Opinión

Muere colega por covid-19

No cabe duda que los fotógrafos somos de otro planeta, sólo nosotros somos capaces de hacernos una última selfie en la antesala de la muerte. | Ulises Castellanos

  • 24/04/2020
  • Escuchar

Hace unos días se confirmó la muerte de un colega de la lente en Nueva York; se trató del fotoperiodista Anthony Causi de 48 años, quien trabajaba en el staff del New York Post en Manhattan. Su especialidad era la cobertura deportiva, su fuerte el besibol. La foto que hoy les presento fue la última que se hizo antes de morir y la subió a su cuenta de Instagram el pasado 22 de marzo, ya intubado en el hospital

Ya lo sabemos, este virus mata y no parece detenerse, Causi se suma a los casi 50,000 muertos que ya se llevó el coronavirus en Estados Unidos. Es una tragedia sin comparación posible.

Anthony Causi, era un fotógrafo que trabajó siempre para el The New York Post y cuyo talento según me cuentan colegas que lo conocieron en Nueva York, derivaba en ser un profesional muy respetado en el mundo deportivo.

De hecho si uno revisa su Instagram puede constatar su estilo para darle ese toque personal al contexto deportivo que el fotografiaba. Su cuenta es @acausi y tiene poco más de 21,000 seguidores.

La verdad, es que no deja de ser una noticia triste en medio de las mil historias que en cascada se están presentando frente a la muerte que ocasiona este virus de terror. Nueva York vive hoy días negros, mientras que aquí en México es declarada ya la fase tres de la pandemia originada en China los últimos días de diciembre de 2019.

Originario de Brooklyn, Causi se incorporó al Post en 1994, cuando rondaba los 22 años de edad; primero como mensajero en el área de foto, y luego cuando se graduó como editor de fotografía se integró como fotoperiodista deportivo en su diario. Por su lente pasaron los jugadores y partidos de los Yankees, de los Mets, de los Gigantes, o los Knicks y los Rangers entre muchos otros. Fue testigo del último Super Bowl.

Stephen Lynch, editor en jefe de su diario, se expresó así de Anthony Causi, al conocer la noticia de su muerte : "fue nuestro colega, nuestro amigo y un periodista brillante, era, simplemente, uno de los mejores fotógrafos deportivos de la ciudad de Nueva York, de los últimos 25 años" 

Cuentan que era de voz suave, divertido, pero que sobre todo era muy amable y respetado por quienes fotografiaba. Su muerte, una tragedia. Así se acaba una vida, de un plumazo y después de una cobertura en medio de esta pandemia. 

No puedo dejar de ver esta última foto que se hizo a sí mismo, ¿Qué estaría pensando? Pienso que se le ve tranquilo. No parece que sienta que vaya a morir. No cabe duda que los fotógrafos somos de otro planeta, sólo nosotros somos capaces de hacernos una última selfie en la antesala de la muerte.

El publicó esa foto suya desde el hospital aquel 22 de marzo, poco después de pasar casi dos meses en Florida, cubriendo los entrenamientos de primavera de los equipos asignados. Imposible saber dónde se contagió. Luego de los primero síntomas, lo pusieron en un respirador y peleó por su vida durante dos semanas hasta perder la batalla.

Casos como estos, deben hacernos reflexionar sobre la gravedad de esta pandemia, y sin dudarlo, tomar todas las precauciones necesarias. Nadie debe confiarse, este virus es mortal y llegó para quedarse, a esta alturas México ya está cruzando sus primeras mil personas fallecidas por covid-19. No hay salida, la primer linea de batalla es quedarse en casa, todos los que puedan. Ya después vemos qué pasa con la economía o el resto de los problemas que nos esperan a la salida de esta pandemia. Lo primero es preservar la vida.

Una de sus imágenes más legendarias fue la que le hizo a Mariano Rivera, lanzador de los Yankees, desde atrás, saliendo del bullpen y entrando en el Yankee Stadium, se convirtió sin duda en su foto más popular, "capturó las imágenes que pintaban el retrato de los deportes de Nueva York", sin embargo, Causi ya no podrá hacer más fotos ni podrá ver crecer o sonreír a sus hijos.

"Era un neoyorquino", dijo Jason Zillo, vicepresidente de comunicaciones y relaciones públicas de los Yankees. "Anthony era un fotógrafo y humano increíble", dijeron los Red Bulls en un comunicado. "El béisbol de Nueva York no sería lo mismo sin él en el hoyo de fotos", tuiteó el ex jardinero de los Yankees y los Mets, Curtis Granderson.

Anthony Causi murió el pasado domingo 12 de abril por coronavirus en el Hospital de la Universidad de North Shore. Tenía 48 años. Vivía en Oyster Bay, y le sobreviven su esposa, Romina, sus hijos John de 5 años, y Mia de 2; así como sus padres, Lucille y John Causi, además de sus hermanas Maria Marangelli y Dianna Marotto. En paz descanse.

#QuédateEnCasa