Opinión

¿Neozapatitstas? Y ahora aparece "El Machete"

Más de dos mil personas presenciaron en la comunidad de San José Tercero, en Pantelhó. Chiapas, el nacimiento de "El Machete". | Fred Álvarez

  • 21/07/2021
  • Escuchar

"Éramos muchos y parió la abuela...". –Refrán popular

El domingo 18 de julio de 2021, a dos años y medio del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, más de dos mil personas presenciaron en vivo en la comunidad de San José Tercero, en Pantelhó. Chiapas, el nacimiento de "El Machete", grupo de autodefensas en de la región de los altos, conformado por jóvenes indígenas tzotziles, que tiene como móvil garantizar la seguridad en sus comunidades de los ataques de caciques y miembros del crimen organizado.

Días antes –el 10 de julio–, el grupo armado había anunciado en un video su aparición, en la cual manifestaron que combatirán con su propio armamento a los criminales. "Hoy nuestro pueblo está por el nuevo Goliat, que son los narcotraficantes, sicarios, crimen organizado, pero nosotros somos los nuevos David que defienden su pueblo", señalan.

Reivindican la anulación de la elección del día 6 de junio y "encarcelamiento del presidente (municipal) electo" –Raquel Trujillo Morales– por ser parte del crimen organizado.

Dijeron que la decisión de armarse no fue fácil, ya que durante muchos meses fueron analizando su situación, hicieron visitas a autoridades del gobierno del estado, y entregaron diversos documentos pidiendo su intervención para detener a sus agresores. La última carta de auxilio fue la del 26 de junio pasado.

En el comunicado publicado antes en las redes sociales, el grupo aseveró que aproximadamente 200 habitantes de Pantelhó han sido asesinados en los últimos años por los "narcotraficantes". 

En efecto, en los últimos años, el crimen organizado ha invadido los territorios de Los Altos, en Chiapas. Las tierras habitadas por indígenas empezaron a ser víctimas de saqueos, extorsiones, amenazas y asesinatos. Además, como señala una nota de "El País" en las últimas semanas han aumentado los desplazados –alrededor de 2 mil–, con ello se evidencia el recrudecimiento de la violencia en una zona codiciada para el tráfico de drogas, armas y trata de personas.

La gota que derramó el vaso para darse a conocer fue el crimen el 5 de julio de Simón Pedro Pérez López expresidente de la organización Las Abejas, de Acteal. Pérez López se resistía a que la vía armada fuera la solución, y buscaba que fuera el gobierno mexicano el que interviniera. No tuvo éxito.

De hecho, el asesinato de Simón Pedro los llevó confrontar a los agresores, hechos que se dieron el 7 de julio, donde trataron de expulsar a personas vinculadas al crimen organizado que se encontraban en la cabecera municipal de Pantelhó.

Uno de los voceros aseguró que el surgimiento de "El Machete" no es un acto político, sino una acción por la defensa de la vida.

"El Machete" se presentaron en sociedad con el rostro cubierto y con playeras negras con el logo del grupo –conformado por un par de machetes cruzados– y portando distintas armas de fuego, como armas largas, rifles, escopetas y uno que otro machete. Y lo grave es que algunas de esas armas son propiedad del ejército y de la Guardia Nacional.

Apoyo social, incluso un representante de Segob

Fue de llamar la atención que al nacimiento del grupo armado acudieron los medios y miles de personas de 86 comunidades diferentes para aplaudirles y darle su apoyo: se dice que incluso hubo rezos cristianos 

El video de presentación es elocuente.

Asistió Josefina Bravo Rangel, titular de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México quien reiteró que respeta las decisiones de las comunidades que organizaron su grupo de autodefensa.

A pregunta del porque no ha intervenido por la muerte de personas, Bravo Rangel justificó que la Fiscalía no había podido ingresar para las investigaciones y proceder conforme a derecho.

Mmm.

Y como era de esperarse el tema llegó a la mañanera del martes 20 de julio.

"¿De dónde sacaron esas armas?", preguntó el C. Presidente López Obrador en la mañanera del martes 20 de julio. Hay que decir que se presume que una parte de esas armas eran de la Guardia Nacional (GN), las cuales les fueron arrebatadas a efectivos del 20 Batallón del Ejército y de la 7a Compañía de la GN.

¿Qué ocurrió?

Alrededor de las 18 horas del jueves 8 de julio, los efectivos del Ejército y de la GN se dirigían hacia Pantelhó, donde ocho horas antes sus compañeros habían sido emboscados por un grupo armado a la altura de San José El Carmen, hecho que dejó seis policías y tres militares heridos. 

Al momento que el convoy se dirigía hacia Pantelhó, no pudieron pasar, ya que la vía estaba cerrada con palos y rocas, de inmediato fueron rodeados por decenas de mujeres y niños indígenas.

Horas después, arribó al lugar un comando armado" que se identificó como integrantes de "Autodefensas de Chenalhó", y les arrebataron las armas como si fueran paletas a niños; de entre ellos ocho fusiles Fx05 calibre 5.56x45 mm, un fusil HKG3, una ametralladora Negev calibre 5.56x45 mm, una pistola Px4 calibre 9 mm, además de accesorios y cartuchos. En total habrían sido 48 armas propiedad del gobierno.

Se presentó la denuncia ante la Fiscalía General de la República y dos días después intentaron recuperarlas, sin éxito.

Días después, seguramente, algunas de esas armas estaban en San José Tercero, en Pantelhó

Qué dijo el C. Presidente en la mañanera

"Bueno, primero que nosotros no estamos de acuerdo con las autodefensas. Eso fue una creación también dañina de la época en que se le declaró la guerra a las bandas de la delincuencia. Trajeron hasta a un experto colombiano (el general colombiano Oscar Naranjo) para enfrentar el problema de la inseguridad, la violencia, con estas llamadas autodefensas".

"Eso no debe de aceptarse, nosotros no estamos de acuerdo con eso porque el Estado tiene la obligación de garantizar la paz y la tranquilidad. No se puede hacer justicia por propia mano, nadie puede hacer eso, eso es ilegal y eso no debe aceptarse. Nadie debe de armarse para enfrentar una supuesta situación de inseguridad.

Porque se puede esgrimir, se puede usar como excusa de que hay mucha inseguridad y no es eso, puede ser que se trate de una confrontación política".

–"¿Sería el caso de Pantelhó que ustedes han encontrado?" Le inquiere la reportera al presidente.

"Habría que verlo, lo está analizando Gobernación", respondió el presidente.

"Pero en ningún caso se acepta que se armen grupos llamados autodefensa, nosotros no aceptamos eso. Y es nuestra responsabilidad garantizar la paz y la tranquilidad, y lo estamos haciendo", subrayó.

Concluyó con: "Y que no usen eso como excusa, que no digan que ´es mucha la inseguridad, luego entonces tenemos que armarnos´. Porque son dos cosas: o es una cuestión politiquera, de dominio caciquil en una región, lucha de facciones, de grupos políticos, caciquiles, sin ideales, sin principios, sin el propósito de ayudar al pueblo, sino de tener poder; o delincuencia, hay que ver de dónde obtienen las armas".

–"Justo le iba a preguntar quién arma a las autodefensas", le inquiere la reportera.

Después de escuchar el posicionamiento del presidente, la señora Rángel funcionaria de Gobernación debe de renunciar, como lo hizo hace meses Ricardo Peralta.

¿Qué hacía en Pantelhó?

¿Fue autorizada para asistir al nacimiento de "El Machete" o lo hizo por cuenta propia?

Recuerdo que en agosto de 2019 el presidente López Obrador pidió al entonces subsecretario de Gobierno Ricardo Peralta Saucedo, "ajustarse" a la Constitución y las leyes, tras revelarse que mantenía diálogo con autodefensas para deponer las armas.

(Véase ¿Diálogo con grupos armados?)

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.