Opinión

México puede hacer más con Canadá que con Estados Unidos

Visita del presidente Enrique Peña Nieto a Canadá y la Cumbre de Líderes de América del Norte.

  • 28/06/2016
  • Escuchar

La visita del Presidente Enrique Peña Nieto a Canadá se enmarca en una gira que tiene dos propósitos. El primero es la visita de Estado del Presidente mexicano a Canadá, que hace tiempo no se hacía, y el segundo, la reunión de los tres Presidentes que conforman la región de Norteamérica, conocida como la reunión trilateral de los líderes de América del Norte o de los tres amigos.

 

La relación de México con Canadá se fortaleció en 1994. En especial con Quebec, lugar de donde nos visitan 350 mil turistas al año. Y con quien se ha establecido una relación comercial, la cual ha crecido siete veces; pese a la imposición –que ya fue eliminada- de visa que hizo el Primer Ministro Harper. Además, existe una relación académica, cultural y tecnológica con esta provincia.

 

Resulta relevante que la gira del Presidente Enrique Peña Nieto inició en esta provincia, Quebec, donde fue recibido por el gobernador general de Canadá, Mr. David Johnston. En el encuentro, el mandatario mexicano enfatizó la importancia de la integración económica, mejora competitiva y la cooperación para la seguridad.

 

De donde se desprendieron diversos temas que siempre han estado en la agenda da ambos países como el acuerdo de trabajadores temporales, la relación de los pueblos originarios; las cuestiones de género, innovación y emprendimiento. Sin embargo, dos asuntos que sobresalieron fueron: la amenaza del cambio climático y los derechos humanos. Este último tema es de vital importancia para la sociedad civil canadiense que se ha distinguido por estar al pendiente y activa en la materia. Por lo que México debe tener especial cuidado, sino se verá limitado en sus posibles inversiones de grupos económicos canadienses.

 

Además, de los temas de agenda, el encuentro tuvo dos grandes logros:

 

 

1)    El anuncio de la eliminación de las visas a partir del 1 de diciembre de 2016. Que mejora lo movilidad de las personas en la región.

 

2)    Las inversiones y la cooperación en el sector energético.

 

a)    En términos de la cooperación la asistencia técnica en materia de regulación para homologar los estándares de México a nivel internacional. Acuerdos entre universidades mexicanas y canadienses, como la UNAM y la Universidad de Calgary y la Universidad de Alberta con el Instituto Mexicano de Petróleo para desarrollar talentos para el sector, con una inversión de 24 millones de dólares y becas para formar técnicos en materia energética.

 

b)    En materia de inversión para la extracción de petróleo en México. Una empresa canadiense es la primera empresa extranjera que en 80 años invierte en el sector. La construcción de gasoductos, por la empresa  TransCanadá para construir el ducto submarino del sur de Texas a Tuxpan y  la distribución y operación de electricidad, por empresas como HidroQuebec, son algunos de los acuerdos que se lograron.

 

 

Fue una reunión enmarcada por adjetivos como aliados, socios y amigos y cooperación son signos positivos de un nuevo entendimiento entre los dos países, que comparten un objetivo común: hacer de la región de América del Norte una región fuerte y unida, para generar prosperidad en el continente, como explicó el Primer Ministro Justin Trudeau.

 

La segunda parte de la visita se enmarcó en la reunión de los “tres amigos” de América del Norte. El Presidente Barack Obama de Estados Unidos, el Presidente Enrique Peña Nieto de México y el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, que estaba pendiente desde el 2015. Los cuatros temas importantes para la región fueron y son: medio ambiente y energía, competitividad, seguridad y defensa, temas regionales como movilidad de las personas y temas globales.

 

Esta región representa en términos económicos 40 mil millones de dólares. Por lo que el compromiso se centra en lograr la integración de América del Norte, en un contexto que parece aislacionista y que vuelve la Cumbre trilateral de América del Norte una oportunidad mandar un mensaje de la importancia de la cooperación regional.

 

Algunas de las propuestas fueron: la creación un mercado laboral trilateral que ayude a generar prosperidad en la región y que mejore las condiciones migratorias entre los tres países.

 

Otro acuerdo fue la construcción de una agenda común en el tema de Cambio Climático que puedan presentar en los foros multilaterales, la cooperación para una mayor eficiencia energética de la región, la  homologación de las fronteras inteligentes y de infraestructura fronteriza y la cooperación para mejorar las capacidades institucionales y  el fortalecimiento de la región vecina de América del Norte,  Centroamérica.

 

El tema de la prosperidad vinculado a la seguridad es el gran tema pendiente en la región que se debe retomar desde que el Acuerdo para la Seguridad y Prosperidad de 2005 se estancó. El dilema es que el presidente Obama va de salida y si la o el próximo dirigente de Estados Unidos no sube a la agenda de prioridades la región, estaremos una vez más, ante la paralización del fortalecimiento de la comunidad de América del Norte, que ha demostrado ser un éxito en sectores como la competitividad de la región.

 

La región presenta varios retos que se pueden superar desde la bilateralidad. Cómo se ve con el caso de México y Canadá, hay muchos avances en términos de cooperación a nivel bilateral entre los tres países, ahora el reto es poder volverlos trilaterales.

 

En ese sentido México y Canadá pueden hacer mucho más que lo que puede hacer Estados Unidos que tiene compromisos internacionales más urgentes y primordiales. El balón de la región esta entre México y Canadá y pueden mostrar como las potencias medias regionales deben marcar la pauta en la integración regional.

 

*Por Mtra. María Pía Taracena Gout / Académica de la Universidad Iberoaméricana.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.