Opinión

No a los muros, sí a los puentes: Papa Francisco

"Los muros están contra de la comunicación, están para el aislamiento, se convertirán en prisioneros de esos muros...”, papa Francisco. | Fred Álvarez

  • 04/04/2019
  • Escuchar

De nuevo el líder religioso aborda el tema de los muros en alusión a Trump; los constructores de muros sean de alambre con cuchillos, o con ladrillos, serán prisioneros de los mismos, dijo…

La noche del domingo 31 de marzo, durante el vuelo de Marruecos a Roma y como es costumbre, Jorge Mario Bergoglio, ofreció una rueda de prensa a los 70 periodistas que lo acompañaron en este su 28º viaje apostólico; a ellos reiteró su preocupación por la situación de los migrantes y la construcción de muros...

Siham Toufiki, de la Agencia Map preguntó al Papa sobre las consecuencias de la visita a Marruecos, para la paz del mundo y el diálogo entre culturas.

El Papa respondió: "Diré que ahora que hay flores. Los frutos vendrán después. Pero las flores son prometedoras. Estoy contento, porque en estos dos viajes he podido hablar de lo que me toca tanto en el corazón, tanto: la paz, la unidad, la fraternidad. Con nuestros hermanos musulmanes sellamos esta fraternidad en el documento de Abu Dhabi y aquí en Marruecos…”. Y añadió: “necesitamos puentes y sentimos dolor cuando vemos a personas que prefieren construir muros. ¿Por qué sentimos dolor? Porque los que construyen los muros terminarán encarcelados en los muros que han construido”.

En cambio, los que construyen puentes, van adelante”.


“Para mí construir puentes es algo que va casi más allá de lo humano, porque requiere un esfuerzo muy grande. A mí me tocó mucho una frase del escritor Ivo Andrich, de una de sus novelas, El puente sobre el Drina -el escritor serbio la escribió en Belgrado durante la Segunda Guerra Mundial, y la publicó en 1945, la novela le mereció el Premio Nobel de Literatura en 1961-, en la que dice que el puente es hecho por Dios con las alas de los ángeles, para que los hombres comuniquen las montañas, las playas de un río, para que los hombres puedan comunicarse”.

“El puente es para la comunicación humana y esto es bellísimo y esto lo he visto aquí en Marruecos. Es bellísimo. En cambio, los muros están contra de la comunicación, están para el aislamiento, se convertirán en prisioneros de esos muros...”.

Cristina Cabrejas -de la agencia Efe-, le pregunta... -En el discurso de ayer a las autoridades ha dicho que el fenómeno migratorio no se resuelve con las barreras físicas. Aquí en Marruecos, España ha construido dos barreras, con armas punzantes para los que quieran superarla. Usted ha conocido a alguno de ellos en estos encuentros. El presidente Trump dice que quiere cerrar la frontera e incluso quitar la ayuda a tres países centroamericanos (El Salvador, Honduras y Guatemala).

-¿Qué les dice a estos líderes, a estos gobernantes que defienden, todavía, estas decisiones? le pregunta la reportera.

La respuesta del papa obviamente fue sin mencionar al presidente norteamericano. Ha sido casi siempre muy cuidadoso con ello.

La respuesta fue: “Antes que nada, recuerdo lo que he dicho hace un momento: los constructores de muros, sean de alambre con cuchillos, o con ladrillos, serán prisioneros de los muros que hacen. Primero. Cualquier cosa, la historia dirá”.

“Segundo: Jordi Évole, cuando me hizo la entrevista, me hizo ver un pedazo de ese filo con los cuchillos. Te digo sinceramente, yo me he conmocionado, y después de que él se fue, lloré. He llorado porque no entra en mi cabeza, en mi corazón, tanta crueldad. No entra en mi cabeza, en mi corazón, ver ahogarse gente en el Mediterráneo en lugar de hacer un puente a los puertos. No entra”.

“Este no es el modo de resolver el grave problema de la migración. Yo entiendo, un gobierno con este problema tiene una papa caliente en las manos, pero lo debe resolver de otra manera, humanamente…”.

“Una vez hablé con un gobernante -agregó el Papa- un hombre a quien yo respeto, y diré el nombre: con Alexis Xsipras -es primer ministro de Grecia-, y hablando de esto y de los acuerdos de no dejarlos entrar, él me ha explicado las dificultades, pero al final me habló con el corazón y me dijo esta frase: 'Los derechos humanos son primero que los acuerdos'. Esta frase se merece el Premio Nobel.

Michael Schramm de ARD Roma, le pregunta al Papa: “Usted combate desde hace años por ayudar a los inmigrantes como en los últimos días en Marruecos. La política europea va en la dirección opuesta. Europa se convierte en un bastión contra los migrantes. Esta política respecto a la mayoría de electores, la mayoría de electores son cristianos católicos. ¿Usted cómo se siente con esta situación?, con esta triste situación”.

El Papa Francisco respondió: “Es cierto que tanta gente de buena voluntad, no sólo católicos, está un poco presa del temor, que es la prédica usual del populismo. El miedo; se siembra miedo y después se toman las decisiones. El miedo es el inicio de las dictadurasVayamos un siglo atrás, a la caída del imperio de Weimar. Esto lo repito mucho, Alemania necesitaba una salida, y con promesas y miedos, Hitler fue para adelante. Conocemos el resultado. Aprendamos de la historia. Esto no es nuevo. Sembrar miedo es recoger maldad, y también esterilidad…”.

Impedir la migración -subraya el Papa- pero no por la fuerza, sino por la generosidad, la inversión educativa, económica, etc. Esto es muy importante (...) hace falta ir adelante. Con el miedo no iremos adelante, con los muros permaneceremos cerrados en estos muros. Estoy haciendo una prédica, discúlpame, dijo.

¡Muy dura la expresión de Jorge Mario Bergoglio!


Hacía tiempo que no abordaba tan abiertamente el tema de la migración y los muros como lo hizo el pasado domingo y lo volvió a mencionar durante la Audiencia General de este 3 de abril en la Plaza de San Pedro. En la sesión el Pontífice recordó que el 10 diciembre de 2018 se ratificó en Marrakech el “pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular” que fue un “paso importante hacia la asunción de responsabilidad de la comunidad internacional”.

Por cierto, en esa reunión participó México. Marcelo Ebrard Casaubón charló entonces con el secretario de Estado Pietro Parolín… La reunión que tuvo el secretario de Relaciones Exteriores con el Papa Francisco el pasado 21 de marzo fue sólo un saludo fuera del Vaticano, concretamente en el barrio de Trastevere, en el marco de la reunión de la fundación Scholas Ocurrentes; se supone que ahí le entregó la carta de López Obrador en la que éste le pide disculpas por la Conquista…

Ø  Marcelo Ebrard confirma reunión con el Papa Francisco

Hasta este momento no se han dado reacciones de Donal Trump ni de la Casa Blanca, quizá no los supieron leer...

En febrero de 2016 cuando el papa salió de México y justo volaba cielo norteamericano afirmó refiriéndose a Donald Trump que “una persona que piensa sólo en construir muros y no puentes, no es cristiana”. Ello como respuesta  a una pregunta sobre el proyecto de construcción del muro con México, anunciado por el entonces candidato a las elecciones republicanas.

Trump respondió enfurecido que eran ¡vergonzosas las palabras del papa! Lo usan como peón, dijo, y consideró una “desgracia” que un líder religioso cuestione su fe cristiana -Trump profesa una de las ramas de cristianismo-.

“Ningún líder, especialmente un líder religioso, debería tener el derecho de cuestionar la fe o religión de otro hombre”, dijo.

El Papa no le respondió más, no quiso ponerse los guantes con el entonces candidato. Comenté entonces para la TV -CNN- aquel “choque” entre el papa y Donald Trump luego de las críticas que Francisco exclamó sobre el aspirante republicano.

Ø  Entrevista | Donald Trump estalla: “Usan al papa como peón”

Meses después -la mañana del 24 de mayo-, Francisco recibía al Presidente Trump y a un pequeño séquito, entre otros, su hija Ivanka; su yerno, Jared Kushner; el secretario de Estado, Rex Tillerson y el asesor de seguridad nacional, teniente general H.R. McMaster.

Fue un encuentro de entrada frío y después se hizo cordial, duró poco menos de 30 minutos, hasta donde sabemos no se abordó el tema del muro. Nada que ver con aquella reunión que hubo entre el papa Francisco y el presidente Obama en marzo de 2014 que duró 50 largos minutos, y fue excelentemente cordial.

Nadie, excepto el papa, el presidente y sus dos traductores saben qué se dijeron a puertas cerradas. Ni el Vaticano, ni la Casa Blanca revelaron de qué hablaron exactamente. En un comunicado, el Vaticano se limitó a decir que ambos líderes discutieron sobre la “promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso”.

El Papa ha insistido una y otra vez en el tema del muro y de la política de Trump. Por ejemplo, el año pasado cuando en una portada icónica, la revista Time muestra a un gigante Donald Trump inclinado hacia adelante mirando a una menor de edad que llora ante él. La portada fue nota del año, ¡impactante!

Se trata de una niña separada de su madre indocumentada en la frontera de México y Estados Unidos, la portada retrata muy bien el efecto de las políticas contra la inmigración en este país y el mundo.

Ante la situación de los niños migrantes, el Papa Francisco alzó la voz, lo primero que hizo fue enviar un tuit en el Día Mundial del Refugiado

Y subrayó en una entrevista con Reuters que separar a niños de sus padres, como sucede con los migrantes en la frontera con México “es inmoral”…

El Pontífice criticó fuertemente la política de Trump de separar familias en la frontera con México, afirmando que el populismo no es la respuesta a los problemas de inmigración en el mundo.

“No es fácil, pero el populismo no es la solución”, reiteró el Papa Francisco.

Era la segunda vez que el Papa se enfrentaba con Trump.


Los comentarios del Papa Francisco se sumaron a las presiones de la comunidad internacional sobre Trump por su política en materia de inmigración.

Ante ello Trump reculó, de momento… Firmó una orden ejecutiva supuestamente para poner fin a su política de tolerancia cero, política que incluso indignó a los mismos republicanos.

“Considero esta orden ejecutiva como muy importante. Se trata de mantener a las familias juntas mientras nos aseguramos de tener una frontera fuerte”, dijo el mandatario desde la Casa Blanca.

Al margen...


El periodista español Jordi Évole entrevistó para La Sexta al Papa Francisco; la entrevista se  dio a conocer la noche del domingo justo cuando Francisco venía viajando de Marruecos a Roma

La entrevista fue un éxito; se hablaron varios temas, incluso de la situación de Venezuela, y de Donald Trump... Francisco declaró que es una “persona que tiene su proyecto y su plan”, y puntualizó que fue una visita “muy protocolar y muy corta”.

“Usted es hijo de inmigrantes, ¿qué se le pasa por la cabeza cuando ve que 35 mil personas han perdido la vida en el Mediterráneo con la intención de llegar a Europa?”, le preguntó de entrada Évole...

“Por la cabeza, nada. No entiendo. Por el corazón, mucho dolor. No entiendo... No entiendo la insensibilidad o no entiendo la injusticia que hace que una persona migre buscando cosas mejores y la injusticia de quien le cierra la puerta (...) La actitud fundamental es el corazón abierto, la actitud de la Biblia: 'recibirás y tratarás bien al migrante, porque tú también fuiste migrante'. El primer paso es recibir, el segundo, recibir, el tercero, promover y el cuarto, integrar. Y el que quiera que lo oiga, que lo escuche, que lo aplique”.

¿Y qué le parecen las propuestas que hacen algunos presidentes como Donald Trump de levantar un muro?, le preguntó el joven periodista español...

“El que levanta un muro termina prisionero del muro que levantó. Y eso es ley universal”. Fue su pausa previa a la respuesta, su resoplido, su cruce de manos, su mirada hacia abajo mucho más significativa que la propia respuesta, y mira que la respuesta ya era más que suficiente. Pero fue entrevista de palabras, pero también de gestos, de miradas, de silencios...

Para terminar la entrevista, Jordi Évole pone el color al preguntar al papa Francisco sobre una figura del futbol argentina: “¿Es un sacrilegio decir que Messi es Dios?”.

Francisco destaca que “en teoría” sí es un sacrilegio, pero señala que “no lo cree”: “La gente dice es Dios como dice 'yo te adoro'. Son expresiones, es un Dios con la pelota en la cancha”.

Vale la pena ver la entrevista de Jordi Évole al papa Francisco en Salvados en diez titulares.

De la carta al papa Francisco y otros asuntos

@fredalvarez | @OpinionLSR | @lasillarota