Opinión

No es nota roja, sólo la vida diaria

¿Dónde están los desaparecidos?

  • 23/01/2016
  • Escuchar

Para variar, Veracruz. El día 11 de enero desaparecieron cinco jóvenes en Tierra Blanca y unas horas después fueron detenidos y llevados a Xalapa para declarar cuatro policías; el lunes pasado otros tres más siguieron la misma suerte, acusados de esa desaparición.

 

El procurador del estado se llena la boca diciendo que están en las indagatorias pero lo cierto es que a más de doce días del hecho, no hay ningún indicio:

¿No declaran nada los investigados?

¿No hay capacidad para la investigación y el acopio de pruebas?

¿Se borraron todos los indicios en las breves horas entre el secuestro y la detención?

 

Detener no es suficiente: ¿Dónde están los desaparecidos? Lo único claro es que se han  encontrado diversos cadáveres en la zona (unos dicen que veinte cuerpos) corroborando que, como en otros estados, nos encontramos ante un territorio lleno de fosas, muestra de la incapacidad de las autoridades responsables de la seguridad de los ciudadanos o, en todo caso, de su complicidad. ¿Quién gobierna y para qué? ¿Qué le garantiza ese gobierno a los habitantes del estado? ¿Cerrar los ojos es la alternativa?Sigue la tragedia nacional.

 

 

Una más…

 

La Universidad Veracruzana ha lanzado una campaña para reclamar el adeudo del gobierno estatal, bajo el lema de “no pedimos más, damos más” pues aunque en octubre el gobernador reconoció la deuda de más de mil millones de pesos, además de los subsidios federales extraordinarios, que deberían de haber sido entregados a través de la Secretaría de Finanzas estatal por más de 155 millones de pesos, a la fecha no se ha resuelto el problema. ¿Dónde está todo el dinero del estado? Recordemos las protestas de los jubilados en diciembre pasado, además de las solicitudes de pago de proveedores de todo tipo. ¿Ahorros para la campaña o bolsa de viaje para que el gobernador vaya a estudiar algún doctorado allá donde Fidel Herrera es cónsul?

 

 

Los premios, las medallas

 

Hace unos días me hablaron de una organización por mí desconocida hasta ese momento para decirme que habían decidido darme un reconocimiento por mi trayectoria laboral y que requerían que aportara 15 mil pesos para la ceremonia de premiación, que sería el próximo mes de febrero. Es decir, pagar por ser premiado. ¿Pasará lo mismo con la medalla que el jefe del Ejecutivo le entregó al asesino saudí? ¿Habrá pagado algo para que ese déspota le entregara una a cambio? ¿No hay normatividad y criterios para la entrega y usos? ¿El senado confirma o no las condecoraciones?

 

El año pasado, cuando estuvo de visita el rey de España hubo un intercambio de condecoraciones, también. A finales de año pasado, el mismo órgano legislativo otorgó la medalla Belisario Domínguez a Alberto Bailleres ¿Le costó algo o sólo fue un desliz de los legisladores?

 

Si en el sexenio pasado al espurio le gustaba jugar y disfrazarse de militar, en éste parece que gustan las medallas, como si estuvieran en un colegio privado, por buen comportamiento… ¿o cesión de soberanía? ¿Será?

 

 

Una nueva entidad federativa

 

Medallas y adjudicación quieren ponerse todos por el ya extinto Distrito federal. A partir del miércoles 21 de enero, una vez que 23 estados de la federación aprobaron la propuesta, el congreso ratificó la reforma que da paso a la existencia de un estado (atípico) más de la federación, el 32, llamado Ciudad de México y que contará, cuando menos, con 16 municipios y sus respectivos cabildos, un jefe de gobierno (no gobernador) y un congreso local.

 

Para el próximo mes de junio, habrá convocatoria para la elección de diputados constituyentes. Como está la propuesta habrá sobrerrepresentación del PRI y del PRD (Obviedades, 19 de diciembre de 2015), dado los diputados que pudieran tener por sí mismos más los sugeridos para el Ejecutivo federal, el local y los legisladores federales.

 

¿Y los independientes? Según el INE, a cada uno de los nueve partidos registrados le corresponderán once millones de pesos para las campañas y a los candidatos independientes once millones divididos entre el total de candidatos que hubiera. Si usted quiere ser candidato sin partido en alguno de los 40 distritos electorales, tendrá que conseguir sesenta mil firmas, de un total de 208 mil electores promedio que componen un distrito.

 

¿Un avance o una trampa para quitar derechos adquiridos y que están por encima de los beneficios de otras entidades? Está por verse.

 

 

De pilón…

 

El gobernador del Banco de México abre el año con un terrible anuncio. Alguna vez dijo que nos daría un “catarrito” y sufrimos una pulmonía; ahora dice que los países emergentes (¿lo somos?) tendrán que estar preparados para una crisis potencialmente severa y de consecuencias violentas.

 

Mientras, acá vendiendo al país en el extranjero antes que fortalecer nuestro mercado interno. ¿Seguimos de espectadores? Leí en algún lado (mil disculpas por no citar la fuente) que si los jóvenes tuvieran claro que 48% de sus ingresos van al Estado, seguro se interesarían en la vida nacional, en la política. Ojalá.

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

 

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier  régimen, no importa el partido, por supuesto)