Opinión

¿No especular con la tragedia?

Los accidentes y tragedias han sido siempre motivo de especulación, pero ahora ésta es más visible por la fuerza que tienen las #RedesSociales. | José Antonio Sosa Plata

  • 27/12/2018
  • Escuchar

El accidente en que perdieron la vida la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle ha generado una gran cantidad de especulaciones en las #RedesSociales. Si bien para muchos este tipo de reacciones es inaceptable, también debemos comprender que estamos frente a una respuesta natural, no siempre mala o negativa, más porque se trata de un acontecimiento donde la política y los intereses de grupo están directamente involucrados.

Te recomendamos: Vicente Quintero, ¿Por qué la especulación no es mala?

El conflicto entre #Morena y el #PAN por los resultados electorales en Puebla, aunado a la resolución controvertida del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (#TEPJF), que dio el triunfo a Martha Erika, explican en buena medida porqué la falsedad y la agresividad dominaron la conversación en las #RedesSociales.

Pero eso no ha sido todo. Los errores que han cometido el gobierno federal y el del estado de Puebla en el #ManejoDeCrisis, también catalizaron el problema político. Por un lado, porque se abrió el espacio para el “lucro” político de la tragedia. Por el otro, porque llevaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador a cometer otras equivocaciones en el manejo comunicacional del suceso.

Lee más: Acusa AMLO a "mezquinos, provocadores, conservadores y neofascistas" de señalarlo en tragedia en Puebla.

La polarización que el presidente de México genera con sus palabras interfiere en el proceso de imparcialidad, objetividad y apego a la verdad que requieren las investigaciones. Pero sobre todo, pone en entredicho el objetivo de no abrir espacio a más especulaciones, fake news, calumnias y confrontaciones estériles y peligrosas como las que se han producido hasta el momento.

Lee más: No demos lugar a especulaciones sobre accidente en Puebla: Alfonso Durazo.

No olvidemos que la especulación es un arma política. Y hoy la están utilizando en contra del presidente. Al igual que sucede con la especulación financiera (en donde unos terminan beneficiándose en detrimento de otros a partir del engaño, las suposiciones o las conjeturas), hoy se podría afectar seriamente a algunos grupos aliados a los proyectos de Martha Erika y Moreno Valle. De la misma manera, se corre el riesgo de dañar la credibilidad y confianza que aún tiene la mayoría de la población en el primer mandatario.

Para mantener el apoyo hay que tener los mayores cuidados posibles. Por tal razón, en los medios de comunicación se han hecho esfuerzos destacados para evitar la especulación en los casos sensibles. ¿Cómo? Privilegiando la objetividad, el equilibrio y la imparcialidad en la difusión de acontecimientos trágicos, desastres naturales o asuntos de interés nacional.

La diferencia nítida entre información y opinión es indispensable. Por eso, con el fin de mantener la credibilidad y confianza de sus audiencias, se han ajustado a algunos protocolos básicos, más cuando se ha requerido contrarrestar la difusión de noticias falsas que en todo momento se difunden desde las #RedesSociales. La solución no es fácil, pero sí es posible.

Te recomendamos: Gérard Imbert, De lo espectacular a lo especular (apostilla a la Sociedad del Espectáculo), Cudernos de Información y Comunicación, 2004, 9, 69-81.

Los próximos días abren una ventana de oportunidad para corregir. Si lo que se busca es que Andrés Manuel López Obrador pase a la historia como uno de los mejores presidentes de México, el gobierno está obligado a revisar sus protocolos frente a las situaciones de #Crisis.

La fortaleza del Estado debe ser concebida como un valor superior a cualquier interés personal o de grupo.

Te recomendamos: #ConLaTragediaNo: Morena llama a no especular sobre la muerte de funcionarios.

La legitimidad se tiene que mantener si se pretende lograr la Cuarta Transformación. Por tal motivo, el perfil de imagen de un Jefe de Estado debe estar orientado no solo por la ley, sino por los principios éticos que rijan su discurso y acciones cuando el imperativo es gobernar para todos.

Reducir las especulaciones y ataques al gobierno federal es necesario y factible. En consecuencia, y por el bien de todos, la mejor ruta de solución atraviesa por garantizar y dar certeza de que las investigaciones serán transparentes, rigurosas y profesionales. Tampoco hay que olvidar que la información veraz, clara, completa y oportuna elimina la desconfianza, la duda y la sospecha.

Cuando la sospecha desaparece, la especulación se debilita. Sin embargo, se requiere también que el Presidente revise los argumentos con los que está respondiendo a las situaciones de conflicto o crisis, porque el país necesita a un estadista, no a un candidato que siga confrontándose día a día con sus adversarios.

Es hora de demostrar que la Razón de Estado está por encima de las emociones, confrontaciones innecesarias y, más aún, de los intentos de polarización.

Te recomendamos: Octavio Noguez, en Merca2.0: Tres recomendaciones para el manejo de noticias sensibles en redes sociales.

¿Más presupuesto a cultura?

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata  | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.