Opinión

Misión de acompañamiento internacional del proceso electoral 2020-2021

La polarización política constituye un ingrediente de división, propicia la desinformación y la descalificación. | Fernando Díaz Naranjo

  • 21/03/2021
  • Escuchar

Cada vez que hay elecciones para la renovación de cargos públicos, es de esperarse que los focos de atención sean puestos sobre los diversos actores políticos que confluyen en el mismo en razón de que la población determina, en un sistema democrático con su voto, el ejercicio del poder público.

Todos y todas las participantes en un proceso electoral se convierten en vigilantes de los procesos que se consideran fundamentales en una elección que garantice, entre otros elementos, que habrá equidad en la contienda electoral.  Así surgió la observación electoral como un elemento de vigilancia, por parte de la ciudadanía y de diversas organizaciones para ser testigos del desarrollo de los procesos electorales.

En México, la observación electoral fue puesta en la legislación electoral en 1993 y desde entonces se ha constituido en un ingrediente fundamental para el adecuado desarrollo de las elecciones tanto para ciudadanos y ciudadanas del país como para diversos organismos internacionales.

Bajo este contexto, vale la pena resaltar un evento realizado hace unos días por el Instituto Nacional Electoral conocido por sus siglas como INE, en donde fue presentado el informe de la Misión de Acompañamiento Internacional del Proceso Electoral Federal y Locales Concurrentes México 2021.

De este informe destacan 5 ejes que deben ser focos de atención, no sólo por las autoridades electorales, sino por poderes públicos, partidos políticos, así como por todos los actores que concluyen en lo que será la elección más grande que se haya registrado en nuestro país.

Estos cinco ejes de atención son considerados por la Misión como prioritarios, destacando la pandemia del covid-19 y los efectos de la misma en el proceso electoral, para lo cual considera necesaria una efectiva coordinación entre las diversas autoridades electorales a efecto de que cuenten con diversas disposiciones en materia de salud que permita una adecuada organización y ejecución del proceso electivo.

El segundo aspecto a vigilar es el concerniente a la polarización política, pues éste constituye un ingrediente de división, propicia la desinformación, la descalificación, entre otros aspectos que sólo generan encono en la población y el mismo puede permear en la elección.

El tercer eje que refiere la Misión tiene que ver con las relaciones entre las diversas instituciones que confluyen en la organización y operación de una elección en donde serán renovados más de 20 cargos de elección popular y que, eventualmente, podrían participar alrededor de 93 millones de mexicanas y mexicanos.

En el cuarto eje se hace énfasis en los riesgos que puede significar la violencia en las elecciones, así como la influencia el crimen organizado que puede poner en jaque a nuestro sistema democrático e inclusive puede ser un ingrediente que inhiba la participación de la ciudadanía en elecciones.

Finalmente, en el quinto eje, la Misión puntualiza la atención que debe darse al combate de noticias falsas, por un lado y, por el otro, en la importancia de generar un voto informado que le permita a la población electoral contar con elementos suficientes para su toma de decisiones.

Este informe, basado en una serie de intercambios entre autoridades electorales como el INE, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, instituciones públicas, partidos políticos y representantes de la sociedad civil, no puede considerarse hasta que no se realice la elección de junio próximo, como final o concluyente, pero sí nos permite contar con elementos para que las autoridades electorales deban de tomar en cuenta.

No obstante, no sólo las autoridades electorales administrativas o jurisdiccionales son los únicos responsables, incumbe también a todos los actores políticos y a la ciudadanía que está involucrada en el mismo.

Estaremos atentos del informe final de la Misión de Acompañamiento Internacional del Proceso Electoral 2020-2021.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.