagar es la arquidiócesis de México, la cual tiene seguro médico para sus sacerdotes, dijo.

Y aquí se pasó Valdemar al afirmar “así como Aguiar Retes tiene abandonado al cardenal Rivera, también tiene abandonados a su suerte a sus sacerdotes, quienes al contagiarse de covid se ven en la necesidad de pedir auxilio económico a su feligresía”.

Ante ello hubo una respuesta institucional del arzobispado, creo que un poco tarde: (yo escribí un texto en Contextos de la Palabra haciendo precisiones).

La Arquidiócesis Primada aseguró que ofreció al cardenal emérito atenderse en un hospital público de tercer nivel -al parecer el Hospital Militar-, pero que fue el mismo cardenal Rivera quien tomó la decisión de ir a un hospital privado, propiedad de uno de sus amigos.

O sea, Rivera Carrera al igual que los demás prelados y sacerdotes tiene gastos médicos mayores pagados por el arzobispado, pero ese seguro no cubre gastos por coronavirus.

"En los casos que requieran hospitalización, la atención (como la tuvo Monseñor Francisco Daniel Rivera, Obispo auxiliar, y los demás sacerdotes que lo han requerido) se brinda a través de los hospitales del sector salud, aquellos hospitales privados que están en el convenio establecido por las autoridades gubernamentales, y los hospitales temporales (espacios transformados para la atención de pacientes covid-19)", explicó. el comunicado.

Y con respecto a que no tiene atención espiritual. No es cierto:

"En el caso del Cardenal Norberto Rivera, el Cardenal Carlos Aguiar designó a un sacerdote que ha estado desde un inicio al pendiente de las necesidades de nuestro Arzobispo Emérito".

Subraya el comunicado que "Norberto Rivera tomó la decisión de recibir la atención médica en el sector privado".

Justificó que la decisión de que los obispos y sacerdotes reciban la atención médica por covid-19 en hospitales del sector salud (públicos) es debido a la situación económica que vive la Iglesia en todo el país.

Recalcó que cada sacerdote puede decidir el sitio de hospitalización, pero aclaró que, fuera de las opciones ofrecidas, deberá hacerlo por propios medios. 

Es claro el comunicado del arzobispado, pero llegó un poco tarde."La Vicaría del Clero es la instancia de la Arquidiócesis encargada de acompañar a los sacerdotes y obispos durante su enfermedad, manteniendo contacto, apoyando y dando seguimiento a su estado de salud”, finaliza el comunicado…

Muchas preguntas....

¿Por qué esa campaña orquestada en contra del eminentísimo Carlos Aguiar Retes de parte de un cura?

¿Cuál es el fondo del asunto?

¿Culpar a don Carlos de la enfermedad de Rivera y si muere, culparlo del deceso?

No le vemos la razón, pero se percibe perversa.

¿Qué dice el Nuncio apostólico?

Ahora bien, este tema no es un asunto de dinero. 

Cualquier amigo rico del arzobispo emérito puede pagar los gastos, creemos que la familia Vázquez Aldir será solidaria, y si fuera necesario la Santa. Sede podría enviar recursos para pagar los gastos

¿Quién autorizó a Hugo Valdemar a dar esas declaraciones?

Lo que ha dicho el ex vocero del eminentísimo Norberto Rivera son medias verdades, y algunas mentiras.

¿Sabrá que es pecado mentir, y más para un canónigo penitenciario de la Catedral Metropolitana?

Creemos que debe dejar el cargo, no es la primera vez que Hugo intenta amarrar navajas y meter en líos al arzobispado.

El nuncio apostólico está plenamente informado de lo que pasa y el papa Francisco sigue de cerca la salud de su hermano Rivera Carrera.

Por último, no es ningún secreto, pero la arquidiócesis Primada de México como todas las del país y del mundo, tienen serios problemas financieros; reciben recursos sólo si sus templos están abiertos, y llevan meses cerrados.

Los ministros de culto viven de la ayuda de sus fieles y de los servicios religiosos que prestan.

Se han bajado los sueldos al mínimo, algunos decidieron no cobrar -¿nombres?- ya que es prioridad pagar la nómina de empleados y las pensiones de los sacerdotes jubilados.

El papa Francisco sigue de cerca el estado de salud de su hermano Norberto.

Lo importante es que el prelado originario de Tepehuanes, Durango se restablezca. La noche del domingo pasado la pasó mal. Incluso horas antes circuló un bulo perverso que hablaba de su deceso. De inmediato el arzobispado emitió un comunicado desmintiendo la Fake News.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.