Opinión

Morena, la fuerza de empuje en la Constituyente

El grupo de Morena logró triunfos que parecían imposibles.

  • 05/02/2017
  • Escuchar

Las diputadas y diputados de Morena a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México lograron influir decisivamente en el perfil final del primer texto constitucional de la capital del país. Contra toda adversidad, en una Asamblea cuya composición legítima fue adulterada por la imposición de un 40% de diputados designados por dedazo, el grupo de Morena logró triunfos que parecían imposibles.

 

Morena logró plasmar la prohibición de la privatización del agua. Defendió el espacio público. Incorporó los principales derechos sociales como la pensión de adultos mayores y la beca de discapacidad. Protegió la autonomía de la UACM. Logró el reconocimiento del derecho a la educación superior.

 

También, introdujo los valores relativos a la austeridad en los órganos públicos. Conquistó la no reelección del presidente del Tribunal Superior de Justicia. Metió la nulidad electoral por compra del voto, el principio del voto por voto y casilla por casilla, el reconocimiento a las formas de democracia directa y participativa. Respaldó la eliminación del fuero y la revocación de mandato. Fue el factor clave para la inclusión de los derechos de los Pueblos Originarios.

 

Morena defendió los derechos sociales, pero también impidió la creación de nuevas cargas fiscales para los pequeños propietarios privados de casa habitación.

 

Quedan, no obstante, muchos derechos inconclusos y otros pendientes que se tendrán que incorporar a partir del 2018. En el saldo final quedó fuera el voto a los 16 años, así como la evaluación docente con participación de maestros, alumnos y padres de familia. Se mutiló el derecho a una vida digna. Se quitó el reconocimiento a la resistencia frente al autoritarismo. Se cambió la renta básica por el mínimo vital. Se introdujo la limitada medición federal de la pobreza.

 

Se aceptó una reelección consecutiva de alcaldes y legisladores. No se redujo el número de legisladores locales. No se someterá la Constitución a referéndum.

 

Los pendientes son numerosos, pero lo alcanzado no es poco. El mandato ciudadano daba para lograr más, pero el muro de los 40 designados fue el factor de freno.

 

Es digno de reconocer que Morena y sus legisladores constituyentes fungieron como la fuerza de empuje desde dentro y desde fuera del Constituyente. Faltan avances que seguro se concretarán luego del 2018 cuando las condiciones permitan empujar nuevas reformas políticas y sociales para la Ciudad de México.

 

@martibatres

@OpinionLSR

 

> Lee más sobre el autor

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.