Opinión

Náufragos

Hoy los medios de comunicación permiten con sólo escribir una palabra en cualquier buscador, el acceso a infinidad de información. | Sandor Hernández

  • 03/03/2019
  • Escuchar

Hoy los medios de comunicación, en específico las redes sociales; permiten con sólo escribir una palabra en cualquier buscador, el acceso a infinidad de información en cuestión de segundos, a tal grado que dificulta su selección. En el proceso de la toma de decisiones cuando se utiliza como fuente de información los canales digitales, no se puede acusar la falta de información, pero sí de los medios para identificar la que es veraz y desprovista de sesgos de contenido, puesto que depende de la subjetividad del autor.

Suele pasar que si dos personas exploran un mismo tema, los resultados que se arrojan tendrán dos vertientes: por un lado, un delimitado número de coincidencias; y por otro, un amplio margen de fuentes de información distintas, que se derivan en gran medida por historial predeterminado de búsqueda que cada usuario ha dado en su navegador de internet, el cual se vuelve personalizado de acuerdo a la línea de investigación que se frecuenta.

El fenómeno anterior se materializa con una huella sobre los intereses de la persona que busca información, generando la interpretación de que los datos arrojados son los más afines a la manera de pensar del solicitante. Las redes sociales en cuanto a información y perfiles de otros usuarios, siguen la misma tendencia de los navegadores. Habitualmente se identifica que las personas con las que más se interactúa, suelen ser casi los mismas de las que aparece su información en el portal de noticias, en raras ocasiones se presenta información de otro perfil con el que se tiene tiempo sin interactuar; esto se debe por coincidir con cierta ideología, afición o amistades comunes, lo anterior independientemente de que el número de los contactos en la red, sea infinitamente superiores a los frecuentes.

Para un ciudadano sin afinidad o militancia partidista, que busca tomar la mejor decisión en un proceso democrático a partir del espectro del internet, la información le será entregada en extremos negativos y positivos, con la dificultad de identificar su contenido neutral o sin sesgo político. Esta problemática se incrementa por el uso cada vez más habitual de herramientas como el Google adwords, que consiste en comprar algún mote, nombre o frase en el buscador y cuyos resultados conectan dicha palabra con los resultados que el comprador desea que encuentre, así no sea lo que en esencia el ciudadano busque. En ocasiones, los interesados en una búsqueda suelen quedar a la deriva en ese gran océano de información: “El mundo viaja. Lleva más náufragos que navegantes…

Generalmente, los extremos de información localizada no resultan absolutos; comúnmente vienen plagados de información falsa. “Con la expansión de las redes digitales se ha presentado el lado oscuro de las redes sociales. Lo anterior debido a la divulgación masiva de noticias falsas o fake news

Es frecuente que al querer corroborar información sobre actos públicos de un candidato nos encontremos con cualquier link que lo contradiga.

Le toca entonces a la ciudadanía buscar y analizar la confiabilidad de la fuente y la persona que difunde la información. Por lo anterior, es recomendable que el interesado además de lo anterior, complemente su proceso de análisis, a partir de la manera como se desenvuelve un candidato en los siguientes escenarios: a) Mitin: en este escenario, la comunicación está diseñada para ser emotiva, donde el candidato luzca con plena confianza ante sus seguidores, y cualquier traspiés le sea perdonado; b) Debate, aquí se exige la capacidad de respuesta del candidato ante los sorpresivos ataques, se pueden identificar las fortalezas y debilidades, ya que no conoce las estrategias de sus adversarios; c) Sus redes sociales, este es un espacio selectivo, donde el candidato puede lucir de manera planeada, y aceptar o rechazar comentarios que no crea favorables para su campaña o que inciten un debate público, y d) Los medios masivos de comunicación, aquí el ciudadano dependerá de la afinidad que tenga el medio de comunicación con el candidato o su ideología y la información que transmitan.

Finalmente, lo que debe interesar a la sociedad misma, es una ciudadanía activa en la vida pública del Estado, con participación constante en la opinión, transparencia y rendición de cuentas; y específicamente en los procesos electorales, en la toma de decisiones a partir de verdaderos procesos analíticos, de lo contrario, concluir que el mejor perfil es aquel que se obtiene de manera fugaz en un spot de 20 segundos, de un ritmo llamativo, una imagen fresca o una frase pegajosa, es como quedarnos con una breve descripción que utiliza Carlos García Gual en su libro Sirenas, “Sus voces trenzan un lazo seductor, canto y encanto que se despliega en el aire quieto…

Bibliografía

Galeano, E. (2016). El cazador de historias. Ciudad de México: Siglo ventiuno.

García Gual, C. (2014). Sirenas. Seducciones y metamorfosis. España: Turner Noema.

Richter Morales, U. (2018). El ciudadano digital- fake news y posverdad en la era de inernet. Ciudad de México: Oceano.

Inversamente proporcionales

@SandorHdz | @OpinionLSR | @lasillarota