Opinión

Mujeres para la paz

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Paz, una fecha que nos demanda solidarizarnos para enfrentar mejor esta crisis sanitaria. | Blanca Lilia Ibarra

  • 21/09/2020
  • Escuchar

“La paz no es solo detener los conflictos armados, también es detener las injusticias en los pueblos. La paz significa democracia, no más corrupción y el respeto a los derechos humanos”.

-Tawakkul Karman (periodista yemení ganadora del Premio Nobel de la Paz 2011). 

Hoy 21 de septiembre se conmemora el Día Internacional de la Paz, una fecha que en el contexto actual nos demanda solidarizarnos para enfrentar mejor esta crisis sanitaria. Cabe recordar que, el pasado 23 de marzo, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, hizo un llamado a un cese al fuego global, para enfocarnos en “la verdadera batalla por nuestras vidas”. Esta efeméride es una oportunidad para reconocer lo que hemos hecho bien para mantenernos a salvo, pero también para dialogar sobre los desafíos e impactos diferenciados que esta crisis ha develado, en distintos grupos sociales. 

Los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres son altamente vulnerados en situaciones de guerra, conflictos armados, y crisis humanitarias. Indudablemente, estas problemáticas afectan en mayor medida a la población más vulnerable. Por ejemplo, el Informe “Las mujeres y la paz y la seguridad” presentado en 2019 por el secretario general de las Naciones Unidas, destacó que de las casi 132 millones de personas que requieren de asistencia humanitaria y protección, aproximadamente 35 millones son mujeres, adolescentes y niñas que necesitan servicios de salud sexual y reproductiva, a fin de prevenir la violencia por razón de género. Se estima que al menos una de cada 5 mujeres refugiadas o desplazadas son sujetas de violencia sexual.

Ante ello, instó a los Estados Miembros a implementar más acciones a fin de erradicar la violencia y la exclusión de las mujeres en las acciones a favor de la paz. La ONU considera que aumentar el número de mujeres en su personal de mantenimiento de paz ayuda a lograr resultados más sostenibles en la pacificación de las regiones, así como a mejorar la situación de las mujeres, niñas y adolescentes en los países en conflicto. Y si bien se han concretado avances significativos a partir de la resolución 1325 sobre las mujeres, la paz y la seguridad, adoptada hace casi 20 años por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aún queda un largo tramo por recorrer. En 2019, se estimó que las mujeres componían sólo 5% por ciento del personal uniformado, de policía y de justicia que trabajaba en sus misiones para el mantenimiento de la paz. Además, se señaló que incrementar su participación no sólo es clave para una mayor equidad dentro de los cuerpos de paz, sino también para fomentar la seguridad, y la inclusión de la población civil y los grupos vulnerables de las comunidades que se encuentran en conflicto.

Las mujeres son agentes de cambio, su trabajo favorece el desarrollo de sus familias y sus comunidades. Su participación e involucramiento en la prevención y resolución de conflictos tiene impactos positivos en la generación de acciones inclusivas a favor del acceso a la justicia y la garantía de los derechos humanos, de grupos sociales que, como ellas, han sido sujetos de algún tipo de violencia o discriminación. Por ello, estamos convencidos que el ejercicio del derecho a saber y el uso estratégico de esos insumos informativos podrían significar una vía adecuada para la conformación de políticas y programas que mengüen las grandes desigualdades de género, económicas y sociales. 

En el marco del Día Internacional de la Paz y convencidos que las crisis y los problemas requieren de la suma de las voces, acciones y corresponsabilidad de todos, necesitamos configurar políticas integrales que resuelvan la diversidad de problemáticas que esta crisis sanitaria ha venido a acentuar. Ante ello, consideramos importante la generación de información pública con enfoque de género e interseccionalidad, para enriquecer la participación de las mujeres en el proceso de toma de decisiones, así como en la negociación, e implementación de medidas y acciones conducentes a la resolución de conflictos.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.