Opinión

Negligencia criminal: Médicos legistas de CDMX sin fecha de vacunación

Trabajan con materiales de pésima calidad; sus prestaciones laborales son mínimas. | Adolfo Gómez Vives

  • 01/03/2021
  • Escuchar

Invisibilizados por las autoridades sanitarias, los 515 médicos legistas adscritos a la Unidad Departamental de Medicina Legal de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, aún no han sido vacunados contra el covid-19.

Trabajan en 69 consultorios médico-legales distribuidos en las 16 alcaldías. Han sido dotados con equipos de protección de pésima calidad y carecen de estabilidad laboral, ya que ocupan plazas temporales por tiempo fijo, cuyos recursos financieros deben ser autorizados anualmente por el Congreso de la Ciudad de México, además de que sus prestaciones laborales se limitan a una gratificación de fin de año (aguinaldo) y vales de despensa.

Entre las labores que realizan los médicos legistas están la realización de evaluaciones médicas al interior de hospitales, la valoración física de personas en conflicto con la ley, la de víctimas que acuden al Ministerio Público a denunciar hechos probablemente constitutivos de delito y la emisión de certificados y dictámenes médico-legales, entre los que destacan el certificado de cadáver, respecto de personas que han perdido la vida por covid-19 u otras causas.

A pesar de su reiterada exigencia de ser considerados como población prioritaria para la recepción de la vacuna, las autoridades de Salud de la Ciudad de México han desdeñado sus peticiones.

El 18 de febrero, a través del oficio 277/2021, la Dra. Damaris Chávez Pedrote, directora de Servicios Médicos Legales, le respondió al delegado del Trabajo de la rama médica del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, que “la asignación y distribución de la vacuna para la prevención del covid-19, [para los médicos legistas] es competencia de la Secretaría de Salud Federal, por lo que actualmente nos encontramos en espera de la respuesta por parte de la autoridad competente”.

Y mientras Amnistía Internacional ha señalado que México ocupa el primer lugar en el mundo en número de defunciones por covid-19 de personal médico, con mil 320 casos hasta agosto de 2020 y de que el gobierno de la República ha priorizado la vacunación de servidores públicos no relacionados con el sector salud, como es el caso de los llamados “servidores de la Nación”, los médicos legistas aún no han sido programados para la recepción de vacunas.

Además, han tenido que trabajar con equipo médico de pésima calidad, de cuyas etiquetas se desprende que son de manufactura china y que no cumplen con los requisitos de la Norma Oficial Mexicana NOM-116-STPS-2009, Seguridad-Equipo de protección personal-Respiradores purificadores de aire de presión negativa contra partículas nocivas.

El Dr. Juan Manuel Esteban Castro Albarrán, subsecretario de Prestación de Servicios Médicos e Insumos, ha reconocido mediante oficios 613/2020 y 956/2020, que la adquisición de los insumos para los médicos legistas ocurre a través de la Dirección General de Administración y Finanzas, que hasta noviembre de 2020 había erogado más de 2 mil quinientos millones de pesos para la atención de la pandemia.

Y mientras la doctora Chávez Pedrote conmina a los médicos legistas a hacer “uso permanente y correcto del equipo de protección personal dentro y fuera del área laboral”, la Secretaría de Salud Federal no contempla en su estrategia de vacunación a los médicos legistas, a pesar de que estos se encuentran en alto riesgo de contagio, en razón de las actividades que desempeñan.

El 31 de diciembre de 2014, durante la administración de Miguel Ángel Mancera, se publicaron en la Gaceta Oficial, los Lineamientos para el Programa de Estabilidad Laboral, mediante nombramiento por tiempo fijo y prestación de servicios u obra determinados, que norman las relaciones laborales de los médicos legistas, las cuales se reducen a un contrato por tiempo fijo, sin mayor prestación laboral que aguinaldo y vales de despensa, a pesar de que la actual jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum se comprometió a “basificar” a los trabajadores adscritos a dicho programa.

Sin certidumbre laboral, trabajando con equipos médicos de pésima calidad, los médicos legistas exigen sus derechos a la protección de su salud, a las autoridades locales y federales que prefieren vacunar primero a los promotores de la imagen de Andrés Manuel López Obrador, que a quienes se encuentran en la primera línea de vulnerabilidad, en razón de las actividades que realizan.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.