Opinión

Militarización a rango constitucional (II)

Semar sólo ha capacitado a 120 de sus elementos en el Sistema Penal Acusatorio Adversarial. Casi la mitad de esa capacitación la ha dado la PGR. | Adolfo Gómez Vives

  • 31/12/2018
  • Escuchar

A pesar de que organismos internacionales como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, ONU y organizaciones de la sociedad civil agrupadas en el colectivo #SeguridadSinGuerra han rechazado la conformación de una Guardia Nacional que actúe bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador reiteró el pasado 24 de diciembre que “se necesita la Guardia Nacional para garantizar la seguridad” por lo que instó a los legisladores a aprobar la reforma constitucional relativa al tema, ya que —según su percepción— los ciudadanos se encuentran “en estado de indefensión”.

Uno de los argumentos esgrimidos por el presidente de la República y por los legisladores de Morena es que los elementos del Ejército Mexicano y los de la Secretaría de Marina-Armada de México se encuentran lo suficientemente capacitados para hacer frente a la delincuencia organizada, mientras que los elementos de la Policía Federal no lo están.

Mediante solicitud de información número 0001300115218, se preguntó a la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) respecto al número de cursos impartidos a sus elementos en relación a derechos humanos y sistema penal acusatorio adversarial, en el periodo comprendido entre el 18 de junio de 2016 (fecha en que entró en funciones el nuevo sistema de justicia penal) y el 15 de noviembre de 2018).

La Semar reconoce que en dicho periodo se han capacitado a 24 mil 983 de sus elementos en los temas precitados. Sin embargo, sólo el 0.48 por ciento de esos elementos (120) han recibido algún tipo de capacitación en el nuevo sistema de justicia penal. Y de estos, 41 recibieron capacitación (Especialidad en Juicios Orales y Proceso Penal Acusatorio), por parte del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), que es un organismo descentralizado de la Procuraduría General de la República (PGR), con un costo de poco más de 765 mil pesos.

En el ámbito de la protección a los derechos humanos y otras especialidades, como perspectiva y equidad de género y uso legítimo de la fuerza, la PGR impartió de manera gratuita 15 cursos, mientras que la propia Semar impartió 6 a sus propios elementos, en temas como hostigamiento sexual, laboral y corrupción.

¿Malas mañas?

Y aunque AMLO ha dicho de quienes estudian en el extranjero, que allá van a aprender “malas mañas”, 43 elementos de la Semar han sido capacitados en el extranjero. Dos, por parte de la Universidad Americana en Washington, 38 por parte del Comando Norte en la Estación Naval de Newport y 3 por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos. En todos los casos se trata de cursos relativos a los derechos humanos, lo que desmiente los dichos del primer mandatario respecto de las consecuencias de estudiar en el extranjero.

Los datos presentados anteriormente permiten hacer algunas puntualizaciones:

La primera, que si bien la Semar ha hecho un esfuerzo importante por capacitar a sus elementos, un número importante de ellos ha recibido algún tipo de capacitación en el ámbito de los derechos humanos, pero sólo unos cuantos se han capacitado en el conocimiento del nuevo sistema de justicia penal acusatorio adversarial, lo que contradice la hipótesis de que sus elementos —en el estado en el que están— puedan formar parte de la Guardia Nacional, que requiere amplia preparación en dicho tema.

La segunda: la capacitación que los elementos de la Semar han recibido respecto del sistema penal acusatorio proviene, en gran medida, de la PGR vía el Inacipe, (34.2 por ciento de los elementos capacitados), ya que dicha instancia cuenta con el conocimiento y la experiencia para la capacitación que requieren, de manera urgente, los elementos de la Semar, por lo que no se concibe que se desacredite a dicha institución a priori, sin conocer sus verdaderas fortalezas y debilidades.

No queda claro cómo es que el “Centro de Capacitación Naval Operativa del Pacífico” adiestró en 12 días a 79 de sus elementos en el nuevo sistema penal. La complejidad del tema genera dudas respecto a si el tiempo dedicado a esta capacitación resulta suficiente.

Ya analizaremos la capacitación que han recibido los elementos del Ejército Mexicano y los de la Policía Federal en el ámbito del sistema de justicia penal acusatorio adversarial.

Retales

¿Recuerdan el caso del avión que fue videograbado mientras trasladaba millones de pesos desde el Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo de Tuxtla Gutiérrez Chiapas? Pues resulta que El Banco de México, cuestionado mediante solicitud de información número 6110000075818, informa que “no se efectuó operación de vuelo a Tuxtla Gutiérrez (TGZ) el 5 de diciembre de 2018”, lo que desmiente la versión difundida por el Coordinador General de Gabinete del gobierno de Chiapas, Enoc Hernández Cruz, en el sentido de que dicha operación de traslado de valores fue realizada por El Banco de México.

Militarización a rango constitucional (I)

@gomezvives  | @OpinionLSR | @lasillarota


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.