Opinión

Mujeres protagonistas de la revolución digital

Las mujeres debemos ser protagonistas de esta nueva revolución digital, apropiándonos de ella. | Marina San Martín

  • 13/03/2020
  • Escuchar

Las revoluciones industriales han transformado nuestra forma de vida. La primera, empleó agua y vapor para mecanizar la producción; la segunda, utilizó la energía eléctrica para fabricar en masa, y la tercera, adoptó la electrónica y la computación para automatizarla.

Hoy, estamos frente al arranque de una nueva revolución: la digital, la cual, a través de la robótica, el internet de las cosas (IoT), la inteligencia artificial (AI), el big data, el cómputo en la nube y la ciberseguridad, automatiza procesos, negocios, bienes y servicios, y da la oportunidad a las personas y gobiernos de tomar mejores decisiones.

Nuestro entorno se digitaliza cada vez más, considerando cantidades incontables de información. Si bien las tecnologías presentan ventajas, existe una brecha de desigualdad de distintos grupos para acceder a éstas y tener las mismas oportunidades, como es el caso de las mujeres.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) estima que 53.6% de la población mundial (4.1 billones de personas) usaba Internet a finales de 2019. Si bien más de la mitad del mundo está conectado, existen disparidades por género, pues de acuerdo con un estudio de la alianza mundial EQUALS, quienes se encuentran fuera de línea en mayor medida son mujeres.

Según la UIT, la proporción de mujeres que usan Internet, a nivel mundial, es 48% comparado con 58% de hombres. Se calcula que, en 2018, 96% de la población mundial contaba con servicios básicos de red celular móvil, siendo las mujeres, las que tenían 10% menos de probabilidades de contar con un teléfono celular, y 23% menos posibilidades de usar Internet móvil.

Las nuevas tecnologías pueden romper barreras y combatir graves problemas que padecemos las mujeres, como el analfabetismo, la pobreza, las asimetrías, la discriminación o la inseguridad; además, de brindar posibilidades infinitas, pues contribuyen a potenciar nuestros derechos, como el acceso a la información que, a su vez, sirve de llave para otros.

Por ello, con motivo del Día Internacional de la Mujer, en el INFO Ciudad de México llevamos a cabo un foro para reflexionar sobre las causas y posibles soluciones contra la violencia hacia las mujeres, siendo uno de los temas clave el relativo al cierre de la brecha digital, pues en entornos donde hay desarrollo, la violencia se contiene y la desigualdad se reduce.

Los avances tecnológicos facilitan, por ejemplo, los servicios de salud permitiendo una mayor cobertura (salud digital); amplían las formas de educación tradicional, sin limitación de espacio y tiempo (educación digital); fomentan esquemas de trabajo productivos y versátiles que quizá ayuden a romper techos de cristal; y mejoran la eficiencia y transparencia de la gestión pública.

Las mujeres debemos ser protagonistas de esta nueva revolución digital, apropiándonos de ella, para expandir nuestro crecimiento y participación, y lograr un mayor empoderamiento e igualdad.