Opinión

Mexicanos obsesionados con el deporte, según Nike

La marca de la palomita está presente por todos los rincones de las ciudades modernas, desde Shanghai hasta Buenos Aires.

  • 28/12/2015
  • Escuchar

La gente parece que se quiere arrebatar las prendas, los zapatos, los juguetes, los antes elegantes y ordenados aparadores parecen puesto de tianguis de ropa usada de paca y las filas para pagar dan flojera nomás de verlas. El dólar se vendía en 17.40 en algunos puntos de la ciudad de México, pero eso parecía no importarle a las familias que saturaban los centros comerciales y entregaban sus tarjetas de crédito como si fuera la última oportunidad de presumir todo eso que en la televisión, diarios, revistas y películas les decían que debían poseer para ser mejores, ser más queridos, ser vistos como conocedores o cualquier interpretación de la publicidad que se quedó memorizada en su corazón.

 

Recuerdo esto de la última semana porque cada vez encuentro más tiendas de Nike en las plazas y ciudades que visito, es más, en algunos capitales como la ciudad de México incluso recorres algunas zonas marginadas y las zapatillas deportivas parecen uniformar a los adolescentes. Las Jordan, aunque muchos ya ni siquiera saben quién era ese jugador, siguen siendo un objeto de culto entre las clases populares.

 

Otros jóvenes que se creen más sofisticados ven en un par de estos productos piezas de colección, mientras que los que quieren gritar que hacen ejercicio usan ésas zapatillas especiales para correr que vienen cargadas de colores o telas raras y que un corredor profesional tiraría a la basura a la primera oportunidad. Claro, no sólo por la marca lo intuyes, te das cuenta que son farsantes y sólo siguen lo que les dicta la mercadotecnia cuando notas a metros de distancia que son nuevas y no tienen rastro de mugre. La marca de la palomita está presente por todos los rincones de las ciudades modernas, desde Shanghai hasta Buenos Aires.  

 

Mientras los mexicanos se peleaban por estos zapatos deportivos en las pocas tiendas deportivas que tenemos en el país, la empresa anunciaba en Estados Unidos que vendió 7,700 millones de dólares entre septiembre y noviembre de este año, esto fue 4% más de lo que contabilizó en los mismos tres meses de 2014.

 

Mark Parker, presidente y CEO de Nike, adelantó que esperan vender 7,000 millones de dólares a través de internet en 2020. En los últimos meses comenzaron a vender a través de máquinas en Canadá, Suiza y Noruega.

 

“El siguiente trimestre (que comprende diciembre, enero y febrero), estamos planeando hacer lo mismo para las culturas obsesionadas con el deporte de México, Turquía y Chile”, dijo Parker ante analistas. “Cuando expandimos nuestra huella NIKE.com http://www.nike.com/, le damos a los consumidores acceso a lo mejor de Nike y eso deriva en gran energía para nuestro negocio. Nos hemos enfocado a invertir en digital y móvil en los últimos años y eso está dando resultados”.

 

Lo digital, recordó, les permite profundizar su relación con los clientes dándoles una respuesta a la medida a través de cada interacción. A través de NIKE+ han creado un ecosistema que da a los “atletas” acceso a su historia de ejercicio, programas de entrenamiento y su ropa favorita cada vez que se conectan.

 

“Iniciamos esta aventura hace 10 años con NIKE+ y hemos continuado evolucionando la experiencia digital para los consumidores a través de múltiples deportes en los mercados más importantes, tanto para mujeres como para hombres”, explicó el CEO. Recordó que 2016 les dará muchas oportunidades de enganchar más clientes, pues viene el Super Bowl 50, el NBA All Star Weekend, March Madness, COPA America, Euro 16 y, por supuesto, las Olimpiadas de Río.

 

Entretanto, me pongo a imaginar, si los mexicanos estamos obsesionados con el deporte, ¿entonces por qué somos de los países con mayor obesidad?

 

Tal vez solamente estamos obsesionados con esa fantasía que la mercadotecnia de las grandes marcas deportivas como Nike nos ofrecen, esos mensajes que sin decirlo directamente nos prometen tener un cuerpo de atleta con sólo comprar algo con la palomita, cuando en realidad tu panza también delata que ellos podrán engañarnos a nosotros, pero nosotros no podemos ocultar la verdad de nuestra condición física y cultural.

 

Y claro, estamos en la fecha en que ahora sí, prometemos bajar de peso, cuidarnos más y saturamos los gimnasios hasta febrero. ¿A poco no tienes pensado estrenar ese pants y tenis en enero? ¿Se te ven bien no?

 

Si quieres hacer algo por tu salud, deberías tener en cuenta que no necesitas tener unos zapatos de Nike para que crean que tienes condición, en realidad, delatan que eres principiante o sólo te interesa perfumarte, maquillarte y dejar que te vean en el club. Más que buscar ligar con tu combinación de ropa deportiva o con tus zapatos edición limitada: Just do it.