Opinión

Morena: empates sustos… y tribunal

La “elección caliente” en la era AMLO. | Roberto Rock L.

  • 27/05/2021
  • Escuchar

Una nueva ronda de encuestas electorales para los comicios que están ya a la vista dibuja escenarios complejos, que permiten anticipar resultados con diferencias muy estrechas. Ello atrae el riesgo de confrontaciones durante la jornada del domingo 6, o tras el cierre de casillas. Será inevitable que un número inusitado de elecciones locales, incluso de gobernador, resulten impugnadas antes los órganos electorales, lo que puede traer la anulación de casos muy relevantes.

El balance para el oficialismo, que encabeza Morena, no estará exento de sobresaltos, pero será difícil que algún partido o coalición se declaren con seriedad como los grandes triunfadores en esta cita con las urnas. El partido del presidente López Obrador no protagonizará un “tsunami” de votos en su favor como ocurrió en 2018, cuando conquistó la Presidencia. Sin embargo, puede esperarse que sus triunfos lo mantengan como la principal fuerza política.

Todos los actores involucrados que saben interpretar lo que la encuestas nos dicen para cada uno de los 300 distritos en los que está dividido el país, dan ya por descontado que la alianza partidista conducida por Morena ganará nuevamente la mayoría en la Cámara de Diputados federal, pero ya no podrá efectuar por sí misma modificaciones a la Constitución pues no tendrá las dos terceras partes de las curules que se requieren para ello. Se tratará sin duda de su derrota más dolorosa.

Ello obligará a la bancada del oficialismo a entrar en un nuevo ejercicio de correlación de fuerzas y negociaciones para alcanzar acuerdos en temas cruciales, en particular la definición del presupuesto federal.

Esta nueva pluralidad en San Lázaro tendrá un impacto en la relación de Palacio Nacional con los gobiernos estatales y con las cabezas de los partidos de oposición. La alianza “Va por México” deberá encarar el arduo desafío de mantenerse unida, si bien hay que suponer que no lo estará en todos los temas de la agenda legislativa.

Por lo que toca a los 15 estados que renovarán gubernaturas, debe llamarse la atención sobre el hecho de que en la mayor parte de ellos existe hoy, a escasos 11 días de los comicios, una singular incertidumbre ante múltiples virtuales empates técnicos, según las encuestas serias disponibles.

Morena parece tener garantizada una ventaja suficiente para encabezar los estados de Baja California, Nayarit, Colima y Guerrero. Se da por hecho, en contraste, su derrota en Nuevo León (que será para PRI o Movimiento Ciudadano), Querétaro (PAN) y San Luis Potosí (PAN y aliados o Verde-PT). En los otros 8 la moneda está aún en aire. Se trata de Sinaloa, Campeche, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Zacatecas, Tlaxcala y Michoacán.

El partido oficial gobierna en ya seis entidades, entre ellas algunas con notable peso electoral (Ciudad de México, Puebla y Veracruz, entre otras). Si se consuma su triunfo en los cuatro estados mencionados, y en cuatro más hasta ahora indecisos, puede arribar a 14, y podría completar los 16 que suponen la mitad del país. Sin duda, un enorme logro para un partido de notable nueva creación, pero lejos de las 18 o 20 gubernaturas que las cuentas alegres de algunos de sus dirigentes daban por hecho hace algunos meses.

La suerte de la disputa por San Lázaro y las gubernaturas cautivará la principal dosis de atención la noche del domingo y en los días subsiguientes. Pero para imaginar al país del día después de los comicios sería un error no colocar la lupa sobre lo que ocurra en grandes ciudades, como las capitales, o Congresos locales en entidades clave. Incluso habrá que valorar si algunos triunfos de Morena en estados variarán en el corto o mediano plazos el juego de balances en el Senado. ¿Cómo se comportarán actuales senadores del PAN, o del PRI, por ejemplo, si el gobernador del estado que representan es de Morena?

No mucho menos debería decirse sobre cómo cambiarán los colores partidistas tras los comicios por alcaldías tan importantes como las de la Ciudad de México y del Estado de México. El fenómeno de proyecciones con diferencias estrechas se replica en estos casos.

El diario Reforma ofreció ayer varias encuestas sobre municipios mexiquenses conurbados a la capital del país, entre los que destaca Naucalpan, sin duda una de las 10 comunas claves en el territorio nacional.

Si no ocurre alguna sorpresa de último momento, Patricia Durán Reveles, integrante de una familia panista de gran arraigo, pero que hace tres años “brincó” a Morena, será derrotada claramente en su intento de reelegirse, a manos de una ex correligionaria, Angélica Moya. Quizá la última pifia pública de la señora Durán habrá sido romper los protocolos sanitarios en plena pandemia para contraer matrimonio, en vistosa celebración, con su ex secretario de Seguridad Pública.

Este efecto de pronto desgaste alcanzaría otros municipios mexiquenses de relieve, lo mismo que algunas alcaldías de la capital del país, donde la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, encara esta suerte de referéndum de mitad de mandato bajo una coyuntura difícil.

Todo esto se halla ya a la vuelta de la esquina, en un proceso empañado por múltiples hechos de violencia en el país, con más de 30 candidatos y candidatas asesinados, y casi un centenar de personas muertas en hechos ligados con la tensión electoral. El “6J” será recordado en el futuro como la “elección caliente” en la era AMLO (rockroberto@gmail.com).

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.