Opinión

Mirarse el ombligo

Razones sobran para desconectarnos un momento y dejar de vivir a través de lo que opinan los demás. | Pamela Cerdeira

  • 26/11/2018
  • Escuchar

“Ese periodista debe pensar que los mexicanos somos terribles”, me dijo Yanin tras comentar el caso del reportaje de Aitor Saez, del cual fueron extraídos algunos segundos en los que una mujer migrante se quejaba de la comida que había recibido. El periodista aseguró que las declaraciones fueron sacadas de contexto y utilizadas para avivar los ánimos en contra de los migrantes.

Algo similar sucede cuando navegamos en las redes sociales, fragmentos de realidad se unen para construirnos una idea del mundo equivocada; una idea binaria, la de un mundo polarizado sin matices de grises.

La buena noticia es que el mundo no es así

Cuando apagas la pantalla y levantas la vista, encontrarás familias que se reúnen, personas dispuestas a ayudar al otro sin cuestionar su preferencia sexual, política o creencia religiosa. Personas que prefieren tener amigos a tener la razón. Quien te sonría en la calle sin conocerte. El problema es que los medios de comunicación estamos cayendo en las trampas de internet. Influenciados por las largas horas que pasamos analizando las reacciones en línea, estamos llevando esa narrativa los periódicos y micrófonos, construyendo una realidad que no es la de todos.

Aunado al sesgo del oficio, tenemos el que nos genera la tecnología

Los contenidos que vemos son delimitados por algoritmos que buscan nuestra reacción, internet nos muestra lo que ya sabíamos o lo que nos hará reaccionar, nada más. Me pregunto, si siendo los algoritmos tan predecibles y las tendencias en las redes sociales tan fáciles de manejar, qué tan susceptibles somos de ser manipulados haciéndonos creer que el mundo es distinto al que en realidad estamos viviendo, al que está frente a nuestros ojos todos los días.

Razones sobran para desconectarnos un momento y dejar de vivir a través de lo que opinan los demás.

Razones para no ir a la consulta

@PamCerdeira | @OpinionLSR | @lasillarota