Opinión

No a las estatuas de AMLO

AMLO no quiere ninguna estatua, ni que le pongan nombre a alguna calle, un hospital o escuela, y se debe respetar su decisión. | Fred Álvarez

  • 05/01/2022
  • Escuchar

“A las estatuas y a los bustos las mean los perros y los cagan las palomas”: Renato Leduc

 

Raro que nadie le haya preguntado en la primera mañanera del 2022 al C. Presidente sobre la estatua de su persona encontrada sin pies ni cabeza, tirada en el pasto del camellón en Atlacomulco, Estado de México; la efigie había sido develada por el Alcalde morenista Roberto Téllez Monroy, tres días antes.

Y como era de esperarse el tema fue nota. 

Generó mucho ruido -y memes-, en las redes y se volvió nota internacional.

No sabemos si el presidente se molestó por el acto vandálico -estaba muy serio-, y como nadie le preguntó al final de la conferencia mañanera del lunes 3 de enero hizo un posicionamiento sobre el tema. De hecho, se dirigió a los habitantes de Atlacomulco, les dijo: 

"Ya, nada más para terminar (...), nada más decir algo que quiero comentarles.

Darle un mensaje a los habitantes de Atlacomulco, del Estado de México; un mensaje a ellos, a los que se organizaron e hicieron una estatua de mi persona. 

Decirles que los quiero mucho y que les agradezco mucho por su iniciativa, que son mis amigos del alma, como millones de mexicanos que son mis amigos del alma, que los queremos mucho y que amor con amor se paga, pero que tomen en cuenta de que yo he expresado de que no quiero que pongan a calles, a parques, a bibliotecas, a escuelas, mi nombre, ni quiero tampoco que me levanten ninguna estatua, no quiero nada de eso, lo he expresado varias veces".

Precisa que si le hubieran preguntado, "seguramente los hubiese yo convencido; como no me consultaron, ellos hicieron o mandaron a hacer esta estatua que derribaron, los que lo hayan hecho, eso es secundario".

Aquí lo importante es decirles -agregó-, que no se sientan mal, que yo les agradezco mucho por sus buenas intenciones, pero que también me hagan caso, porque no me gusta lo que tenga que ver con la vanidad, el culto a la personalidad."...

“¿Para qué quiero las estatuas?”, preguntó AMLO y afirmó que sólo muy pocas (estatuas) son respetadas, y tiene razón.

El periodista y poeta tlalpense Renato Leduc decía que no quería ni bustos ni estatua por qué no quería que lo cagaran las palomas ni lo mearan los perros, sin embargo, fue gustoso a inaugurar la que le hicieron en su pueblo natal: Tlalpan.

Ahí hubiera quedado el tema y se hubiera cerrado, pero el presidente se excedió al poner ejemplo de estatuas...

Quizá hubiera puesto el ejemplo de Leduc, pero se le ocurrió con mal tino mencionar a un monumento que existe en Villahermosa, Tabasco. al que se conoce como "La Chichona", por sus grandes senos, dijo textual:

"En mi estado hicieron un monumento bellísimo a la patria, ahí está, es una mujer con sus bustos muy evidentes, es la patria.

Entonces, ¿cómo conocen al monumento?

Como ‘la chichona’, porque… Bueno, ya se los dejo.

Entonces, no quiero tampoco así. ¿Para qué las estatuas?"!

Y aquí quiso corregir preguntando quién ha visto estatuas de Ricardo Flores Magón...

¡Y como era de esperarse la expresión verbal y no verbal de La Chichona generó muchísimo más ruido que lo de la estatua de Atlacomulco.

Hubo incluso gente que se molestó por la expresión corporal del presidente cuando con sus manos simuló grandes senos; y más la persona que hace la traducción en mensaje de señas..

Algunos calificaron la expresión de ofensiva, denigrante, y calificaron al presidente de misógino; otros más como la Diputada Margarita Zavala, le pidió seriedad al presidente: "Seriedad señor presidente, seriedad.."

La verdad es que no debemos asustarnos por la expresión del presidente. Así le dicen los tabasqueños al monumento que se construyó en 1969 en honor al coronel Sánchez Magallanes que se encuentra en Villahermosa y que está ubicado en el centro del distribuidor vial del entronque entre la Avenida Ruiz Cortines y Paseo Usumacinta.

Como en Culiacán le dicen La Locha a una escultura de una mujer semidesnuda que siempre está siendo bañada por una llamativa fuente de agua y de cuya mano brota un chorro del vital elemento y cuyo nombre representa la fertilidad de la tierra. Le dicen la Locha porqué le llega el agua hasta la pa... abajo de la cintura. 

Hay que hacerle caso al presidente.

Lo ha dicho más de una vez que no quiere ninguna estatua, ni que le pongan nombre a alguna calle, un hospital o escuela, y se debe respetar su decisión...

Mucha gente se angustió por la dichosa estatua de cantera rosa, construida por artesanos de Tlalpujahua, Michoacán.

La presidenta municipal Marisol Arias Flores (PRI) en entrevista radial no sabe ni siquiera qué pasó, simplemente se fue la luz, hubo un apagón en la zona y ocurrió el acto vandálico. Las cámaras de seguridad no funcionaron...

Mmm. ¿Raro?

La alcaldesa de Atlacomulco afirma que desde muy temprano solicitaron los videos o evidencias para dar con los responsables, pero le informaron que no se grabó nada.

O sea, que no sabemos quién diablos fue, hasta este momento no hay ningún vídeo; quizá en unos días salga a la luz...

El quid es que en este momento la efigie de cantera rosa se encuentra sin piernas y sin cabeza bajo custodia en las oficinas de la Comisaría Municipal de Atlacomulco.

No sabemos si se volverá a colocar la escultura en el pedestal. Esperemos que no, el presidente será el primero en oponerse.

Pero el  exalcalde morenista puso una denuncia penal y afirmó que la estatua es propiedad del municipio; incluso dijo que la inventarió en el acta de entrega recepción.

Mmm.

¿Quién se llevaría la cabeza de la estatua y para qué?

¡No se vale!

Con una observación al presidente -con todo respeto-, la estatua hasta donde sabemos no fue colocada por el pueblo de Atlacomulco sino mandada a hacer por el expresidente municipal morenista quien pagó 58 mil pesos a los artesanos de Tlalpujahua; él mismo dijo que fue una ocurrencia, no hubo consulta ni se hizo cooperación con el pueblo.

"La idea surgió porque el licenciado es una persona admirable, que le está enfrentando un gran reto, que es abatir esos vicios que siguen imperando. Es una manera de que la gente lo tenga presente". afirmó Monroy cuando develó la estatua.

Quizá el exalcalde quiso pasar a la historia como quien le ganó al PRI en la misma cuna del priismo, pero pasará como un  simple lambiscón, además seguramente hizo muy mal gobierno ya que fue derrotado en las urnas por la coalición “Va por el Estado de México”, integrado por  PRI, PAN y PRD.

Hay otra estatua del presidente que fue dada a conocer hace unos meses, y que realizó el escultor Oscar Ponzanelli. La escultura fue dada a conocer a los medios el pasado mes de agosto, y quienes la mandaron hacer quieren colocarla en los jardines de Palacio Nacional.

Ya no será posible. Lástima. Ponzanelli es un gran escultor, me gusta la escultura que le hizo al bardo guanajuatense José Alfredo Jiménez y que está en el malecón de Mazatlán, Sinaloa... 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.