Opinión

Morena lucra políticamente con los muertos de la pandemia

Es fundamental hacer pruebas para la detección del virus. | Luis Mendoza*

  • 11/01/2022
  • Escuchar

Las 314 mil 79 defunciones y los más de 4 millones de casos confirmados en México por covid-19 son datos que no admiten ningún debate, que nos dejan claro el desastre y la catastrófica actuación de los gobiernos de Morena para cuidar a los mexicanos en la pandemia

Mientras los datos crecen y la incertidumbre permanece tenemos a un presidente presentándose en eventos públicos sin las más mínimas normas de seguridad ante los contagios por el virus pese a haber convivido con un caso positivo; el presidente nuevamente minimizó sus padecimientos diciendo que se trataba de una gripe, horas después confirmó que estaba contagiado por segunda vez de covid-19, habrá que preguntarle a dónde acudió a realizarse su prueba porque en la Ciudad de México es prácticamente un milagro conseguir una en cuestión de horas. 

En tanto, el subsecretario de prevención y promoción de la salud, Hugo López Gatell, el mismo que se pasea en las playas de México sin cubrebocas y sana distancia, el que dijo que covid-19 era una simple gripa y que el cubrebocas no servía para nada, ahora pide a la población no apresurarse y critica las acciones de quienes facilitan, más no lucran, al poner a disposición de las personas más lugares que a bajo costo y en menor tiempo les den certeza de si están enfermos o no y con ello recibir un tratamiento adecuado. López-Gatell sigue mintiendo. 

Mientras sus rémoras, como César Cravioto en lugar de reconocer las acciones de los gobiernos de las alcaldías Benito Juárez y Miguel Hidalgo en la CDMX al actuar oportunamente, como lo han venido haciendo desde el inicio de la pandemia y en cuanto asumieron el cargo, poniendo al alcance de las gente más opciones de detección del virus, ahora pretende engañar y miente cuando dice que se lucra con la salud de las personas, pues las alcaldías no están recibiendo ningún beneficio económico por ello y no lo harán. 

Es lamentable que Cravioto comparta gustoso imágenes de su irresponsabilidad al fotografiarse con decenas de personas sin la menor precaución de sana distancia y cubrebocas, días después sea confirmado como portador del virus y no informe a cuántas personas contagió. Pero él cree que se trata de un acto de fe no contagiar a nadie.

Para Cravioto es más importante tratar de agradar a su jefe que la salud de los ciudadanos. Qué triste trabajo de un arlequín al que su rey ni siquiera voltea a ver. Qué pena mentir para agradar, calumniar para ser aceptado y que le prenda un reflector de atención. 

Es innegable el aumento en la cantidad de contagios en lo que se llama la cuarta ola de la pandemia y hoy por hoy nadie puede garantizar que todos los nuevos contagiados son de la variante Ómicron, es decir que todos padecerán una ligera gripa y cuerpo cortado. 

Da vergüenza que el secretario de Salud, Jorge Alcocer, recomiende el ungüento Vaporub como paliativo contra el covid-19, lo mismo que la Secretaría de Salud del Gobierno de la CDMX quien siguiendo sus pasos pretende que todos los que padecen algún síntoma se consideren portadores del virus. No se nos olvide que la detección oportuna y certera del contagio es lo que ayuda a tratar adecuadamente a los enfermos y evitar la saturación del  sistema hospitalario. 

Tarde otra vez, el Gobierno de la Ciudad actúa, y con la reinstalación de algunos quioscos con pruebas gratuitas le da la razón a los alcaldes del PAN Santiago Taboada y Mauricio Tabe, de que es fundamental hacer pruebas para la detección del virus

Los alcaldes, sin recursos hicieron lo que les corresponde, actúan con responsabilidad de gobierno y a través de convenios con laboratorios privados con la única condición de ofertar pruebas a bajo costo y certificadas operen en el espacio público. Se han aplicado hasta este lunes en 4 días en 10 módulos entre ambas alcaldías más de 7 mil pruebas. Pero Cravioto afirma que algunos inconformes están molestos.

En medio de la cuarta ola de covid-19 Morena pretende seguir engañando a la gente con decálogos que más que recomendaciones de buena fe, son una burla para quienes han padecido la enfermedad y quienes han perdido a sus seres queridos. 

Encasillados en la necedad y la soberbia ignoran las voces de especialistas que alertan al mundo de la variante Ómicron y su alta capacidad de reproducción y contagio, que de acuerdo a sus estimaciones, podría infectar a la mitad de la población en las siguientes semanas. 

En esta contingencia todos debemos actuar con responsabilidad, mantener las medidas sanitarias, usar el cubrebocas, y si se detecta el contagio aislarse y atenderse debidamente.

*Diputado Federal Luis Mendoza

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.