Opinión

¿México, en recesión?

La economía mexicana tiene encendidas luces color ámbar, lo que podría significar el preámbulo de una recesión. | Romina Román

  • 25/02/2020
  • Escuchar

La economía mexicana tiene encendidas luces color ámbar, lo que podría significar el preámbulo de una recesión. A pesar de que en 2019 se registró una contracción de 0.1%, los analistas aseguran que todavía no hay una crisis, debido a que 7 de los 20 sectores económicos presentan números rojos y la caída en el Producto Interno Bruto (PIB) no es significativa.

Nos adelantan que en dos o tres meses se podría echar a andar el Comité para el Fechado de Círculos Económicos a propuesta del INEGI, organismo autónomo que se encargaría de medir el inicio y fin de una recesión y se integraría por siete expertos, cuatro de los cuales serían académicos.

Por lo pronto, ya se consultó a siete especialistas quienes podrían integrar el Comité: Pablo Mejía, catedrático de la Universidad del Estado de México, Víctor Guerrero, quien ocupó la dirección de estadística del INEGI y en la actualidad es investigador del ITAM, Luis Foncerrada, analista y ex director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Ernesto Sepúlveda, Antonio Antón, profesor e investigador de CIDE, Juan Carlos Moreno, quien fue economista del Cepal, Gerardo Leyva, del INEGI y Jonathan Heath, analista y subgobernador del Banco de México, quien por cierto, por más de dos décadas se especializa en ciclos económicos.

Nos cuentan que a pesar de los embates y las iniciativas de algunos legisladores que buscan limitar la autonomía del Instituto Central o abren la posibilidad de tomar las reservas internacionales, eso en el corto, mediano y largo plazos es prácticamente imposible. “Cada inicio de legislatura siempre hay por lo menos dos o tres intentos por modificar la estructura del Banco Central, pero nunca prosperan”.

Incluso, aseguran que el gobierno mantiene una postura de respetar la disciplina fiscal, es decir, no aumentar el endeudamiento y la autonomía del Banxico, lo que incluye no tocar las reservas, que son las que respaldan el dinero en circulación. Esa es una recomendación de los organismos financieros como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, entre otros.

En consecuencia, las iniciativas que consideran utilizar las reservas para apuntalar el crecimiento económico no tienen el respaldo de la mayoría en el Congreso y en muchos casos, quienes las proponen tienen un escaso conocimiento de la economía y del funcionamiento del Instituto Central.

Hace unas semanas en el Senado, se planteó la posibilidad de que aplicar un modelo dual para el Banco de México, tal y como ocurre en Estados Unidos. Sin embargo, esa opción no sería viable en el país, ya que un doble mandato le quitaría efectividad al cumplimiento de la política monetaria.

Banxico, abierto al público

Ya que hablamos del Banco de México, el lobby del emblemático edificio que se ubica en la calle de 5 de mayo podría abrirse al público y convertirse en museo, luego de por décadas fue impenetrable para los mexicanos.

Nos cuentan que la seguridad del Instituto Central se redobló en la época de Agustín Carstens, quien como gobernador mandó blindar los vidrios de su oficina y su obsesión por la seguridad era tal, que convirtió al edificio en una estructura infranqueable.

No obstante, ahora hay la intención es que uno de las edificaciones más representativos de la Ciudad de México y que se construyó en 1905 -a la par del Palacio de Bellas Artes- pueda abrirse al público en muy poco tiempo.

Así las cosas…