Opinión

Morena: el espejo de la corrupción

A Morena no le gusta verse en ese espejo. | Jorge Ramos Pérez

  • 15/02/2021
  • Escuchar

A finales de diciembre, una nota en El Sol de La Laguna pasó desapercibida: mil 500 despensas con logos del gobierno de El Salvador fueron repartidas por Juan Carlos Cazares, aspirante a alcalde de Morena en el municipio de Tlahualilo, Durango.

Ubicado al noreste del estado, en los últimos años Tlahualilo se ha debatido entre la pobreza y la sequía. En el porfiriato había luchas por el agua. Hoy se mueren de sed las cabezas de ganado. En los últimos años la población tenía fuertes rezagos en educación, vivienda y alimentación, según el Coneval.

En 2016, Andrés Manuel López Obrador estuvo por ahí. Decía que el entonces gobernador Jorge Herrera Caldera los visitaría, si acaso, pero llegaría en helicóptero, no como él que llegaba a ras de tierra. Y le aplaudían.

En ese ambiente Juan Carlos Cazares también es presidente de un módulo de riego, una organización que administra agua de un sector. Tiene poder para manipular.

El Faro, un portal de noticias independiente de El Salvador se preguntó, durante más de un mes, por qué mil 500 despensas del gobierno de Nayib Bukele fueron regaladas por Cazares el 24 de diciembre, en las vísperas de Navidad. Lo presumió en Facebook, esa “bendita red social” que hoy quieren poner bajo controles.

Los periodistas salvadoreños preguntaron en su país y en México, pero no hubo respuestas.

En días recientes la Secretaría de la Función Pública ha difundido sanciones a algunos pececillos corruptos, del sexenio de Enrique Peña Nieto y otros de la Conade, pero sencillamente casos con escasa relevancia.

En la entrega del lunes pasado se documentaron en este espacio más de 20 casos de presunta corrupción, varios de ellos de personas del entorno cercano del presidente López Obrador, pero que al final del día terminan con una palmada en la espalda.

Se ha documentado cómo Bienestar pagó 593 millones de pesos de pensiones a beneficiarios inexistentes.

Las becas de Bienestar también, y según auditorías, están plagadas de anomalías como padrones irregulares y trabaja a ciegas en resultados.

Pagos injustificados a seis choferes y a 23 Directores Generales Adjuntos; tres mil 600 empleados quienes cobran por honorarios, así como la carencia de perfiles y de documentos que sustenten las Unidades Administrativas donde laboran más de 40 mil empleados, son algunas de las inconsistencias que ha detectado la Función Pública en la Secretaría del Bienestar.

Desde junio de 2019, Marcos Muedano reveló en La Silla Rota cómo Gabriel García, ex promotor del voto de López Obrador en Morena, había integrado un ejército de 16 mil personas (servidores de la nación, les llaman eufemísticamente), que curiosamente están adscritos a la Secretaría del Bienestar... pero dependen jerárquicamente de Gabriel García, quien opera desde Palacio Nacional y responde directamente a Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de que se exhiben las presuntas anomalías y, en algunos casos, franca corrupción, en la autodenominada 4T tienen otros datos e insisten en que están combatiendo cuerpo a cuerpo a este flagelo.

El Faro y muchos habrían de preguntarse cómo es que un aspirante a alcalde de Morena presuntamente reparte despensas del gobierno salvadoreño. El PAN local quiso alzar la voz, pero nadie le hizo caso.

A Morena no le gusta verse en ese espejo.

Punto y aparte. El INE nunca quiso cancelar las conferencias en Palacio Nacional del presidente López Obrador. Sólo planteó que el titular del Ejecutivo federal y todos los funcionarios, gobernadores y alcaldes, no se entrometieran en los asuntos electorales. Pero, lastimosamente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación asume una actitud de servilismo que en nada beneficia a la construcción de la democracia.

Punto final. La Ciudad de México está inundada de cocaína... en ese espejo tampoco les gusta verse.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.