Opinión

¿Mejor o peor en 2020?

Si disminuyen los riesgos, la confianza en el presidente y la gobernabilidad se mantendrán sin mayores contratiempos. | José Antonio Sosa Plata

  • 28/11/2019
  • Escuchar

A unos días de terminar el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el balance está lleno de claroscuros. Era de esperarse, sobre todo por las enormes dificultades que genera el compromiso de realizar una profunda transformación en el país.

El presidente asumió los riesgos y, hasta ahora, mantiene “el control de las riendas” de la Administración Pública, a pesar de los momentos difíciles que han surgido durante su gestión. También mantiene números positivos en sus niveles de aprobación y popularidad.

Por si no lo leíste: Hubo 530 homicidios dolosos en la semana.

Aunque el primer mandatario consideró que en su primer año de gobierno no ha enfrentado “momentos graves”, lo cierto es que no puede minimizar lo acontecido. Primero, porque los hechos que mencionó ocasionaron la muerte de muchas personas. Segundo, porque algunas de las tragedias pudieron evitarse si se hubieran tomado las medidas preventivas correspondientes.

¿Qué pensarán las víctimas de la explosión de la toma de combustible clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, o de la “guerra” desatada por las organizaciones criminales en Culiacán, o de las mujeres y niños asesinados impunemente de la familia LeBarón?

¿Se puede restar importancia a la tragedia que día a día viven los migrantes en nuestras fronteras? ¿Acaso se pueden pasar a segundo término los feminicidios que se siguen cometiendo en prácticamente todo el país? ¿Quién se puede olvidar de los asesinatos de las y los periodistas que se empeñan en defender la libertad de expresión a la que tienen derecho?

La lista de situaciones críticas o momentos graves es extensa.

Por eso, la agenda pública nacional cierra el año con varios temas delicados. En una perspectiva amplia, destacan el estancamiento de la economía, la inseguridad y la violencia que no ceden y el enojo o deseperanza de algunos grupos que, poco a poco, van incrementando la magnitud, fuerza y violencia de la protesta social.

Entérate: ¿Recesión en México? El debate.

No se trata de una exageración. México se acerca a una peligrosa zona de riesgo. En el escenario que se perfila para el 2020, es posible que la comunicación cotidiana, y la retórica presidencial que la acompaña, no resulten suficientes para contener o mantener bajo control los problemas que se avecinan.

No olvidemos que la agenda internacional también podría tener algunos efectos adversos. Las elecciones presidenciales que habrá en Estados Unidos dentro de un año, por ejemplo, tal vez nos afectarán de manera importante. Por un lado, por los efectos que provocaría en la economía nacional el posible fracaso del TMEC. Por el otro, debido a las implicaciones que tendría para México si Donald Trump logra designar a los cárteles mexicanos como terroristas.

Te recomendamos: Mapa de Riesgo Político 2019. Las tensiones políticas aumentan. Fitch Solutions y Marsh & McLennan Companies.

Lo más probable es que en 2020 la ciudadanía cambie algunas de sus prioridades. De la actitud positiva que generan las expectativas, pasará a la exigencia por más y mejores resultados. Por eso, y para que el presidente López Obrador mantenga “el control de las riendas”, es necesario no escatimar tiempo ni recursos en la elaboración de análisis y mapas de riesgos económicos, políticos y sociales.

El análisis profesional y detallado puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso de la llamada Cuarta Transformación. No olvidemos que con buenos diagnósticos, se pueden elaborar, además, los protocolos de actuación y comunicación que aún le hacen falta al gobierno en sus tres niveles.

Lo puedes consultar: José Carlos Hernández. El análisis del riesgo político. Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI), Universidad de Granada, España, 11 Septiembre 2018.

Si disminuyen los riesgos, la confianza en el presidente y la gobernabilidad se mantendrán sin mayores contratiempos. La razón es tan clara como obvia: la mejor estrategia de comunicación sigue siendo la que está basada en hechos y resultados.

También puedes ver: Conferencia de Guadalupe Pérez Fuentes, "Calcular la incertidumbre política: Desafíos metodológicos". Congreso de Análisis de Inteligencia y Prospectiva, Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI) de la Universidad de Granada, 8 y 9 Abril 2019.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.