Opinión

#México5050

Los compromisos se centran en aprobar las reformas legales para que la igualdad sustantiva se materialice en la integración paritaria.

  • 14/10/2016
  • Escuchar

El lunes y martes de esta semana se realizó en el Instituto Nacional Electoral un evento de particular relevancia que reunió a personas provenientes de la academia, la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, autoridades electorales administrativas y jurisdiccionales locales y federales, poder ejecutivo federal, poder legislativo, partidos políticos y organismos internacionales.

 

El foro intitulado “Llamado a la acción para una democracia paritaria en México”, además de conmemorar el 63 aniversario del voto de las mujeres en México, tuvo como objetivo que cada una de las personas expositoras firmaran una serie de compromisos que se concretan en diversas acciones dentro de sus ámbitos competenciales no sólo para cumplir con el principio de paridad establecido en la Constitución, sino para conseguir el objetivo último y más trascendente: la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

 

Así, se realizaron diversas propuestas para materializar la paridad no sólo en los Congresos Locales y de la Unión sino a nivel municipal –en el que la participación de las mujeres ha llegado apenas al 13%-  y dentro del poder judicial y ejecutivo, que son los que más rezagos presentan respecto a la incorporación de un mayor número de mujeres a estos espacios de decisión pública, así como dentro de las estructuras partidistas y en el ámbito privado, factor determinante para alcanzar la igualdad sustantiva.

 

En materia política la paridad no se garantiza con el registro de candidaturas que respeten este principio sino que es necesario garantizar a las mujeres el ejercicio de los cargos para los que resultaron electas, o bien, en el caso de los cargos en los gabinetes dentro de los poderes ejecutivos locales o federales para los que fueron nombradas, que los ejerzan libres de violencia, con todas las prerrogativas inherentes al cargo que ocupen y en condiciones de igualdad.

 

La parte central del evento fue la clausura, en la que para lograr un #México5050 se firmaron 10 compromisos por el INE, TEPJF, ONUMujeres, FEPADE, INMUJERES, la Cámara de Diputados y el Senado de la República, con la finalidad de fortalecer y acelerar la ruta hacia la plena consecución de la democracia paritaria y la igualdad sustantiva en nuestro país.

 

Los 10 compromisos se centran en aprobar las reformas legales para que la igualdad sustantiva se materialice en la integración paritaria de cualquier poder y organismo público en los tres niveles de gobierno; la adopción de acciones afirmativas para la incorporación y permanencia de las mujeres en estos espacios; aumentar los recursos destinados a garantizar la igualdad de género dentro de la vida pública y privada, así como al interior de los partidos políticos y durante las campañas electorales y verificar que el poder judicial en nuestro país juzgue con perspectiva de género con miras a lograr la igualdad sustantiva.

 

Una deuda que tiene el poder legislativo federal con las mujeres en México es la aprobación de las iniciativas de violencia política contra las mujeres así como su tipificación. Este es un pendiente que no puede retrasarse más y que ha tenido y tiene implicaciones muy serias que ha dejado a varias mujeres que han ganado los cargos de elección por los que se postularon sin ejercer sus cargos por los actos de violencia a las que han sido sometidas.

 

El foro fue sin duda trascendente, pero más relevante aun fue la firma y compromiso que adquirieron las instituciones convocantes así la difusión, adhesión y cumplimiento que se logre de cada uno de estos compromisos para la igualdad sustantiva. Es un reconocimiento de la desigualdad en la que vivimos y un llamado a la acción para remover todos los obstáculos, lograr los cambios estructurales y culturales que son necesarios para convertirnos en un #México5050. 

 

@C_Humphrey_J

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

En México hay hoy temas que no pueden tocarse sin la expresa autorización de Vidulfo Rosales

La nueva Sala Superior

> Lee más sobre el autor

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.